Noticias‎ > ‎

Pedaleando por la equidad de género

publicado a la‎(s)‎ 11 mar. 2018 18:44 por Bicicultura Urbana   [ actualizado el 12 mar. 2018 19:27 ]
Por Maria Daniela Castillo*
@mariadcastilloc 

Las mujeres no necesitamos nada más o menos que los hombres para montar bicicleta. Entonces, ¿por qué sólo unas pocas lo hacemos? 


Para montar bicicleta, cualquier persona solo debería necesitar… una bicicleta. ¿Qué tipo de bicicleta? No importa. ¿Casco? No; ¿pero si la obligan? Pues póngaselo. Si se despeina vuelve y se peina, no pasa nada. Ningún artículo o vestimenta deberían evitar que una mujer, o cualquier otra persona, monte bicicleta libremente. 

¿Se han dado cuenta de que en un gimnasio siempre hay más mujeres que hombres en clases de spinning? Tal vez es porque, generalmente, los que van al gimnasio van con el mismo propósito: hacer ejercicio, sudar, y sentirse bien consigo mismo. Pero afuera del gimnasio, en las ciudades grandes de Latinoamérica, las mujeres solo hacen parte de un 10-30% de los ciclo-usuarios, desde Ciudad de México, hasta Montevideo en Uruguay. Las mujeres en bicicleta son más juzgadas y observadas que los hombres. En vez de pensar “qué bueno que está montando bicicleta”, la gente piensa en voz alta un sinnúmero de barrabasadas “la lycra está muy fea, muy pegada, el color no me gusta, está gorda, solo quiere lucirse, etc”

¿Cuándo vamos a dejar de juzgar por las apariencias? Deberíamos preocuparnos mejor porque cada persona sea libre de hacer lo que quiera, libre de montar bicicleta cuando y para lo que quiera. Dejemos de ver lo superficial y concentrémonos mejor en lo que importa: en cómo nos sentimos por dentro. Montar bicicleta es vida, es salud física y mental. Démosle espacio a todos y todas las que quieran montar por igual. Sintámonos orgullosos de las mujeres que salen a pedalear y ayudémonos los unos a los otros. Dejémonos de tantos “piropos chistosos” o “comentarios inocentes” que no le aportan nada positivo a nadie. Después de todo, entre mejor bicicultura, mejor cultura ciudadana. Y, señores y señoras que van en los carros, ¿no quisieran que hubieran menos carros en la ciudad para que hubiera menos tráfico (no, no digo para que llegue más rápido a su destino, pero ese es cuento de otro día)? Apoyemos a los y las ciclistas, y hagamos de Bucaramanga un lugar más sano y seguro para todos y todas. 

Este mes, unámonos a la celebración del Día Internacional de la Mujer. Porque la brecha de género en el ciclismo urbano, en muchos deportes, y en otros ámbitos de la vida cotidiana SÍ existe. Así como nos sentimos orgullosos de nuestras campeonas olímpicas y mundiales, brindémosle la oportunidad a las mujeres de hoy y démosle un mejor ejemplo a las futuras generaciones. 

Otros artículos que pueden ser de su interés:

Ellas pedalean: ocho acciones para fomentar el uso de la bicicleta entre las mujeres de Latinoamérica

https://www.innovaspain.com/ellas-pedalean-ocho-acciones-fomentar-uso-la-bicicleta-las-mujeres-latinoamerica/ 


*Maria Daniela Castillo es una ciclo-usuaria de Bucaramanga que terminó su carrera de Ciencias Ambientales en la Universidad de Wisconsin-Madison en 2017. Ahora se encuentra haciendo investigación en la Universidad de Boston en temas de calidad de aire, salud pública y transporte sostenible. También está involucrada con iniciativas de oportunidades para mujeres y jóvenes en Costa Rica y América Latina.


Comments