Cuidar la mente

 Cuidar la mente

Debemos de mantener el cerebro activo con ejercicios que nos permitan pensar para que no lleguemos a perder poco a poco nuestras facultades mentales, igual que a nuestro cuerpo, si no nos movemos y hacemos ejercicios, nuestro cuerpo se vuelve sedentario y cada vez perdemos más elasticidad.

A partir de cierta edad, si estamos  frente  a un televisor  muchas horas, nuestro cerebro empieza a tener problemas de memoria, así como las personas, si enfermamos y estamos en la cama una larga temporada nos cuesta volver a caminar, nos mareamos al salir  a la calle, vamos perdiendo poco a poco musculatura, debemos y tenemos que volver a enseñar a nuestro cuerpo a caminar, igual nos ocurre con nuestro cerebro, cuando dejamos de estudiar perdemos también la costumbre y cuando volvemos hacerlo de nuevo, nos cuesta de nuevo volver a empezar, ya que nuestro cerebro ha perdido su entrenamiento y hay que volver a acostumbrarlo de nuevo.

Una de tareas que nos podría servir para volver a ejercitarlo, sería hacer crucigramas, leer libros, resolver pasatiempos, competir en concursos, juegos de mesa, mantener debates, ect.. o sea,  mantenernos con  retos y estímulos, que hagan que nuestro cerebro siga trabajando, que no pierda la costumbre como debemos hacer también ejercicios con nuestras articulaciones.

Y si es posible con esfuerzo y constancia. Como que no debemos dormirnos en los laureles.

Los genios, no tienen un cerebro distinto al resto de los mortales, a una persona común  y corriente, está comprobado por la disección del de Einstein. Según los neurólogos, 10.000 horas es el tiempo que necesitamos aplicar en una misma actividad para alcanzar la maestría a través de la lectura, la creación artística o el juego, la que aumenta la llamada memoria automática, que es la que nos permite hacer las cosas sin pensarlas, nuestro cerebro ya está acostumbrado hacerlas por sí misma.

Pienso, aunque claro, quizás sea una tonteria, pero que, algunas personas que vivieron en otra década o más distinta a la de ahora, en aquella época, no usabámos la tecnología de las máquinas como las de ahora e incluso algunos nos negabamos a la nueva tecnología, aunque no teníamos más remedio que aprender las nuevas técnicas, renovarse o morir.

La velocidad que hoy en día tiene los niños en los dedos, lógicamente no era la de mi época, yo tenia 300 o 350 pulsaciones por minutos más o menos, ya ni lo recuerdo, era lo que exigian en clase, y hoy día, los chicos y chicas sin tener que pasar por la escuela, al llevarse tanto tiempo delante de los ordenadores, creo que lo superan y quizás también en la agilidad y en reflejos, aunque yo en reflejos también estoy bien, pero de jugar mucho a los pelotazos con los amigos,  la imaginación que nosotros teníamos, no es la de los de ahora, ya que nosotros nos dedicabámos a pensar con que podíamos entretenermos, no sé si para bien o  mal, pero siempre tenía algo que hacer, en que podíamos jugar, o qué  juegos podíamos inventar, o bien solos o en grupos, no nos aburriamos, hoy la mayoría de los niños están aburridos, si no están mirando la televisión o jugando con una maquinita. 

Nuestra generación inventó las máquinas para que ellos pudieran jugar hoy en día.  Menos mal que hay juegos de memoria, juegos de ejercicios de tenis, yoga, etc... que también son útiles, yo los utilizo, no quiero quedarme atrás.

Llevemósle al campo a los niños y mayores, enseñemósle a jugar, a subir a un árbol, a correr, a mirar las hormigas, a que trabajan en grupo y lo hagan con ilusión, no él solo y la máquina, incitemósle a mirar a nuestro alrededor y  que nos digan que ven, enseñemósle ver a  los demás, el respeto mutuo, a no caminar sólo, a tantas cosas y ellos a su vez  con esas caras de inocencia, ilusión, no dejan de sorprendernos con sus actos, respuestas y risas. Si seguimos jugando  mantendremos la imaginación y la ilusión por crearnos nuevos retos.

Vamos a un futuro de máquinas, y el hombre, que no deje de utilizar su cerebro a inventarlas y el que no lo utilice a usarlas y nuestro trabajo cada vez será  remplazado por ellas. Ese es el futuro, sedentario, frío, trabajo competitivo, estress, ...

Aunque tambien está el lado positivo, que siempre hay que buscarlo, con las videoconsolas hay videojuegos,  que no sólo sirven de entretenimiento, sino que nos sirven de rehabilitación de algunas enfermedades como el parkison, la esclerosis múltiple o la parálisis cerebral, simulando distintos deportes y otras atividades, mejorando la capacidad de coordinación, movimientos corporales y reflejos visuales, sin tener que desplazarnos, ahorrando tiempo, entreteniendonos sin obligación através del juego.

Según Wiliam Speed:

Deberíamos hacer ejercicio suave para llevar más sangre y oxígeno  a nuestro cerebro.

Tener buena alimentación con alimentos antioxidantes, frutas y verduras, legumbres, frutos secos y té verde puesto que neutraliza los radicales libres que envejencen nuestro cerebro.

A partir de los 30 empezamos a envejecer con un aprendizaje constante, con jercicios y nuevos retos permite la agilidad en nuestro cerebro.

El estress daña nuestro aprendizaje y la memoria en especial el crónico, por ello, debemos mantener la calma.

Dormir lo suficiente, mientras dormimos el cerebro se mantiene activo y sintetiza lo que hemos aprendido durante el día.

La risa nos ayuda a suavizar las preocupaciones y evitamos que nuestra imaginación se pare.

Aprovechar la experiencia para afrontar los problemas.

http://www.ivoox.com/terapia-sonidos-1de3-cerebro-sano-mente-poderosa-audios-mp3_rf_192221_1.html


Cuidarnos mientras dormimos

Una piel descansada e hidratada  es fundamental para levantarse con buena cara, para ello toma 2 litros de agua al día, utiliza las cremas desmaquillantes e hidratantes o anticeluliticas por la tarde/noche para que la piel la absorba antes de la una de la madrugada,  es cuando la regeneración de la dermis alcanza su punto máximo.

Hacer ejercicios físicos durante el día y nunca antes de acostarse.

No comer mucho durante la cena, ni acostarnos de seguida y por la tarde no tomar bebidas alcoholicas, así como café, té, ni bebidas de cola.

Antes de dormir tomar una ducha o baño caliente, tomar una tila o infusión relajante o en su lugar un  vaso de leche.

Antes de irnos a la cama intentar resolver los problemas que nos preocupan, así como, no hacer esfuerzos intelectuales.

El dormitorio debe estar a una temperatura agradable,  a oscuras y sin ruidos. (Utiliza tampones para los oidos y un antifaz para los ojos).

Evita comer en el dormitorio, así como estar con el ordenador, como escuchar la radio o la televisión.

Intenta hacer técnicas de relajación, estirar los músculos y relajarlos, así como, una respiración profunda antes de dormir.

Dormir al menos 8 horas continuadas en horarios regulares y horas fijas al costarse y al levantarse.

En caso de no poder dormir, no demos vueltas en la cama, levantate y vete a otra habitación en la que puedas escuchar música, o leer un libro,  en su caso ver una pelicula o alguna otra actividad que te relaje pero fuera del dormitorio.

http://www.ivoox.com/despertando-del-sueno-realidad-audios-mp3_rf_217074_1.html