neuro anatomía central

DIVISIONES DEL SISTEMA NERVIOSO (véase http://www.anatomiahumana.ucv.cl/efi/modulo21.html)

El sistema nervioso humano es el sistema más complejo conocido por el hombre. Se encuentra formado por billones de unidades que interactúan entre sí de tal manera que definen la conducta y la manera de un ser vivo de reaccionar frente a los distintos estímulos del medio interno o externo. El conocimiento actual del sistema nervioso, aún rudimentario, es fruto de siglos de experimentación, estudios anatómicos y observación clínica.

Para el estudio de este sistema resulta necesario la aplicación de distintos enfoques: molecular, anatómico, fisiológico e incluso aplicar observaciones clínicas y de psicología experimental. De la misma manera resulta necesario el estudio parcial (por parte) de este sistema, pese a que esto conduce a un conocimiento parcial del mismo. En último término se trata de una red muy estructurada, integrada y coherente que constituye una unidad funcional más que un complejo ensamblaje de distintas partes.

Las dos divisiones principales del sistema nervioso son: El Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Periférico (SNP). El SNC está formado por el encéfalo y la médula espinal. En el se integra y relaciona la información sensitiva aferente, se generan los pensamientos y emociones y se forma y almacena la memoria. La mayoría de los impulsos nerviosos que estimulan la contracción muscular y las secreciones glandulares se originan en el SNC. El SNC está conectado con los receptores sensitivos, los músculos y las glándulas de las zonas periféricas del organismo a través del SNP. Este último está formado por los nervios craneales, que nacen en el encéfalo y los nervios raquídeos, que nacen en la médula espinal. Una parte de estos nervios lleva impulsos nerviosos hasta el SNC, mientras que otras partes transportan los impulsos que salen del SNC.

El componente aferente del SNP consisten en células nerviosas llamadas neuronas sensitivas o aferentes (ad = hacia; ferre = llevar). Conducen los impulsos nerviosos desde los receptores sensitivos de varias partes del organismo hasta el SNC y acaban en el interior de éste. El componente eferente consisten en células nerviosas llamadas neuronas motoras o eferentes ( ex = fuera de; ferre = llevar). Estas se originan en el interior del SNC y conducen los impulsos nerviosos desde éste a los músculos y las glándulas.

Según la parte del organismo que ejecute la respuesta, el SNP puede subdividirse en sistema nervioso somático (SNS) (soma = cuerpo) y sistema nervioso autónomo (SNA) (auto 0= propio; nomos = ley). El SNS está formado por neuronas sensitivas que llevan información desde los receptores cutáneos y los sentidos especiales, fundamentalmente de la cabeza, la superficie corporal y las extremidades, hasta el SNC que conducen impulsos sólo al sistema muscular esquelético. Como los impulsos motores pueden ser controlados conscientemente, esta porción del SNS es voluntario.

El SNA está formado por neuronas sensitivas que llevan información desde receptores situados fundamentalmente en las vísceras hasta el SNC, conducen los impulsos hasta el músculo liso, el músculo cardíaco y las glándulas. Con estas respuestas motoras no se encuentran normalmente bajo control consciente, el SNA es involuntario.

La porción motora del SNA tiene dos ramas, la división simpática y la parasimpática. Con pocas excepciones las vísceras reciben instrucciones de ambas.

En general, estas dos divisiones tienen acciones opuestas. Los procesos favorecidos por las neuronas simpáticas suelen implicar un gasto de energía, mientras que los estímulos parasimpáticos restablecen y conservan la energía del organismo. ( Un ejemplo: mientras que el sistema nervioso simpático es el que es capaz de activar los mecanismos necesarios para acelerar los latidos cardíacos, es el sistema nervioso parasimpático el que es capaz de desacelerarlos.).

