Noticias‎ > ‎

¿Es el fin de los ciclopaseos?

publicado a la‎(s)‎ 7 mar. 2016 4:53 por Bicicultura Urbana   [ actualizado el 7 mar. 2016 5:08 ]
https://picasaweb.google.com/100612505345152850771/25CUD11Ago201302#5911426452532771778
Pasaron los dos primeros meses del 2016 y no se han reiniciado los Ciclopaseos Urbanos. La única acción que hizo la administración de Luis Francisco Bohorquez para promocionar el uso de la bicicleta de momento está “pinchada”. El pasado 28 de Febrero arrancó la recreovía, pero aún los Ciclopaseos no la tienen clara, la gente se pregunta qué pasó, ¿será acaso su fin? Sería una muy mala noticia para la ciudad. 

El hecho de que hoy día muchas más personas estén utilizando la bicicleta en la ciudad y que por esto Bucaramanga haya sido clasificada, de acuerdo a un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo del año 2013, como una de las ciudades en Lationamérica que más usan la bicicleta, habla de la importancia de este evento que ya hace parte de la rutina de la ciudad. 

Claro, es bueno hacer la diferenciación entre personas que a diario utilizan la bicicleta como medio de transporte (en 2015 era el 1% de la población) y personas que pedalean en los ciclopaseos, dos cosas completamente distintas. 

Y es que no son para nada despreciables las cifras que movieron los más de 79 Ciclopaseos Urbanos (entre nocturnos y diurnos) que se realizaron desde el 19 de Abril del 2012 y el 20 de Diciembre del 2015. Se tuvieron en total cerca de 63.200 participantes, cifra obtenida de multiplicar las 800 personas que en promedio estimamos participaron en cada uno de los recorridos urbanos. Nadie niega que en la historia de Bucaramanga hubo un antes y un después de los Ciclopaseos, eso hay que tenerlo en cuenta. 

Recordemos nuestra historia 

Los Ciclopaseos Urbanos fueron una iniciativa de Ciclaramanga para celebrar el día mundial de la bicicleta, el 19 de Abril del 2012. Ese primer Ciclopaseo Urbano además cerraba un ciclo de cine sobre bicicletas organizado por cine+arte konsciente y la Casa Cultural El Solar, iniciado en febrero de ese año. 

Tras la gran acogida que tuvo el evento tanto en redes sociales como en el "vos a vos", el Instituto de la Juventud, el Deporte y la Recreación nos invita a una reunión para manifestarnos su interés de vincularse a la actividad. Fue así como hicimos la debida gestión ante las autoridades competentes para obtener los permisos requeridos y mes a mes, cada último jueves, poner a rodar una actividad que con el tiempo se incrustaría en el corazón de los bumangueses. 

Desde ese momento, Inderbu asumió los costos de dichos permisos, excepto el de la primera póliza de responsabilidad ciudadana, y parte de la logística. Ciclaramanga además de la difusión y liderar el proceso también apoyaba la logística. Así fue como nació la alianza Ciclaramanga-Inderbu que hasta el último ciclopaseo se mantuvo. 

Ciclopaseos Urbanos: un bien de la ciudad 

En Julio de 2013, cuando se realizó el Ciclopaseo número 23, se le anunció a la ciudadanía que los Ciclopaseos Urbanos serían institucionalizados, lo que significaba que al quedar incluídos en el programa “Bucaramanga Activa” aprobado por el Concejo Municipal, el gobernante de turno tendría la obligación de realizarlos, garantizando así su continuidad, al igual que ocurre con la recreovía dominical. 

Lo cierto es que hoy, casi setenta días después de que el gobierno de ‘Lucho’ Bohorquez finalizó no se tiene certeza de si los Ciclopaseos Urbanos continúan o no. En un primer acercamiento con la nueva directora del Inderbu, Consuelo Rodríguez, se nos ha asegurado que es un propósito de la actual administración de la Lógica, Ética y Estética liderada por el ingeniero Rodolfo Hernández, “construir sobre lo construido” y darle continuidad a este programa. 

Desde luego, Ciclaramanga desea seguir sumando a la causa y espera que más temprano que tarde los Ciclopaseos Urbanos se reanuden, para seguir desarrollando el proyecto de una ciudad ciclo-incluyente y acercarnos más a esa “Barcelona sudamericana” tan soñada. 

Mientras tanto, la bicicleta sigue esperando su oportunidad desde la institucionalidad. 



Comments