Simulacros de examen

Varios de los  exámenes de admisión de la Universidad Nacional aplicados en semestres anteriores están disponibles: algunos porque se vendían en la misma universidad, algunos porque los ofrecían en los pre-unales y otros porque en algún tiempo el cuadernillo era entregado a los aspirantes al terminar el examen. Los más recientes están disponibles por medio  del simulador oficial (por partes mezcladas los de 2010-2011).

Estos exámenes hay que saberlos valorar: son herramientas que pueden servir para una preparación en la medida que el aspirante sepa usarlos. Algunos aspirantes se equivocan al  tomarlos por un truco con el que lograran  el cupo deseado, olvidando que son de libre acceso y diferentes a los exámenes futuros.

La primera parte de este documento se refiere a los exámenes recientes. La segunda parte  se refiere a los exámenes antiguos (2004 a 2009) que se encuentran en esta página. disponibles para ser descargados. 

Consejos para manejar el Simulacro oficial de Admisiones 

Hace seis meses la dirección Nacional de Admisiones de la Universidad Nacional de Colombia activó un simulador oficial de “la prueba de admisión”. Es una excelente herramienta si se le saca el jugo porque  como predictor de puntajes es bastante cuestionable (empezando que una cosa es estar sentado cómodo en la casa y otra en un salón rodeado de extraños).

* Tener lápiz, borrador y una hoja o mejor un cuaderno, para hacer las operaciones y guardar registro de las respuestas (anotar  la opción escogida es suficiente). Con ese registro en papel  puede revisar que hizo y como, de manera que puede reconocer fortalezas y debilidades.

*Es altamente aconsejable hacer cada simulacro de manera realista: no es realista hacer el simulacro con descansos e interrupciones. Lo mejor es desarrollar las secciones en el orden real del examen: primero Temática común (75 minutos) y Matemáticas (45 minutos), después el resto de secciones (30 minutos c/u).

*La aplicación pide registrarse con cédula  nombre y correo. Ese registro no tiene utilidad: NO van a rifar cupos por ese medio, el simulador no guarda sesiones, ni recuerda que preguntas se han respondido y cuáles no.

Características: lo bueno, lo malo y lo feo

Lo bueno es que el  simulacro está basado 4 exámenes antiguos (2010-1, 2010-2, 2011-1 2011-2) lo que permite a los aspirantes conocer pruebas recientes y desconocidas como las de 2011.

Lo malo es que las secciones (partes del examen)  aparecerán mezcladas al azar en cada sesión, puede suceder que se repita una o varias secciones que usted ya ha resuelto.

Lo feo es que siendo exámenes de hace años,  tienen una estructura de preguntas ligeramente diferente a la actual y en el proceso de creación del simulacro algunas preguntas fueron eliminadas. Esto hace que la simulación del tiempo no sea realista. Sería mejor simular un bloque de 120 minutos y otro de 90 minutos y que el usuario hiciera uso libre de esos tiempos.

Cualquier simulacro en línea sufre limitaciones inherentes a ese medio: mostrar un cuadernillo completo en pantalla es imposible  entonces se opto por mostrarlo pagina por pagina. Las páginas tampoco se muestran completas entonces hay que hacer scroll para ver todas las preguntas: por accidente uno puede saltarse preguntas. En el caso que una pregunta se refiera a información de páginas anteriores hay que usar las flechas de navegación con cierta maestría.

Resultados:

El gancho publicitario para usar el simulacro es la capacidad  de predecir el puntaje que un aspirante puede obtener, pero dadas las diferencias con el examen real, es una capacidad cuestionable.  El valor del simulacro esta en el uso que le dé el aspirante.

Idealmente  debería existir una publicación con las respuestas correctas y algún procedimientos para llegar a ellas.  A falta de esa publicación,  me tome el tiempo  de encontrar las respuestas correctas de la sección de matemáticas  que respondí (2011-1).