Sistema Nervioso Central

  • Encéfalo
    Cerebro (Diencéfalo y Hemisferios Cerebrales)
    Tronco Cerebral (Médula Oblongada, Puente y Mesencéfalo)
    Cerebelo
  • Médula Espinal

Sistema Nervioso Periférico

  • Nervios Espinales (31 pares de ganglios y nervios)
  • Nervios Craneales (12 pares de nervios y algunos ganglios)
  • Autónomo (Toracolumbar o Simpático y Craneosacro o Pasasimpático)

Cada una de estas estructuras nerviosas están formadas por neuronas y células de la glía. Los cuerpos neuronales y las fibras amielínicas forman la sustancia gris y las fibras mielinicas la sustancia blanca. Las sustancias gris y blanca se distribuyen de forma distinta en cada una de las porciones del SNC. La sustancia gris se organiza como corteza y núcleos, mientras que la sustancia blanca se organiza en fascículos que comunican estructuras o centros nerviosos entre sí. La neuroglia sirve de sostén a las neuronas.

Cuando se forma el sistema nervioso central en el embrión se desarrolla primeramente un tubo (tubo neural) que sufre modificaciones en la etapa embrionaria para originar al encéfalo y médula espinal. Las paredes del tubo se engrosan y el lúmen se modifica para dar origen a vesículas (vesículas cefálicas) que posteriormente originan el sistema de cavidades o ventricular. El sistema ventricular está formado por el conducto central o epéndimo, cuarto ventrículo, acueducto cerebral o de Silvio, tercer ventrículo y ventrículos laterales. En estas cavidades existen los plexos coroideos que forma el líquido cerebroespinal, que sirve de protección al SNC. El líquido cerebroespinal circula por el sistema ventricular y en el espacio subaracnoideo que se forma entre las meninges aracnoides y piamadre hasta su eliminación por las vellosidades aracnoideas.

Las meninges son tres membranas (duramadre, aracnoides y piamadre) que envuelven y protegen a todo el sistema nervioso central. Ellas forman espacios (subaracnoideos), tabiques o estructuras de soporte del SNC (ligamentos dentados, filum terminale, hoz del cerebro, hoz del cerebelo, etc.) y a nivel encefálico forma un sistema de retorno venoso (senos venoso de la duramadre).

http://www.anatomiahumana.ucv.cl/Neuroanatomy/images/2.jpgNATURALEZA CELULAR DEL SISTEMA NERVIOSO

Dos son los tipos celulares constituyentes del sistema nervioso: las neuronas o células nerviosas y las células de sostén (neuroglía y otras). Las neuronas son las que pueden codificar información, conducirla a lo largo de importantes distancias y transmitirla a otras células, nerviosas o no. La conducción de esta información es gracias a factores electroquímicos en las membranas de las neuronas. La transmisión a otras células es mediante la secreción de neurotransmisores, ya sea a otra célula nerviosa, a una célula muscular, a glándulas o tejido adiposo. Por otro lado, las células de sostén no son eléctricamente activas y se encargan de mantener un ambiente físico-químico adecuado para la actividad neuronal.

La cantidad de interconexiones en el sistema nervioso es inmensa. Esto se debe principalmente a la morfología de las neuronas, que aumentan su área de superficie mediante prolongaciones celulares estrechas y ramificadas. De este modo en una neurona podemos encontrar una región central redondeada de citoplasma (soma o cuerpo celular) del cual se originan prolongaciones ramificadas que en conjunto se denominan neuritas.

Una de estas prolongaciones es mayor que las demás, pudiendo distinguirla de las demás. A esta prolongación mayor se le denomina axón o cilindroeje; las demás prolongaciones, más pequeñas son las dendritas. En condiciones normales éstas llevan información hacia el soma, mientras que el axón lo hace desde el soma.

http://www.anatomiahumana.ucv.cl/Neuroanatomy/images/TIPNEUR1.GIFAunque el tamaño del cuerpo celular es muy pequeño, las neuritas pueden extenderse hasta más de un metro; por ejemplo, los axones de las neuritas que van desde la región lumbar de la médula hasta los dedos del pie. El número, la longitud y la forma de la ramificación de las neuritas brindan un método morfológico para clasificar las neuronas.

Las neuronas unipolares  presentan la forma más simple; no posee dendritas. El soma recibe e integra la información entrante. El único axón originado en el cuerpo celular da origen a procesos múltiples en el terminal. En el sistema nervioso humano, las neuronas unipolares controlan la secreción de glándulas exocrinas y la contracción del músculo liso.

