generalidades sobre los tres cerebros

Tomado de "Curso de inteligencia emocional". ADR formación

El cerebro se divide en zonas que se especializan y reparten funciones, ofreciendo cinco dimensiones claramente identificables: instintos, emociones, intuiciones, razonamientos y planes futuros.

Podríamos decir que en cada uno de nosotros existen dos personas, una de ellas es dominante, analítica y verbal, mientas que la otra es más artística, misteriosa y emocional.

Nuestro cerebro se divide principalmente en dos partes, el hemisferio izquierdo que controla la parte derecha del cuerpo, y el hemisferio derecho, que controla la parte izquierda del cuerpo, todo controlado mediante el sistema nervioso. Las dos partes del cerebro están interrelacionadas entre ellas y con el resto del cuerpo, siempre desde una independencia de cada mitad. El ser humano es el único mamífero que ha desarrollado usos diferentes para cada parte del cerebro, lo que nos ha permitido, por ejemplo, hablar. Cada parte del cerebro se encarga de procesos mentales propios, aquí exponemos un cuadro explicativo.

cuadro explicativo.

HEMISFERIO IZQUIERDO HEMISFERIO DERECHO.
Abstracciones. Creatividad General.
Linealidad. Reconocimiento de formas.
Lógica. Emociones.
Razonamientos. Música.
Números. Imágenes.
Análisis. Color.
Lenguaje. Imaginación.

La diferenciación entre las funciones de una y otra parte es clara, y explica por tanto situaciones como que la parte derecha del cerebro, pensante, que siente y percibe, tenga dificultades para comunicar utilizando, por ejemplo, el lenguaje oral. La relación entre una parte del cerebro y la otra sigue siendo un misterio que la ciencia descifra muy poco a poco. Para entender esto un poco más vamos a exponer un sencillo ejemplo. Pensemos que estamos en nuestra casa, y que al limpiar, hemos movido un libro de lugar, pero que posteriormente no somos capaces de recordar dónde lo hemos puesto. Un tiempo después, pueden ser horas, días, semanas… de repente recordamos perfectamente dónde acomodamos el objeto, lo que nos viene a decir, que esta nueva información proviene del hemisferio derecho con datos que le ha proporcionado el izquierdo.

Nos gustaría dejar muy clara la división que existe entre el hemisferio izquierdo y derecho, sus funciones principales, y su control de la otra parte del cuerpo.

Otro ejemplo estaría relacionado con un experimento que planteó la idea de realizar un montaje entre diversas fotografías con rostros de personas cortadas por la mitad, uniéndolas posteriormente pero mezcladas, es decir, la parte izquierda de la nueva fotografía era de un señor mayor, y la parte derecha de una mujer joven. A continuación una serie de voluntarios miraban levemente en la pantalla las diversas composiciones fijando su mirada en un punto central. El resultado posterior fue que cuando se les volvió a mostrar fotografías de los rostros que habían aparecido (en este caso los rostros completos sin modificar), ante la petición de señalar los rostros que habían visto, todos señalaron lo que se encontraban en la parte izquierda de la imagen, registrada por el hemisferio derecho de nuestro cerebro. Pero no hubo ningún comentario, simplemente señalaban la imagen. En cambio cuando a esos voluntarios se les pidió que comentaran lo que habían visto, solo hacían referencia a imágenes que habían aparecido en el lado derecho de la pantalla, y que habían sido registradas por el hemisferio izquierdo del cerebro, encargado del lenguaje.

Vamos a retomar ahora la idea de las capacidades que nos ofrece el cerebro, y que hemos dividido anteriormente en cinco, instintivas, emocionales, intuitivas, racionales y planificadoras. Si conseguimos combinar de forma correcta estas capacidades, podríamos decir que nos encontraríamos frente a una inteligencia eficaz y optima, algo muy complicado, pero que es preciso intentar.

Estas cinco capacidades provienen de cinco etapas en la formación del cerebro, que exponemos en la siguiente tabla.

