Noticias‎ > ‎

El día que la lluvia no nos detuvo

publicado a la‎(s)‎ 6 may. 2013 17:13 por Bicicultura Urbana   [ actualizado el 6 may. 2013 17:36 ]
No es usual que a la gente le guste mojarse. Más aún: no es usual que a la gente le guste mojarse en bicicleta. Al menos sucede en Bucaramanga. 

Pero en la mañana del domingo 5 de mayo sucedió algo inusual: la lluvia vino a pedalear con Ciclaramanga en su ciclopaseo, algo que nunca antes había hecho...

Ni en Bogotá, casa de constantes chubascos y aguaceros, podrán creer lo que se vio esa mañana en las calles bumanguesas en esta ciclada única vivida, la décimo novena en la historia de esta ciudad, donde la lluvia, esa temida invitada, resultó ser una grata compañía. Y lejos de detenernos, dio impulso a nuestras bicicletas. ¡Gracias, lluvia, hoy aprendimos que los obstáculos solo existen en la mente! Ver todas las imágenes.

Comments