Las neuronas bipolares poseen un cuerpo celular alargado del cual se originan dos procesos. A pesar del nombre, el potencial de acción procede de uno de los procesos (dendrita), cruza el cuerpo celular y continua a través del axón. Un subtipo morfológico de estas neuronas son las neuronas pseudounipolares, las cuales se caracterizan por la presencia de un proceso que se bifurca a distancia del cuerpo celular.

Las neuronas multipolares tienen neuritas que nacen del cuerpo celular. Con excepción de la prolongación larga (el axón), el resto de las neuritas son dendritas. La mayoría de las neuronas del encéfalo y de la médula espinal son de este tipo. Las neuronas multipolares de axones largos y extremos situados a distancia del cuerpo celular se denominan neuronas de proyección.

MENINGES Y LÍQUIDO CEREBROESPINAL

El encéfalo y médula espinal son estructuras vitales que poseen estructuras que las protegen, una superficial que es la cubierta ósea dada por cráneo y columna vertebral y un revestimiento mas profundo y en mas contacto con el SNC que son las meninges. Las meniges son tres capas que se nombran de interno a externo.

Piamadre: es una capa transparente, más vascularizada, que se adhiere a las superficie externa del encéfalo y la médula espinal, ingresando por los surcos y fisuras.

En la medula espinal se prolonga caudalmente como filum terminale.


La piamadre espinal forma los ligamentos dentados que se insertan en la duramadre y que permiten la fijación de médula espinal.

Aracnoides: es una membrama muy delgada que esta separada de la piamadre formando el espacio subaracnoideo o espacios de mayor en encéfalo denominados cisternas por donde circula el líquido cerebroespinal. La aracnoides envia prolongaciones como tela de araña (de ahí su nombre) a la piamadre.








En el encéfalo forma unas proyecciones hacia los senos venosos de la duramadre, denominadas vellosidades aracnoídeas, que sirven para el "drenaje" del líquido cerebroespinal






Duramadre: es tejido fibroso, resistente que envuelve a las otras meninges y se continúa como la envoltura externa de los nervios. La duramadre espinal forma un saco dural que envuelve la cauda equina.

La duramadre  espinal se extiende hasta la tercera vértebra sacra donde se prolonga como un cordón fibroso que envuelve el filum terminale, denominado ligamento coccígeo que termina en el endostio del cóccíx y que también sirve de elemento de fijación de médula espinal.

La duramadre espinal envuelve a la cauda equina formando es saco dural. La duramadre encefálica es doble y forma repliegues que se denominan senos venosos en donde se drena la sangre. Los senos venosos se unen para forman la yugular que llega hasta el corazón.


La duramadre encefálica forma además prolongaciones que se insertan en los huesos del craneo y que son: hoz del cerebro que se proyecta hacia abajo en la cisura longitudinal y forma un tabique entre los dos hemisferios; la hoz del cerebelo que divide los dos hemisferios cerebelosos y la tienda del cerebelo que separa los lóbulos occipitales del cerebelo.

LIQUIDO CEREBROESPINAL

Además de los revestimientos óseos y membranoso el SNC posee una capa de líquido interna y externa. El líquido se denomina cerebroespinal y se ubica en el espacio subaracnoideo, cisternas, sistema ventricular.

El sistema ventricular son cavidades intraencéfalico, vestigio del lumen del tubo neural embrionario. Son cuatro ventrículos los que forman este sistema. Existe uno en cada hemisferio denominándose ventrículos laterales y poseen casi la misma forma de los hemisferios. El tercer ventrículo se ubica entre los tálamos en el diencéfalo y bajo el cuerpo calloso. El cuarto ventrículo tiene forma de rombo y esta situado dorsal al puente y médula oblonga y ventral al cerebelo. El tercer ventrículo se comunica con los ventrículos laterales a través del orificio interventricular (Monroe). El tercer ventrículo se comunica con el cuarto ventrículo a través del acueducto cerebral (Silvio) que se ubica en el mensencéfalo. En la médula espinal existe un conducto central que se abre para formar el cuarto ventrículo. Cada cavidad se encuentra revestida por el epitelio ependimario.