Estas cinco capacidades provienen de cinco etapas en la formación del cerebro, que exponemos en la siguiente tabla.

ETAPA PARTE DEL CEREBRO DIMENSIÓN ORIGEN
PRIMERA.

Cerebro reptiliano o básico. Mente instintiva. Aparece en los vertebrados hace quinientos millones de años.
SEGUNDA.

Cerebro emocional o formación del sistema límbico en mamíferos. Menta emocional. Aparece entre los craniados hace trescientos millones de años.
TERCERA.

Aparición del neocórtex en los primates. Mente intuitiva. Apareció hace aproximadamente sesenta millones de años.
CUARTA.

Los hemisferios se lateralizan, el izquierdo se especializa como mente racional apareciendo el lenguaje hablando. Mente racional. Originado hace aproximadamente dos o tres millones de años.
QUINTA.

Desarrollo de los lóbulos frontales en el hombre. Mente planificadora. Apareció hace ciento cincuenta mil años.

En cada una de las etapas que acabamos de ver se produce una aportación de una nueva parte cerebral, que se une a las ya existentes, por lo tanto se van complementando poco a poco, no desaparece nada. Según esto vemos que el cerebro ha evolucionado desde una mente instintiva, hasta llegar a una mente planificadora, sin olvidar la mente emocional, intuitiva o racional, que también forman parte de él. Todos tienen su especialización y del mismo modo se complementan.

Teniendo en cuenta la importancia de lo que estamos diciendo, vamos a comentarlo un poco, con más detenimiento, teniendo en cuenta cada uno de los cerebros anteriores.

Cerebro reptil.

Así es como se denomina la parte más antigua de nuestro cerebro, que contiene las capacidades instintivas básicas relacionadas con la supervivencia, como la búsqueda de comida, el deseo sexual o la huida ante un peligro. Los reptiles son animales que si nos fijamos son incapaces de aprender, por lo que repiten siempre los mismos errores y se limitan a intentar sobrevivir. Pensemos que no siempre, pero si en ciertas ocasiones el comportamiento del ser humano tiene su origen en esta zona tan profunda de nuestro cerebro, que se mantiene oculta pero despierta y activa.


Cerebro emocional.

El sistema límbico o cerebro emocional, lo encontraremos justo debajo de la corteza cerebral, funcionando en los mamíferos como ámbitos relacionados con el temor o la agresividad, y en los seres humanos conformando aspectos emocionales y afectivos, como alegrías, penas, angustias…

Hasta ahora no lo habíamos comentado, pero la importancia de la amígdala es crucial en relación con las emociones, ya que se ha comprobado que personas que tienen la amígdala dañada pueden reconocer una cara, pero no su expresión, sus emociones, si está contenta o triste. 

En relación con el cerebro reptil, el cerebro emocional es un paso más en la evolución, ya que por ejemplo, si a un gato le preparamos una trampa con comida y cae en ella, seguramente será la única vez que lo haga. Ya que si lo volvemos a intentar, recordará su desagradable vivencia anterior, y por tanto el gato aprendiendo de su primer error, no volverá a caer en nuestra trampa, e incluso puede que se lleve la comida sin hacerse daño.


Cerebro de los primates.

Los primates tenemos tres etapas cerebrales, la reptiliana, la emocional y la corteza cerebral, donde nos encontramos con el neocórtex.

Además de las capacidades nombradas anteriormente el cerebro de los primates muy relacionado con el neocórtex, ofrece, entre otras muchas que se siguen descubriendo, la posibilidad de fabricar herramientas, comprensión del lenguaje, capacidades intuitivas incluso deductivas. Todo esto lo sabemos gracias a los miles de experimentos que desde principios del siglo XX se han realizado en primates, ofreciendo una información extremadamente valiosa para comprenderles y comprendernos.

