LOS SERES DE LA LAGUNA
¿Una fotografía única en Argentina?

   Por Luis Burgos


INTRODUCCION

Desde los legendarios KAPPAS, aquellos “seres de los cañaverales” que mencionan las escrituras orientales, hasta los numerosos sucesos de observaciones de entidades merodeando zonas lacustres argentinas, al parecer la constante sigue siendo la misma: EL AGUA. Basta recordar el  “sospechado” caso de Wilfredo Arévalo en Lago Argentino (Santa Cruz), acontecido en los albores de la ovnilogía (1950) o el extraño visitante de Villa Carlos Paz (Córdoba), en cercanías del lago San Roque (1968) o el famoso y polémico caso Balvidares (1973) en una laguna de General Pinto, provincia de Bs. As, o la impactante aparición del ser de alta talla ante los pescadores (1978) en el Dique La Florida (San Luis) o el contacto de Fermín Sayago (1980) en Santa Rosa (La Pampa), como así el encuentro de Oscar Flores (1986) en la laguna Don Tomás de la misma Santa Rosa, o la persecución humanoide sufrida por Modesto Colman (1992) en proximidades de la Laguna del Pescado en Victoria (Entre Ríos) como para empezar a comprender quizás que la realidad que muestra la casuística de éstas extrañas entidades asociadas al agua, supera cualquier tipo de especulación.



UN ANTECEDENTE CERCANO

A principios de 2008, cuando el país se aprestaba a recibir una colosal “oleada OVNI”, vaticinada con anterioridad por quien escribe a través de la Hipótesis Decimal, reuniendo mas de 550 denuncias en todo el año, cifra que excluye todo comentario, un miembro de la FAO vivió una singular experiencia en la laguna de Monte, ubicada a  140 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Buenos Aires. Conocida por la práctica de deportes náuticos y por su pesca, este espejo de agua reúne numerosa cantidad de turistas, especialmente en época estival. Hacia allí se trasladó Nelson Rocha Polanco, su hermana Rossana Rocha y una amiga en común, Nora. Una vez instalados, se dedicaron a preparar el equipo de pesca. Era la veraniega noche del 29 de Enero de 2008, aunque no había mucha gente acampando. Hacia las 23.30 horas, distinguen una curiosa luminosidad en el centro de la laguna, a manera de “flashes”.

Pero minutos más tarde, la sorpresa aumenta considerablemente al observar una especie de “silueta luminosa” suspendida sobre ése sector de la laguna, la que posteriormente desaparece. El hecho inusual fue comentario obligado de los tres durante el resto de la noche y el día siguiente. Aún así, Nelson Polanco habló con el cuidador del camping, pero no logró ubicar más testigos presenciales.
La noche siguiente, las sorpresas continuaron. Rossana se aleja unos metros a ubicar una línea de pesca entre los juncos, pero sus gritos alertaron a Nelson y Nora: Un cuerpo esférico luminoso y de color blanco, sin sonido y tamaño pequeño, se le abalanzó en vuelo a punto de hacerla entrar en un estado de gran nerviosismo. El propio Polanco alcanzó a divisar como el objeto se alejaba a baja altura bordeando la costa. Este suceso, sumado al de la noche anterior, no hizo mas que apresurar la salida del grupo de la laguna de Monte...



EL CASO DE IVAN

El señor Iván D (38), residente en la zona sur del Gran Buenos Aires, en el partido de Almirante Brown, posee su comercio en Capital Federal, al cual viaja diariamente. Un día de Mayo del presente año toma contacto con mi persona, poniendo a disposición un material inusual que tenía en su poder: LA SUPUESTA FOTO DE UN ET. Así las cosas, y tal nuestra costumbre, le ofrecemos realizar un análisis a través de nuestros expertos a fin de evaluar la misma y despejar las probables dudas. Por lo tanto, Patricio Barrancos se pone en contacto con el protagonista y recibe el material para su estudio. De acuerdo a su versión, el 14 de Marzo de 2010, fecha de celebración de la Semana Santa, Iván lo decide pasar junto a su familia en la laguna de Monte. Hacia allí se traslada  con su mujer, Vanina, sus 2 pequeños hijos de 2 y 8 años y el resto del grupo familiar. En total eran ocho miembros. Una vez instalados al lado del espejo de agua, se dispone a sacar varias fotografías con su cámara digital. Tal es así que entre las 14 y 16 horas de ésa tarde realiza varias tomas paisajísticas y familiares...