La formación del líquido cerebroespinal ocurre en los plexos coroideos que son redes de capilares que se encuentran adosados al epitelio ependimario. Los plexos coroideos se ubican en cada uno de los ventrículos. En el techo del cuarto ventrículo existen los orificios central y laterales que permitne el flujo de líquido cerebroespinal hacia el espacio subaracnoideo que rodea a médula espinal y encéfalo.


   

En consecuencia el líquido cerebroespinal se forma en los plexos coroideos de los ventrículos, circula por ellos, canal central, del cuarto pasa al espacio aracnoideo y vuelve a la sangre a ravés de las vellosidades aracnoideas.

Si es obstruído el flujo del líquido cerebroespinal se produce la hidrocefalia, el volumen promedio del adulto es de 140 ml. El líquido cerebroespinal sirve como acojinamiento protector alrededor de encéfalo y médula espinal y dentro de los mismos. Los cambios de dióxido de carbono en su contenido afecta a las neuronas de los centros respiratorios, para regular la ventilación.

El LCE es un líquido claro, incoloro y cristalino. Esta compuesto por elementos inorgánicos similares a los del plasma, la glucosa se encuentra entre 45 a 80 mg/100ml, las proteínas totales son de 20 a 40 mg/100ml, las células son de 0 a 3 linfocitos/mm3 y el cloro de 720 a 750 mg/100ml. En decúbito lateral por punción lumbar la presión del LCE es de 60 a 150 mm de H2O. El volumen total de LCE del espacio subaracnoideo y de los ventrículos es de unos 130 ml.

MÉDULA ESPINAL

La médula espinal es una estructura cilíndrica y aplanada en sentido

anteroposterior, que está alojada dentro del ducto vertebral. En sentido topográfico, la médula espinal se limita cranealmente a nivel de la primera vértebra cervical; se extiende hacia abajo más o menos a la altura de la segunda vertebra lumbar donde toma el nombre de cono terminal por la forma cónica de su extremo inferior. En este punto da origen a una porción no nerviosa, el filum terminal, que desciende hasta el coxis (formación de la piamadre). Hacia arriba se continúa con la médula oblonga a nivel del foramen vertebral. El límite nervioso entre médula oblonga y médula espinal se observa por la interrupción del surco anterior, producto del cruce de la fibras motoras que descienden desde corteza cerebral, lo que denominamos decusacíon piramidal.

En su trayecto presenta dos ensanchamientos, los ensanchamientos braquial y lumbar. El ensanchamiento braquial se extiende entre los segmentos C3 y T2 y, el lumbar entre los segmentos T10 y L5. Los ensanchamientos son por mayor cantidad de neuronas para la inervación de los miembros superiores e inferiores.

La médula espinal es una estructura que consta de 31 segmentos que corresponde al trozo o regíon de médula de la cuál emerge un par de nervios espinal. La distribución es: 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo. Un nervio espinal se forma por la unión de las raices motoras y sensitiva medulares, antes de unirse la raiz dorsal posee un ensanchamiento denominado ganglio espinal que contiene el cuerpo de la neuronas sensitivas. El nervio emerge por el foramen intervertebral o de conjunción.

Las raices nerviosas que se originan en el cono terminal siguen un trayecto descendente tomando la forma de una cola de caballo, por lo que se denomina a esta parte cauda equina.

En la médula hay varios surcos longitudinales que sirven como límites a los haces de fibras nerviosas que la atraviesan. Entre estos surcos se incluyen: la fisura media anterior que es profundo y el surco medio posterior que es superficial. También están el surco lateral anterior y el lateral posterior. Cada uno sirve como punto de referencia para localizar las columnas o cordones conocidos como anterior, lateral y posterior.

En un corte transversal de la médula espinal se distinguen interna la sustancia gris y externa la sustancia blanca.