    Además existen algunos primates como los chimpancés o los bonobos que han desarrollado capacidades mayores, como una comprensión más elevada del lenguaje, interpretando correctamente ordenes que se les da. Es decir, las entienden, pero son incapaces de construirlas. En los últimos experimentos que se han realizado, se ha confirmado que la memoria numérica de un chimpancé, es superior a la del ser humano, es decir, pueden retener en su memoria mas números y más rápidamente que nosotros.


Cerebro de los homínidos.

Nos encontramos ante un punto muy importante en la evolución del cerebro humano, ya que se produjo el avance de simios a homínidos, basándose en tres hechos esenciales, la locomoción bípeda, el lenguaje y la capacidad racional analítica.

La modificación en la forma de desplazarse que pasa de ser cuadrúpeda a bípeda permite la liberalización de las manos, lo que ofrece la posibilidad de utilizarlas para otras funciones como desarrollar herramientas y armas, recolectar frutos, iniciándose de esta forma el desarrollo de la civilización humana.

Por otro lado mediante la aparición del lenguaje, los homínidos pudieron desarrollar su inteligencia social, poniendo las bases para el posterior pensamiento racional, centrado en una mente mucho más analítica.

Todo esto se ve produce promovido y reforzado por la lateralización de los dos hemisferios que de forma simétrica componen la corteza cerebral, especializándose casa uno en funciones variadas. Como hemos visto el hemisferio derecho relacionado más con la intuición, mientas que el izquierdo es más analítico y racional.

Todo esto lo unimos directamente con las emociones, ya que se produce un nuevo avance en este ámbito, sobre todo al relacionarlo con el neocórtex, lo que permite dos nuevas tareas. Por un lado frena las señales de nuestro cerebro límbico y modera las reacciones emocionales que tenemos. Por otra parte plantea actuaciones concretas frente a las situaciones emocionales que se den, coordina nuestras emociones.


Cerebro de los humanos.

Un detalle interesante es que el volumen cerebral que tiene un ser humano, en relación con un simio es mayor, en comparación sobre todo con sus respectivas masas corporales. Una de las causas es el mayor desarrollo en los hombres del neocórtex y de los lóbulos frontales.

En esto lóbulos frontales encontramos la esencia de este cerebro humano, dedicado a planificar actuaciones futuras, coordinando del mismo modo todas las acciones que se deban llevar a cabo. Se trata del organizador, del que aporta conocimiento y se asegura de que todo funciona y funcionará correctamente.

Por lo tanto podemos decir que nos encontramos con cinco mentes diferentes, instintiva, emocional, intuitiva, racional y planificadora. Estas cinco partes de un mismo cerebro están continuamente interrelacionadas y funcionando, pudiendo en algunas ocasiones, destacar una mente sobre otra. Cada mente tiene sus funciones, especialidades, potencialidades y limitaciones, lo que nos dará la oportunidad de utilizar más una u otra dependiendo de la situación en la que nos encontremos. Esto es muy positivo, ya que nos ofrece muchas opciones que nosotros debemos coordinar y hacer funcionar correctamente. Se puede decir por tanto que poseemos cinco ordenadores biológicos unidos, cada uno de ellos con opciones diferentes ante cualquier situación, con su autonomía, subjetividad y concepción del espacio tiempo propio. Lo que nos obliga a coordinarlas correctamente para poder llegar a lo que se denomina, inteligencia eficaz.

Para finalizar este punto nos gustaría hacer referencia a los tiempos de reacción al hablar de las diferentes mentes. Ante cualquier situación la reacción de cada una de las cinco mentes será:

  • Mente instintiva: milésimas de segundo.
  • Mente emocional: décimas de segundo.
  • Mente Intuitiva/mente analítica: aproximadamente un segundo.
  • Mente planificadora: más de un segundo.

Como vemos cuanto más moderna sea la mente a la que nos referimos, más tardará en reaccionar, ya que frente a un estimulo, el cerebro instintivo es el primero que lo atiende y por tanto, ofrece una respuesta, seguidos por los demás.



Comments