Introducción

La matemática viene de la mano con la cultura. 

Durante siglos fue desarrollada con motivaciones prácticas, religiosas, filosóficas, y científicas. 

Pero poco a poco se fue desligando de cada una de ellas, pasando de ser el estudio cuantitativo de la naturaleza y lo que nos rodea, hasta lo que es actualmente: el estudio de las relaciones y de las propiedades de las abstracciones de número y figura geométrica. 

Dicho quiebre ocurrió en el siglo XIX, y las motivaciones de los matemáticos previos a éste (en ese entonces científicos en un sentido más amplio) eran muy distintas a las de los matemáticos actuales: los primeros querían entender la naturaleza con el lenguaje matemático, los segundos, ver el alcance y la belleza de sus teorías abstractas, la mayoría de las veces solo dentro de la misma matemática.

Aquella abstracción ha tenido frutos enormes dentro y fuera de la matemática (algo bastante misterioso, si lo pensamos un segundo...), pero tiene un tremendo lado negativo: es muy complicada de digerir. Aquel que desee comprender aquellas abstracciones se topa con una muralla de tecnicismos e ideas aparentemente anti-naturales. Es muy difícil visualizar y entender profundamente cada concepto, y tanto los libros como la enseñanza ortodoxa de la matemática pura obliga al estudiante a estudiar al revés: primero estudia la abstracción y la interioriza con ejemplos concretos posteriores.

Uno de los objetivos del Foro es precisamente dar vuelta el asunto: investigar, para luego discutir entre todos los participantes, el origen de aquellos conceptos con los que nos hemos topado. Sean a nivel elemental, o más avanzados, no importa. Debemos entender de dónde vienen, sus motivaciones originales, el contexto en el que fueron desarrollados, y cómo afectan estos a la matemática y a sus vecinos. En resumen, todo lo que nos ayude a asimilarlos como algo casi evidente, como la consecuencia natural de un razonamiento comprensible para cada uno de nosotros.

Pero hay algo muy interesante en esta búsqueda: las motivaciones de los conceptos matemáticos suelen ser no-matemáticas (en su sentido actual). Por lo tanto, el trabajo de entender un concepto en todas sus dimensiones requiere la suficiente apertura de mente como para intentar entender cosas "ajenas" a la matemática, como lo es la física, la química, la religión, la filosofía, la historia universal. Todas estas cosas tendremos que estudiar para poder lograr el objetivo final del foro: entender la matemática como un proceso gradual, conectado con muchas otras áreas de la cultura, que al estudiarlas, nos permiten ser personas más completas, y ojalá, en el futuro, en personas más sabias.