El aspecto general de la sustancia gris es de una H o mariposa. Se compone de las siguientes regiones: dos columnas grises o astas dorsales, dos columnas grises o astas laterales (notorias en la región torácica), dos columnas grises o astas ventrales y la comisura, que une ambos lados de la sustancia gris. En la parte central de la comisura se encuentra el conducto central (ependimario) por donde circula el líquido cerebroespinal. Las astas dorsales contienen cuerpos celulares a partir de los cuales las fibras aferentes pasan a niveles más altos de la médula espinal dentro del cerebro, después de haber hecho sinapsis con fibras sensitivas de los nervios espinales. Las astas ventrales están constituidas por motoneuronas que inervan la musculatura del cuello hacia abajo. En las astas laterales se encuenran los cuerpos neuronales cuyos axones dan origen a las fibras preganglionares autónomas (sistema simpático).

La sustancia gris también contiene un gran número de neuronas que conectan las raices dorsales a las raices ventrales; de los nervios espinales de un lado de la médula a otro y de un nivel de la médula a otro.

La sustancia blanca está formada por los cordones dorsales, ventrales y laterales. Cada cordón consta de varios haces de fibras. Algunos haces son ascendentes o sensitivos y constituyen vías que se dirigen hacia el cerebro y transmiten los impulsos que entran a la médula por las fibras aferentes de los nervios espinales. Otros son descendentes o motores y llevan impulsos del cerebro a las neuronas motoras de la médula espinal. Otros más aún, constan de fibras ascendentes y descendentes cortas que comienzan e un segmento de la médula espinal y terminan en otro. 

ENCÉFALO

Se ubica en el interior de la cavidad craneana y el peso promedio es de aproximadamente 1.500gr. en el adulto, siendo menor en la mujer. Lo que representa cerca del 2% del peso total del cuerpo. El cerebro humano consta aproximadamente de 10 a 12 billones de neuronas. El número de interconexiones posibles entre las neuronas, es superior al de las partículas atómicas que constituyen el universo entero. Entre mayor conexiones posee entre si la neuronas mayor es la capacidad de asociar. En el momento de la niñez, desde los 0 a 5 años se forman con gran rapidez la interconexiones, dependiendo del grado de estimulación visual, auditiva, emocional, sicológica, etc que reciba el niño. El estudio de las estructuras y sus relaciones y conexiones no permitirá entender el funcionamiento del sistema nervioso. El cerebro alcanza su tamaño máximo a los 18 años, pero crece con rapidez solo durante los primeros 9 años de vida.

Para su estudio lo podemos dividir el encéfalo en tronco encefálico, cerebelo y cerebro. Cada división del encéfalo esta consituída por sustancia gris que forma estructuras como corteza y núcleos y la sustancia blanca que forma fascículos, columnas o haces.

TRONCO CEREBRAL

Médula Oblonga o Bulbo Raquídeo

Es la continuación superior de la médula espinal, limita hacia arriba con el puente y hacia abajo con la médula espinal. Se sitúa superior al foramen magno. Posee como 2.5 cm de longitud y está separado del puente por el surco pontomedular. Consiste principalmente de sustancia blanca (vías de proyección) y por la formación reticular, que corresponde son pequeñas neuronas que forman una red o retículo que cumplen funciones como el control de vigilia y sueño.

A cada lado de la porción posteroinferior de la médula oblonga hay dos núcleos notables, gracil y cuneiforme. En estos sitios, las fibras aferentes de los cordones posteriores de la médula espinal que controlan el tacto y propiocepción conscientes sinaptan para luego dirigirse al tálamo formando el lemnisco medial.



Las pirámides son dos abultamientos de sustancia blanca situados en la región anterior de la médula oblonga, y están formados por fibras motoras provenientes de la corteza motora.

En la región anterolateral se ubica la oliva que corresponde a la protrusión del núcleo olivar que controla los eventos motores. Además en médula oblonga están situados los núcleos de pares craneales IX, X, XI y XII.

El puente recibe este nombre porque está formado por numerosos tractos, fibras longitudinales, transversales y de grupos de células nerviosas que lo hacen un puente de conexión o enlace entre las estructuras con las que limita.

La parte ventral del puente contiene fibras longitudinales entremezcladas con pequeñas masas de materia gris: los núcleos pontinos. Los axones de estas células pasan transversalmente a través de la línea media para llegar a los pedúnculos cerebelosos medios, los que establecen conexiones cerebro-pontinas-cerebelosas.

