Noticias‎ > ‎

La historia de un ciclo-carril inconcluso

publicado a la‎(s)‎ 7 mar. 2016 4:40 por Bicicultura Urbana   [ actualizado el 8 sept. 2017 5:33 ]

Ante los hechos ocurridos en la mañana del domingo 28 de febrero de 2016, cuando un grupo de ciudadanos fue coaccionado por dos agentes de la Policía Nacional para que desistieran en su empeño de demarcar un ciclo-carril de carácter simbólico y pedagógico que se adelantaba sobre la carrera 17 entre las calles 56 y 55, en el sector del barrio Ricaurte de Bucaramanga, violando así el derecho fundamental a la libertad de expresión y el derecho al uso y goce efectivo del espacio público en beneficio del interés colectivo, conforme a los artículos 20 y 82 de la Constitución Política de Colombia,

CICLARAMANGA SE PERMITE INFORMAR A LA OPINIÓN PÚBLICA:

1. Que la demarcación del mencionado ciclo-carril se estaba realizando bajo
lineamientos técnicos referentes a dimensiones, señalética y tipo de pintura, con el fin de adelantar una prueba piloto útil a las autoridades de tránsito para que a futuro hicieran los debidos ajustes y se realice su implementación.

2. Que la ciudadanía ya ha realizado este tipo de acción en diferentes sectores, sin ningún tipo de permiso o autorización previa, siendo el resultado bien recibido y aceptado por vecinos y comunidad ciclista, sin representar peligro alguno para los usuarios de este medio de transporte sino por el contrario brindándoles una zona segura respetada ampliamente por los automotores. A la fecha, no se han registrado accidentes relacionados directamente con la presencia de estos ciclo-carriles pedagógicos.

3. Que la acción adelantada buscaba: 1. Brindar conectividad a la recién inaugurada ciclorruta del barrio San Miguel. 2. Servir de corredor vial al grueso de ciclistas urbanos que se desplazan por la Diagonal 15 en sentido Sur-Norte. 3. Crear una zona de protección especial para el ciclista.

4. Que en mayo de 2014 el alcalde de entonces Luis Francisco Bohorquez prometió la construcción de una ciclorruta por la Cra. 17 y que a la fecha esta obra, por razones aún desconocidas por la opinión pública, no se ha concretado. Consideramos que si un gobernante promete algo a la ciudadanía su deber es cumplirlo a cabalidad. 

5. Que la vía objeto de intervención (Cra. 17 en sentido Sur-Norte) no presenta señales de tránsito que prohíban la circulación de bicicletas, además que, siendo una vía ancha con más de tres carriles para la circulación de automotores, se presta para la inclusión del transporte no motorizado.

6. Que al momento de realizar la acción represiva, los miembros de la Policía Nacional no mencionaron reglamento o ley alguna que fundamentara su actuación, contrario a ello, amenazaron con el uso de la fuerza en contra de la manifestación pacífica y constructiva de la comunidad. 

7. Que el movimiento de ciclistas urbanos está dispuesto a proponer y ejecutar soluciones en el corto plazo al tema de movilidad, aportando al cuidado del medio ambiente y la calidad de vida de sus conciudadanos.

Si desde la institucionalidad no se han abierto espacios ni se han ofrecido soluciones satisfactorias al gremio, exigimos que no se nos coaccione cuando trabajamos en la búsqueda de ellas. Así también, exigimos sean respetados nuestros derechos a la movilidad, la libre expresión y uso del espacio público.


Bucaramanga, Febrero 29 de 2016

Corporación Ciclaramanga
La bicicleta también nos mueve


Comments