RAFAEL MORA ESTEVE (1959): Heredero de una tradición artesana.


    Mi historia comienza  cuando apenas tenía seis años, mi padre Rafael me llevaba a menudo a su taller donde realizaba piezas de cerámica con motivos típicos de nuestra tierra que servían para la ornamentación de los hogares. A partir de ahí empiezo a conocer la cerámica, me enseñan a realizar pequeñas piezas de cerámica con las manos, a cuidar de las piezas, a cocerlas, decorarlas etc.

    Este taller fue construido por mi abuela Concha Ribes, la cual contrajo matrimonio con José María Mora Ingles, siendo heredado por mi padre Rafael Mora Ribes, el cual le da un nuevo impulso adaptando nuevas formas y tipos de fabricación pero sin alejarse demasiado de la fabricación tradicional.

    En el año 1985 continuo  la tradición ceramista de la familia constituyendo la firma Cerámica Manual Decorativa, S.L.,(siendo su gerente) fabricando cerámica con el mismo cariño y esmero que mis antepasados y exportando los productos al igual que mi padre por todo el mundo. Exponiendo en diferentes ferias. (Cevider, Manises...)

    En la actualidad continúo la herencia de mis antepasados, quizá incluso acentuando más su carácter artesanal,   pues todas las piezas que fabrico hoy en día las realizo  y decoro totalmente a mano. He participado en diferentes cursos de torno, esmaltado, decoración etc. También he mostrado mis piezas en diversas salas de exposiciones. He participado en diferentes concursos.

    Es ya la cuarta generación desde que José Ribes Diez fundó el modesto obrador, uno de los más antiguos de Manises, continuando hasta hoy la fama artesana de Manises.