Historia de "La Fraternidad"

Del libro (Proemio) LA FRATERNIDAD Hija del "Histórico" - Heredera de Urquiza  - Antonio Sagarna  -  Buenos Aires 1944
   





 De la Sociedad Popular Educacionista "La Fraternidad, de Concepción del Uruguay, "única en su género en la América del Sud", "sueño de niños y realidad de gigantes", como sentenciara, con sabiduría y justicia, uno de sus "fundadores", primer Presidente y leal amigo durante toda su vida, el destacado educacionista José B. Zubiaur; de esa feliz creación del espíritu estudiantil, generoso y solidario, incubado y cultivado en el Colegio del Uruguay, puedo afirmar lo mismo que dije de ese glorioso instituto en el libro que, por sugestión del Distinguido Director del Instituto de Didáctica de la Facultad de Filosofía y Letras de Buenos Aires, Dr. Juan A. Casani se publicó el año ppdo.:
   
     "Se han escrito folletos, números conmemorativos, páginas históricas, memorias, evocaciones,  discursos y conferencias sobre el renombrado instituto -y el autor de esta monografía participó, en diversas oportunidades, en esa labor recordatoria y justiciera- pero la verdad es que nunca nadie asumió la responsabilidad de un estudio total, histórico y crítico, del mismo, para su más fundada y serena estimación, en base a un valioso acervo documental existente en los archivos, en los periódicos y en una bien contraloreada tradición".

    Parte de esa contribución personal, finalmente amorosa y agradecida, patrióticamente devota y justiciera, está expuesta en el libro "Urquiza - el Histórico - La Fraternidad", editado por Gleizer en 1938 y útimamente, durante las fiestas del 93° aniversario del Colegio (Año 1942) reedité noticias, cobceptos y sentimientos sobre el particular; y he leído interesantes trabajos concordantes, entre los cuales, dos particularmente valiosos  de los "Fundadores" Dr. Carlos Warren y Dr. José B. Zubiaur, que me proporcionó el distinguido ex- alumno y particular amigo, Dr. Benigno T Martinez (h), digno hijo del insuperado historiador de Entre Ríos del mismo nombre.

    Pero falta, repito, el estudio completo sobre los antecedentes, primeros años de funcionamiento difícil y abnegado, consolidación de la obra y progreso hasta épocas relativamente próximas; así como el enunciado -siquiera- de  los problemas que a la "Casa de Internos" plantean la experiencia mundial y argentina del internado y la educación secundaria. ¿Podrán los directores y amigos de "La Fraternidad" afirmar de la creación del 77, lo que los hijos espirituales de Iñigo de Loyola de la "Compañía de Jesús" - "aut sunt ut, aut sint"?

    No lo creo, bastantes modificaciones -no todas felices- se han introducido en la vida externa e interna; el sólido y fecundo orígen y basamento popular y filantrópico ha cedido al auxilio oficial y al régimen del pensionado, con derivaciones y consecuencias peligrosas, y el régimen interior, cuya severidad, heredada del Colegio en la época gloriosa de la "Década Larroque", dió tono y carácter a los "Fraternales", ha ido sufriendo flexibilidad, tolerancia y transacciones quizá impuestas por las nuevas costumbres y por la gravitación sensible de los "pensionistas", ya señalada en el Colegio por el Rector Dr. Clodomiro Quiroga en su memoria al Ministro Leguizamón en 1876, que volveré a examinar oportunamente.

    Pero lo que no se puede dudar es de la eficacia y perdurabilidad de "La Fraternidad" ; y si las instituciones educacionales inglesas, secularmente inconmovibles, están sufriendo la benéfica influencia democrática y renovadora de los nuevos tiempos -como lo advierten Luzuriaga y María de Maeztu- es indudable que una institución argentina de tan claros y nobles orígenes populares, como la que estudio, se adaptará, superándose, a las exigencias de esos nuevos tiempos; su tradición es un compromiso de honor y un acicate; para los que fuimos sus hijos espirituales será siempre un espejo, una deuda, una esperanza.



Subpáginas (1): Imágenes
Comments