Navegación

Decodificación del Credo de Umbanda

Al igual que en la otra publicación donde nos referimos a la decodificación del ¡Padre Nuestro!, creímos necesario por parte nuestra, el publicar también la ¡decodificación del credo Umbandista!, a los fines de que todo aquel ávido de conocimientos espirituales, también tenga en esta hermosa oración la posibilidad de comprender en lo más profundo de su ser, el contenido esotérico de la misma, esto se ha podido hacer gracias a la ayuda que desde la ¡Arruanda! nos llega por parte de nuestros Guías espirituales, a los que siempre les estamos agradecidos, Daniel

“CREO EN ZAMBÍ OMNIPOTENTE Y SUPREMO QUE TODO LO PUEDE, QUE ME HIZO E HIZO AL MUNDO”

Es el reconocimiento del hombre en el ser supremo (Zambí), a el cual nada le está oculto y en su potestad creadora, Él es el hacedor del mundo y la vida física.

“CREO EN EL CRISTO PLANETARIO QUE ES NUESTRO REDENTOR”.

El Cristo como regidor de nuestro sistema planetario, ¡el Logos Solar!, el cual dentro de su Majestuosidad, él descendió a la Tierra para la salvación del ser humano.

“CREO EN JESÚS NUESTRO ÁNGEL PROTECTOR, QUE SUFRIÓ POR NOSOTROS EN LA CRUZ”.

Es aquí donde en el Credo Umbandista reconoce y diferencia a estos dos espíritus, y a la vez se los reconoce en su verdadero sentido espiritual y evolutivo.

En primer lugar al Cristo Planetario como es realmente, un espíritu de orden Arcangélico, él es en realidad el Arcángel gobernante de nuestro sistema planetario y lo gobierna desde su centro mismo, el sol. Y a ¡Jesús! de estirpe Angelical, y que consistió en su misión mesiánica en primer lugar la preparación del ambiente y el astral terrestre para el advenimiento del Cristo, por medio del tremendo “Egrégora” positivo que él formo por medio del amor, la comprensión y la caridad.

Luego dejando su cuerpo físico al Cristo redentor (a este acontecimiento se lo conoce en ocultismo como muerte astral) para que luego este (Cristo) una vez cumplida su misión aquí en la tierra fue condenado a morir en la cruz.

“CREO EN LOS ORIXÁS Y EN LOS ESPÍRITUS DIVINOS, QUE NOS TRAJERON A LA VIDA POR VOLUNTAD DEL MAJESTUOSO ZAMBÍ”.

La aceptación y total obediencia a los espíritus responsables de cada ser humano, ¡los Orixás!, Los cuales son enviados, o en otras palabras son creados según el destino de cada ser humano a cumplir en la Tierra (según sus cargas kármicas), y los espíritus superiores o divinos, los cuales tienen la capacidad creadora sobre la naturaleza humana, esta naturaleza es reflejada en cada unos de los orixás, pero todos subordinados al divino Creador Zambí.

“CREO EN EL ESPÍRITU SANTO Y EN LA SANTA MADRE DE JESÚS”.

Es en realidad el mismísimo espíritu del hombre como emanación divina de Dios y por lo tanto parte de su mismo ser en estado imperfecto, el cual por medio de la reencarnación y expiación de sus errores, este se elevara hacia su verdadera morada al lado de su Padre Zambí.

En esta sentencia se está el reconocimiento a este sublime espíritu (el de ¡María!)que acepto con total beneplácito la terea de criar, educar y seguir incondicionalmente a su hijo ¡Jesús! En la tarea encomendada a este en la Tierra y fue una de las cuidadoras del secreto mesiánico que este trajo a los hombres.

“CREO EN LA LEY DE LA REENCARNACIÓN DE LAS ALMAS, EN LA JUSTICIA DIVINA, EN LA PLURALIDAD DE LOS MUNDOS, SEGÚN LA LEY DEL KARMA”.

En este dictamen, el hombre que se rige bajo la Ley de la Reencarnación acepta el intercambio entre estos dos mundos sabiendo que la única forma de elevación y evolución espiritual, es por medio de la reencarnación y la remisión de los pecados o errores del pasado.

Que nada está librado al azar, y que esta “Justicia Divina” no es por medio del castigo, y mucho menos de parte de Dios (Zambí), sino que es el mismo espíritu humano el que determinará su futura vida de acuerdo a sus propios actos en la Tierra, según su última reencarnación.

Es este caso el Umbanda es una de las pocas religiones que reconoce y acepta la pluralidad de los mundos, tanto sean estos paralelos o físicos, (de otros orbes), aceptando de esta manera la vida extraterrestre, sea esta física o supra-física, las cuales todas están ligadas bajo la Ley del Karma.

Por lo tanto el ser humano según sus actos y futuras funciones puede incluso llegar a encarnar en mundos superiores, como también espíritus de otros orbes que vienen a la Tierra, o para cumplir alguna misión específica, o de ajuste vibratorio, lo cual ya esta sucediendo esto en el planeta desde hace unos veinticinco años y estos espíritus, son los que vienen a poblar la Tierra para el nuevo orden que ya se está gestando.