La parte dorsal del puente contiene los núcleos de los pares craneales abducentes (VI), facial (VII), coclear (VIII).

Cuarto ventrículo

El cuarto ventrículo está limitado en su piso por la parte dorsal del bulbo raquídeo y protuberancia y en su techo por los pedúnculos cerebelosos superiores. Es una de las cavidades craneales.

En sus paredes se observan ciertas estructuras que se llaman plexos coroideos donde se forma el líquido cefalorraquídeo. Se conecta en la parte superior con el tercer ventrículo por medio del acueducto cerebral y en la parte inferior con el conducto central de la médula espinal.


Mesencéfalo

El mesencéfalo o cerebro medio es la porción menos diferenciada del tallo cerebral. Se ubica entre el puente y el diencéfalo.

En su cara ventral se observan dos prominencias que forman una V, son los pedúnculos cerebrales, formados por fibras del sistema motor piramidal y fibras corticopotinas. Entre los dos pedúnculos se encuentra la fosa interpeduncular. A los lados de la fosa interpeduncular emerge el nervio oculomotor.

La superficie dorsal del mesencéfalo tiene cuatro salientes redondas, denominados colículos. Un par de colículos inferiores que forman un relevo en la vía auditiva y un par de colículos superiores que son un centro reflejo para movimientos de los ojos y la cabeza en respuesta a estímulos visuales.








El mesencéfalo es atravesado por el acueducto cerebral que comunicalos ventrículos III y IV. Un núcleo importante es el núcleo rojo que regula eventos motores en conjunto con cerebelo. Profundamente en el mesencéfalo están los núcleos del III y IV par craneal.

El tronco cerebral posee tres componentes de sustancia gris:

Núcleos de Pares Craneales del Tronco Cerebral: Son los que originan a los nervios craneales y se clasifican en sensitivos y motores. Los núcleos sensitivos son agrupaciones de células nerviosas que reciben información exteroceptiva, propioceptiva, interoceptiva y gustativa de cabeza y cuello. Los núcleos motores dan inervación motora somática (músculos masticadores, músculos mímica, músculos deglución, músculos extraoculares y palpebrales) e inervación motora visceral (cuerpo ciliar, iris, glándula lacrimal, glándula nasales, glándula lacrimales, vasos sanguíneos).

Núcleos Propios del Tronco Cerebral: son núcleos de relevo y otros regulan funciones sensitivas y motoras: Grácil (tacto), Cuneiforme (tacto), Olivar (regula a cerebelo), Pontinos (recibe información de corteza cerebral y la envia a cerebelo), Colículos Superiores (Reflejs visuales), Colículos Inferiores (Reflejos Auditivos), Núcleo Rojo y Sustancia Nigra (Regulan la Motricidad).

Sistema Reticular: Conjunto de neuronas que integran, regulan corteza, regulan tálamo e intervienen en los ciclos de vigilia y sueño.

La sustancia blanca forma vías ascendentes o sensitivas (tacto, dolor, temperatura, propiocepción) y vías descendentes motoras (piramidal y sistema medial y lateral de control motor).

CEREBELO

El cerebelo se encuentra situado en la parte posterior del cráneo, detrás del tallo cerebral y debajo de los hemisferios cerebrales. Su nombre es el diminutivo latino de la palabra ¨cerebro¨ y por tanto significa ¨cerebro menor¨, aun que es claro que se trata de un término incorrecto.

La región media del cerebelo es conocida como vermis, el resto lo conforman los hemisferios. El cerebelo está unido al tronco encefálico por tres pares de pedúnculos: los inferiores que lo relacionan con la médula oblonga y la médula espinal; los medios que contienen fibras que se dirigen del puente al cerebelo y, los superiores que conducen fibras en su mayoría, de los núcleos centrales del cerebelo al mesencéfalo y al diencéfalo. Los pedúnculos cerebelosos están constituídos por fibras tanto aferentes como eferentes.

