PROFECIAS DE LOS INDIOS HOPI
 
 
Los indios hopis son uno de los pocos grupos aborígenes que mantienen su cultura hasta la actualidad. Sus costumbres y tradiciones se adentran en lo más profundo de la prehistoria, en un lejano territorio que los hopis llaman Kasskara, y que fue víctima de guerras y cataclismos que estuvieron a punto de exterminar a toda su raza.
De acuerdo con la tradición hopi, la historia de la humanidad está dividida en períodos que ellos denominan mundos, los cuales están separados entre sí por terribles catástrofes naturales, similar a las leyendas aztecas de los Cinco Soles. Los hopis nos dicen que el primer mundo sucumbió por el fuego, el segundo por el hielo y el tercero por el agua. Nuestro actual mundo, que es el cuarto, está tocando a su fin, y dará paso a un nuevo mundo en un futuro no muy lejano, similar al conocido como el Milenio de Paz en la Biblia. En total, la humanidad deberá recorrer siete periodos.
 
Los indios hopis afirman que sus antepasados fueron visitados por seres procedentes de otros mundos que se desplazaban en escudos voladores o pájaros tronantes y dominaban el arte de cortar y transportar enormes bloques de piedra, así como de construir túneles e instalaciones subterráneas. Estos salvadores eran los katchinas, que significa: sabios, ilustres y respetados. Los katchinas lograron poner a salvo a su pueblo de uno de estos cataclismos, y de ellos aprendieron a observar las estrellas, cortar raíces, aplicar leyes y una larga lista de actividades. Se multiplicaron como pueblo, y de ellos surgieron nuevos clanes y naciones que se extendieron por toda América. Los katchinas ayudaron a los elegidos a trasladarse a nuevas tierras. Este hecho marcó el fin del tercer mundo y el comienzo del cuarto. La población, de acuerdo con el recuerdo tradicional de los hopis, llegó a la nueva tierra por caminos diferentes: Los seleccionados para recorrerla, inspeccionarla y prepararla, fueron llevados allí por aire, a bordo de las naves de los katchinas. El gran resto de la población tuvo que salvar la enorme distancia a bordo de barcas.
 
Es preciso aclarar que, desde el primer mundo, los humanos estaban en contacto con los katchinas. Se trataba de seres visibles, de apariencia humana, que nunca fueron tomados por dioses sino solamente como seres con conocimientos y potencial superiores a los del ser humano. Eran capaces de trasladarse por el aire a grandes velocidades, y de aterrizar en cualquier lugar. Dado que se trataba de seres corpóreos, precisaban para estos desplazamientos unas naves voladoras que recibían diversos nombres.
 
Hoy en día los katchinas ya no están en la tierra. Un día los katchinas les dejaron, regresaron a las estrellas, a sus mundos y los pueblos olvidaron las enseñanzas de sus maestros. Los hopis, como fieles seguidores de las tradiciones de sus antedecesores, continúan esperando el regreso de sus maestros para cuando termine el mundo actual.

A la espera del ansiado regreso, los hopis han venido fabricando rigurosamente con el mismo diseño, generación tras generación, unas máscaras y muñecos que al igual que sus maestros llaman katchinas. Estos muñecos portan extrañas indumentarias y cascos, así como representaciones de animales con una fuerte connotación simbólica, esto es para resaltar el carácter individual de los verdaderos katchinas o maestros a quienes representan. También estos muñecos son la forma idónea de que los niños jueguen, no se asusten y reconozcan a los katchinas cuandos estos regresen de las estrellas nuevamente. Las primeras señales proféticas para que esto suceda ya se están cumpliendo.
 
 
DIFERENTES PROFECIAS DEL FIN DE LOS TIEMPOS DE LOS INDIOS HOPIS
Son las señales del fin de los tiempos, seis ya se han cumplido, la séptima se está cumpliendo faltando sólo las dos últimas y que culminará con la llegada de una estrella azul. Esa pudiera ser la misma que los antiguos sumerios llamaban como Nibiru, el Planeta X.
 
Estas son advertencias para la humanidad, más no lo es para todos, sino para aquellos que sí las van a entender. Se darán dos primeras signos, con ellos se puede evitar la ira divina, pero si no se hacen caso de ellos, los dos siguientes serán inevitables y la tierra, curándose así misma de quienes hicieron el mal, desencadenará la furia de la naturalea y los hombres morirán.
 
Es la historia de la creación y tiene su similar con la leyenda maya de los Cinco Soles. Vivimos en el cuarto y estamos próximos a la purificación y entrada al nuevo mundo, al quinto, al que también se le conoce como la Era de los Cielos Abiertos, es decir, viaje a otros mundos y comunicación con el Universo Viviente de Dios
 
Es una profecía detallada que fue hecha sobre una roca, es muy simbólica y anuncia el advenimiento y el fin de los tiempos.
 
Es el mensaje que dio el jefe Hopi Dan Evehema a la humanidad ante la ONU, en el año 1992.
 
La célebre respuesta que el jefe indio Seattle, de la tribu Suquamish, dio en 1854 al enviado del presidente de los Estados Unidos, Isaac Stevens. 
 
 
 
ji.jpg image by cienciacelestealfayomega