UNICA ANOMALIA

La única extrañeza que manifiesta Iván de aquella tarde es que en momento determinado, observa “un llamativo batido del agua", no muy distante de la costa, que se producía justo debajo de una gran nubosidad oscura que cubría esa porción de la laguna.
        



LA FOTO EN CUESTION

Una vez en su domicilio y revisando en su computadora el material de ése día, la toma efectuada a las 15.56 horas a su hijo de 8 años, que no entra en la foto porque el pequeño se le esconde rápidamente detrás de un árbol, lo deja perplejo: Una curiosa y enigmática SILUETA, que no es alguien con rasgos humanos, “aparece” en la costa de la laguna, a regular distancia del grupo familiar y a la izquierda de la imagen. De inmediato hace sus propias conclusiones arribando a la certeza de que ESO NO ES UNA PERSONA COMUN...
Del cúmulo de fotos de aquella tarde, esta sería la única que contiene ésa extraña figura, después de revisar todo el material.

ANALISIS PRELIMINARES

Por lo tanto, la investigación de la foto quedaba de ahora en más, en manos de los expertos. El primer estudio lo realiza Patricio Barrancos y el segundo Jorge Figueiras, ambos de la FAO (Fundación Argentina de Ovnilogía). La foto en cuestión resistió ambos análisis.
Veamos la conclusión de Figueiras al respecto: la foto es correcta; en las dos miniaturas se sigue viendo esa silueta y las miniaturas no se pueden fraguar. El primer análisis de Patricio Barrancos es perfecto y no se puede hacer más nada, todo el contorno está quemado por el resplandor.




Un fraude se puede hacer con “una silueta de cartón, madera o algo por el estilo, pero el problema es el resplandor. También se podría hacer con espejos reflejando el sol sobre la figura y sobre el último árbol. El problema es que ese efecto se puede lograr mínimo con tres espejos grandes (porque el árbol no se puede trucar y es real). Todo esto requiere una imaginación tremenda (digna de Steven Spielberg) y sumando elementos ideales. Además si alguien desarrolla una escena así, estaría en todos los canales y diarios del país, contando como se le apareció esto para argumentar la foto o para darle más credibilidad al caso...
Digo que se puede hacer, pero no creo que alguien tenga la imaginación, los elementos y las ganas de semejante trabajo, y si encontramos quien tenga una idea así, sería alguien con capacidad de hacerlo en una computadora, no se tomaría semejante trabajo. Y por computadora no está hecho. La imagen está limpita, no hay rastros de edición y además están las dos miniaturas en el código de la foto y estos son inviolables”.


 
 
 




LA MORFOLOGIA

De conformación antropomorfa y de aparente alta talla, de acuerdo al cálculo de la distancia que se aprecia en la imagen, la extraña entidad no asociada responde a la tipología de seres grises, de aspecto horrendo, cabeza triangular y con ojos prominentes. Una curiosa nubosidad rodea en este caso la parte superior de su cabeza o el mismo ser la está despidiendo. Es muy llamativa la ausencia visual del cuello, casi como despegado de su cabeza. En su mano izquierda daría la impresión que lleva algo sujeto al cuerpo, a la altura de la cintura y su vestimenta se completa con una especie de buzo enterizo que queda holgado a la altura de las rodillas. De acuerdo a la ubicación en el plano de la foto, el intruso estaría ya en la parte del agua o sobre ella y al momento de la toma estaría observando al propio testigo, o sea, a Iván.


 
 

 
LA CONTINUIDAD DEL CASO

La confiabilidad  que nos merece el testigo, mas el aporte de los expertos que dan AUTENTICIDAD al material fotográfico, lo convierten en un caso relevante dentro de la Ovnilogía Nacional. Una serie de situaciones personales vividas por Iván posteriores a la foto, comunes a muchos testigos que mantuvieron encuentros cercanos del tercer tipo, aunque en este caso se haya tratado de la captación fotográfica de una entidad desconocida, es lo que mantiene el suceso aún vigente y en estado investigativo de nuestra parte.

Solicitamos su colaboración.
Muchas gracias.