Al igual que el cerebro, el cerebelo está constituido por una delgada capa de sustancia gris denominada corteza que forma replieges finos (folias), separados por surcos de diferente profundidad. Si se realiza una corte longitudinal en el plano mediosagital , se ve la sustancia blanca central formando una arborización hacia las folias, por lo que se denomina árbol de la vida. En la sustancia gris se observan cuatro pares de núcleos que se denominan: Dentado, emboliforme, globoso y fastigial. Los axones que se originan en éstos núcleos abandonan el cerebelo para terminar en el tallo cerebral, el diencéfalo y el mesencéfalo.

Al igual que el cerebro, el cerebelo está constituido por una delgada capa de sustancia gris denominada corteza que forma replieges finos (folias), separados por surcos de diferente profundidad. Si se realiza una corte longitudinal en el plano mediosagital , se ve la sustancia blanca central formando una arborización hacia las folias, por lo que se denomina árbol de la vida. En la sustancia gris se observan cuatro pares de núcleos que se denominan: Dentado, emboliforme, globoso y fastigial. Los axones que se originan en éstos núcleos abandonan el cerebelo para terminar en el tallo cerebral, el diencéfalo y el mesencéfalo.


Filogenéticamente, el cerebelo puede "dividirse en tres porciones. El arquicerebelo es el más antiguo y está relacionado con el sistema vestibular, desempeña un papel importante en el mantenimiento del tono muscular, el equilibrio y la postura. El paleocerebelo abarca la mayor parte del vermis y de la cara superior de los hemisferios cerebelosos por delante de la cisura primaria; está asociado con la entrada de estímulos propioceptivos y exteroceptivos de la cabeza y el cuerpo y también con cierta informació procedente del sistema vestibular, tiene además un papel importante en la regulación del tono muscular. El neocerebelo abarca la porción mayor de los hemisferios cerebelares y parte del vermis; es una estructura propia de los mamíferos y está asociado con la neocorteza y con los núcleos pontinos y principal de la oliva del bulbo raquídeo. Es esencial en la coordinación muscular de los movimientos básicos. También se usa la terminología de vestibulocerebelo (control equilibrio), espinocerebelo (control de la postura) y cerebrocerebelo (regulación y coordinación muscular).

El cerebelo recibe impulsos conducidos por fibras que se originan en la médula espinal (fascículos espinocerebelosos dorsal y ventral) y en el tallo cerebral (fibras olivocerebelosas, vestíbulo cerebelosas, pontocerebelosas, retículocerebelosas y tectocerebelosas). La fibras aferentes terminan en la corteza con excepción de algunas que llegan al núcleo fastigial. Las fibras que llegan a la corteza se clasifican en dos grupos de acuerdo a su disposición anatómica: las fibras musgosas y la fibras trepadoras.

La corteza cerebelosa presenta el mismo modelo estructural y los mismos tipos de conexiones sinápticas en todas sus regiones. Histológicamente se definen en ella tres capas: una externa o molecular, una intermedia, ganglionar o de células de Purkinge y una interna o granular. Hay cinco tipos de neuronas en la corteza cerebelosa células de Purkinje, de Golgi, estrelladas externas, en cesta y granulosas.

Los síntomas y signos que acompañan a las alteraciones del cerebelo son variados, dependiendo de las áreas y conexiones que sean afectados.

Las lesiones del arquicerebelo se manifiestan por alteraciones del equilibrio, marcha oscilante, ataxia del tronco que se hace muy evidente en la postura erecta y ocacionalmente nistagmus.

Las lesiones del paleocerebelo se caracterizan por aumento de las recciones de apoyo y de los reflejos posturales; ocasionalmente se presenta rigidéz de descerebración y trastornos de la coordinación motora.

Las alteraciones del neocerebelo originan manifestaciones ipsilaterales a la lesión, que afectan en mayor grado los movimientos distales: hay asinergia, dismetría, ataxia, hipotonía adiadococinesia; los reflejos tendinoso están dismunuidos y frecuentemente se observa temblor. Los movimientos son toscos e irregulares.

CEREBRO

El Cerebro estáformado por el diencéfalo y los dos hemisferios cerebrales

DIENCÉFALO

En el extremo rostral del tallo cerebral se localiza el diencéfalo que es un complejo nuclear compuesto de varias subdivisione. El tecer ventrículo separa al diencéfalo en dos mitades simétricas, excepto en la masa intermedia donde las caras internas de los tálamos se hallan en continuidad.