Con las respuestas procedí a realizar una evaluación de los aciertos y errores en el procedimiento y en las decisiones tomadas: cometí 6 errores en 19 preguntas, errores de diferentes calibres, desde los pinochazos mal escogidos hasta errores de procedimiento muy básicos; me di cuenta que no hago buenos gráficos y que dediqué mucho tiempo a una pregunta que quedo mal respondida.

Ese ejercicio de comparación debería ser lo más importante de todo el simulacro porque permite crear una estrategia para enfrentarse al examen y para resolver cada tipo de preguntas.

La forma como se califica el simulacro es bastante simple: un esquema en el que se suman aciertos por cada componente, el puntaje esta asignado por una tabla en la cual a más aciertos mas puntaje se da por cada nueva respuesta correcta. El puntaje total es una suma de cada uno de los cinco componentes.

Simulador Oficial del Examen de Admisión

Consejos para manejar los ejemplos de exámenes antiguos 

Primer paso: realice su propio simulacro, dedíquese a resolverlo en una sola sesión imponiéndose un tiempo límite para ello. Busque un momento y lugar donde  pueda sentarse 3,5 horas (210 minutos)  con un lápiz, un borrador, una hoja en blanco para registrar las respuestas y realizar las operaciones matemáticas y una hoja de respuestas (da clic para obtenerla). Este ejercicio hágalo con el propósito de evaluar sus reacciones y la forma con la que desarrolla la prueba, obteniendo una primera impresión de la misma: eso significa que no debería haber leído previamente el examen. Puede hacerlo frente al computador pero evite usar calculadora, buscar en internet o hacer uso de otras herramientas de ayuda que no podrá utilizar en  el examen real, apóyese únicamente con algún reloj (preferiblemente un cronometro ascendente) que le indique el tiempo transcurrido, le aseguramos que aunque 210 minutos parecen mucho tiempo, no le alcanzaran para resolver los exámenes con demasiada holgura. Le sugerimos seguir algunos consejos de esta sección.  Recuerde que en el examen real nadie tiene el privilegio de usar mas del tiempo estipulado, haga todo lo posible por resolver el examen completo, de forma que simule la presión bajo la que se encontrara en el examen real.

Segundo paso: Terminado el simulacro  haga un análisis de la forma como repartió el tiempo: recuerde las preguntas en las que dedico mucho tiempo y las que pudo responder rápidamente, marque cada una y revise sus respuestas ¿fueron acertadas sus respuestas? Haga un conteo de las preguntas que no alcanzo a responder con suficiente tiempo o que simplemente no leyó ¿fueron muchas, son del mismo componente (probablemente análisis de imagen)? De acuerdo a los análisis que hemos hecho acerca de la estructura del examen, es probable que el componente de los desempates sea el de Análisis de Imagen.

Tercero paso: Resuelva el examen con calma, intentando recordar la interpretación que le dio al planteamiento de la pregunta y sus respectivas opciones de respuesta ¿les da la misma interpretación  ahora? Compare con las respuestas No oficiales o con las oficiales según sea el caso, de no existir apóyese además en libros o Internet para encontrar las respuestas correctas. 

Cuarto paso: Intente explicar el fallo en cada pregunta que no tenga correcta: ¿sencillamente no tenía idea de ese tema? Haga una anotación acerca de la temática tratada y busque información dentro del mismo examen, si la encuentra recuerde que el examen evalúa diversos habilidades como es encontrar y relacionar información dentro de un contexto. En el caso de que la información no esté en el examen, búsquela en otros medios como libros o Internet. ¿No entendió la pregunta porque omitió parte del texto? Recuerde que una lectura cuidadosa del planteamiento es parte integral del proceso de resolver las preguntas. 

Recomendamos de manera enfática que evite autoevaluarse de manera cuantitativa haciendo una calificación de aciertos sobre el total de las preguntas: la calificación del  examen de admisión NO funciona de esa manera desde hace varios años.  Obtener un “puntaje” de esa forma es errado y puede crear falsas impresiones sobre su capacidad real de resolver este tipo de pruebas en las condiciones que se dan en el examen real, recuerde que todo este ejercicio debe hacer parte de un proceso de mejora de sus habilidades no de una evaluación como tal, esa parte corresponde a la prueba de admisión.