Polvorones de almendras con aceite de oliva (veganos)

Ingredientes para 16 polvorones: 

- 150 gr almendras crudas

- 245 gr harina de trigo floja

- 130 gr aceite de oliva virgen extra (arbequina)

- 130 gr azúcar glacé + extra para espolvorear

- 1/2 cdita canela molida

- Ralladura de 1 limón grande

- Un puñado de ajónjoli o sésamo



Preparación: 


1) En primer lugar, ponemos a calentar el horno a 165 ºC para tostar las almendras. Colocamos una hoja de papel vegetal sobre una bandeja de horno y ponemos las almendras crudas encima para tostarlas en el horno durante 6-8 minutos, hasta que cojan un ligero tono dorado. Dejamos enfriar las almendras y las trituramos hasta que queden molidas, si queda algún tropezón mejor. Reservamos.


2) Por otro lado, para tostar la harina la ponemos sobre una bandeja con papel vegetal y horneamos durante 12-15 minutos a 165ºC hasta que se tueste y coja un tono marroncito claro. Dejamos enfriar, tamizamos y reservamos.


3) En un bol grande echamos la harina tostada tamizada, el azúcar glacé tamizado y las almendras tostadas molidas. Echamos la canela y la ralladura de limón, mezclamos y hacemos un hueco en el centro para echar el aceite. Mezclamos todo a mano hasta que quede integrado. Hacemos una bola y refrigeramos mínimo durante 2-3 horas (en mi caso dejé reposar la masa durante una noche).


4) Para formar los polvorones, estiramos la masa sobre una hoja de papel vegetal dejando un grosor de 2 cm de alto. Con un cortapastas ovalado o redondo cortamos los polvorones que iremos colocando en un par de bandejas de horno con papel vegetal, dejando espacio entre ellos. Ponemos un poquito de sésamo sobre los polvorones e introducimos las bandejas en la nevera durante unos minutos. Precalentamos el horno solo con el grill a 200ºC. Horneamos cada bandeja de polvorones durante 16 minutos a 200ºC solamente con el grill (esto dependerá de cada horno, hay que tener mucho cuidado para que no se quemen).


5) Dejamos enfriar sobre una rejilla y podemos espolvorearlos con azúcar glacé. Una vez fríos envolvemos en papel seda para conservarlos mejor (que podéis comprar en tiendas de repostería), si no en un recipiente hermético a temperatura ambiente os aguantan de 3 a 4 semanas.


Receta por Laura Mateos - www.chocoreto.es