El diencéfalo se forma de cuatro partes a cada lado, que son: epitálamo, subtálamo, tálamo e hipotálamo.

El epitálamo está localizado dorsomedial al tálamo, en la pared dorsal de la porción posterior del tercer ventrículo. comprende en órgano endócrino (la glándula pineal) y estructuras relacionadas con respuestas reflejas, afectivas y olfatorias.

El tálamo es una voluminosa masa de sustancia gris que se subdivide en varios núcleos. Los núcleos talámicos pueden clasificarse en tres grupos, de acuerdo a sus conexiones:

Núcleos de relevo específico que reciben aferentes de una sola modalidad sensorial o de una función motora particular y proyecta a un área localizada de la corteza cerebral.

Núcleos de asociación que reciben aferentes de varias áreas corticales.

Núcleos no específicos: Los patrones de conexión de estos núcleos son difusos y están dirigidos especialmente a otros núcleos talámicos y a diferentes áreas de la corteza cerebral.

El hipotálamo está ubicado a los lados de la prolongación inferior del tercer ventrículo, por abajo de los tálamos, en la parte superior de la fosa pituitaria del hueso esfenoides donde se encuentra la hipófisis, en la parte superior y dorsal del quiasma óptico y superior y ventral al mesencéfalo.

Las funciones más importantes en las que está implicado el hipotálamo se relacionan con el control del sistema nervioso autónomo y el control de la secreción de hormonas hipofisiarias. Constituye también una parte central de los circuitos límbicos implicados en la regulación de emociones y de los sistemas de regulación de la exitabilidad de la corteza (formación reticular activadora ascendente).




HEMISFERIOS CEREBRALES

Los surcos se hunden en la superficie del cerebro dividiendolo en dos hemisferios y cada hemisferio en cinco lobos. La cisura longitudinal divide al cerebro en dos hemisferios. Sin embargo, están separados de manera incompleta entre sí, existe una estructura de de sustancia blanca que los une y recibe el nombre de cuerpo calloso.

Los surcos que estudiaremos son el central o Rolando, Lateral o Silvio y Parietooccipital. Estos surcos dividen los hemisferios en cuatro lobos, que recibe el nombre del hueso que se encuentra superficial a él; frontal, temporal, occipital, parietal.

Hay un quinto lobo denominado ínsula que se ubica en la profundidad del surco lateral. El surco lateral separa el lobo frontal y parietal del temporal, la central separa el frontal del parietal y el parietoccipital el occipital del parietal.

Cada hemisferio está constuído por una corteza de sustancia gris de unos 1.4 a 4.5 mm de grosor y una sustancia blanca interna que contiene a núcleos grises. La corteza cerebral será descrita en una unidad aparte.

Los Ganglios Basales o núcleos grises son islotes de sustancia gris que se encuentran en la profundidad de cada hemisferio. Se considera formado por sustancia negra que se proyecta desde le mesencéfalo, núcleos caudado, globo pálido, putamen. Estos dos últimos se demominan núcleo lenticular. La función de los ganglios basales es participar en la actividades regulatorias motoras. Reciben aferencia de corteza, se procesa la información de un núcleo a otro y se envia a corteza cerebral nuevamente vía tálamo.

En un corte horizontal o transversal podemos observar que la sustancia blanca forma separaciones entre los núcleos grises.

La cápsula interna que separa el núcleo tálamico y caudado del lenticular, la cápsula externa que separa el núcleo lenticular de una formación gris laminar denominada antemuro y la cápsula extrema que separa el antemuro de la corteza que forma la insula.

1. Cápsula Interna 2.- Cápsula Externa 3.- Cápsula Extrema 4.- Núcleo Caudado 5.- Núcleo Putamen 6.- Núcleo Globo Pálido 7.- III Ventrículo 8.- Antemuro 9.- Cuerpo Calloso 10.- Surco Lateral 11.- Tálamo 12.- Ventrículo Lateral















Comments