Domingo 25 de Julio de 2010.

El profesional, un conocido y respetado fotógrafo patagónico es invitado por un grupo místico de la zona a presenciar “el encuentro”. Muy objetivo, casi escéptico en éstas cuestiones de CONTACTOS, el hombre se limitó a registrar diferentes tomas del maravilloso paisaje que el lugar le ofrecía a sus ojos y a la cámara.





Llegada la tarde, un integrante del grupo anfitrión se le acerca y le pregunta si ya había capturado la nave que instantes atrás estuvo sobrevolando la zona (?). Sorprendido, el hombre le dijo que no había presenciado ni plasmado nada en su cámara hasta el momento.


 
 


El destinatario sólo esbozó una socarrona sonrisa y se alejó unos metros. Al anochecer, ya cuando el frío polar se había apoderado de todos, el profesional partió de regresó a su domicilio. Lo primero que hizo fue limitarse a observar foto por foto y... grande fue su sorpresa cuando en la toma de las 17.47 horas, minutos antes de aquella pregunta efectuada por uno de “los contactados”, detecta un objeto sólido, luminoso, de colores blanco, negro y rojo y de proporciones llamativas, según la distancia calculada, que se encuentra desplazándose por la región a regular altura.

 
 



“CREER O REVENTAR” dice el famoso dicho popular. CASUALIDAD diría un investigador. AVE, GLOBO o REFLEJO dictaminarían los aduladores de Ballester Olmos y su Proyecto Fotocat. Por tanto, la investigación zonal del enigmático lago Pellegrini continúa más fuerte que nunca...

Solicitamos su colaboración.
Muchas gracias.