“CREO EN LA SANTÍSIMA TRINIDAD, EN LA VIDA QUE SE RENUEVA Y EN SU ETERNIDAD”.

En este aspecto se considera a la Santísima Trinidad, no importa el nombre que se les dé, ya que se reconoce al Padre como Único Creador, fuente de todas las cosas, al Hijo como camino de evolución constante emanada del Padre y al espíritu santo como el vinculo de todo “ser” qué es la verdadera chispa divina emanada del Creador y que por medio de las sucesivas reencarnaciones ira brillando hasta no necesitar más de los diferentes vínculos que utiliza para su senda espiritual en los mundos o planos inferiores.

En este triangulo donde todo empieza en el Padre, gira alrededor de que todo, no importa las veces que lo intentemos ni el tiempo que necesitemos, volveremos a la Fuente Divina, ya que esto es lo único “Eterno”
En este caso de la misma manera como hemos decodificado esa maravillosa ¡Oración! El Padre Nuestro, en lo referente al aspecto de la Santísima Trinidad, esta también encierra tres misterios que son:

El Padre: que es cuando comenzó la evolución del cuerpo denso y la individualidad espiritual del hombre, está en especial cuidado del Padre (Zambí).

El Hijo: es cuando el cuerpo Vital y el espíritu humano ya individualizados, comenzaron con su evolución y está al cuidado del Hijo (Obatalá).

Ifá: es cuando el cuerpo de deseos y el cuerpo mental comenzaron a evolucionar, por lo tanto están bajo el cuidado de este.

“CREO EN LA COMUNICACIÓN DE LOS GUÍAS ESPIRITUALES, ENCAMINÁNDONOS EN LA CARIDAD Y LA PRÁCTICA DEL BIEN”.

El estudio y el reconocimiento del hombre sobre el mundo espiritual, el cual por medio de la comunicación mediúmnica, este puede aclarar todas las dudas que puede tener el espíritu humano, el cual está preso bajo el peso de la carne (cuerpo físico) sobre el porqué de la existencia y hacia dónde vamos. Esto se logra por medio de la comunicación mediúmnica con los Guías o Maestros Espirituales que nos aconsejan y guían siempre orientados hacia la práctica del bien, el cual es el único camino hacia Zambí.

“CREO EN LA FE DEL UMBANDA Y QUE DIOS ES PADRE DE TODOS Y ZAMBÍ ES SU NOMBRE EN ESTÁ MI RELIGIÓN”.

Es el convencimiento del adepto que el Umbanda según su doctrina, fundamento y dogma, es una de las corrientes pensamientos orientada hacia la comprensión de que Dios, en su omnipotencia creadora es el verdadero Creador de todo lo conocido, como lo desconocido, para el ser humano, lo comprendido, como lo incomprendido y que Dios en simplemente una forma de definirlo porque dentro de la concepción humana no tenemos otro nombre para él ya que no existen palabras humanas para definirlo en su magnificencia. Dentro de otras religiones tiene distintos nombres, pero para los Umbandistas es ¡Zambí! aceptándolo con devoción.

“CREO EN LA INVOCACIÓN, LA PLEGARIA Y LA OFRENDA, COMO ACTO DE FE”.

Por medio de la invocación de los Guías Espirituales, ellos siempre estarán dispuestos a orientar al hombre sobre todas las cuestiones que se los requiera, siempre que estén orientadas a la buena causa del espíritu.

La Plegaria como única forma de llegar a los Espíritus Superiores, pero esta siempre hecha con devoción verdadera, y que por medio de la fe será escuchada.

“CREO EN EL PUNTO FIRMADO, EN EL PUNTO CANTADO Y EN LA PEMBA”.

El compromiso de los guías con el hombre. Donde ellos por medio de su firma (ponto riscado) tomaran la responsabilidad del caso que les tocara asumir, las cuales al igual que la palabra de un hombre de honor, ellos nunca fallaran a quienes así los invoquen y requieran, no importa la índole del pedido, siempre que sea orientado hacia del bien al prójimo, ellos ahí estarán.

Y por medio de sus alabanzas (pontos cantados), que es el punto de contacto vibratorio para este intercambio espiritual, físico y metafísico, lo cual por medio de la afirmación de la pemba, significado esotérico de ligación con los dos mundos físicos y espirituales.

“CREO EN LA ESTRELLA Y EN LA CRUZ”.

Simbolismo esotérico del acompañamiento del hombre con otras civilizaciones, las cuales ya tuvieron interacción con estos en épocas distantes, pero que siempre estarán por el compromiso hecho hace miles de años atrás en los albores de la Humanidad, y la cual también es referencia de el mundo del Arcángel regidor de la Tierra (no es el Cristo, aclaración hecha para que el lector no se confunda), el cual proviene de ¡Sirio! Y ese es su significado o mención.

La Cruz símbolo emblemático también esotérico, en el cual se apoyan los Espíritus Celestes (no son los Orixás), comandados estos por el Sublime ¡Adonay! Y todo su poderoso ejército, los cuales son los encargados de la custodia de nuestro universo conocido.

“CREO EN EL UMBANDA COMO RELIGIÓN REDENTORA, CAPAZ DE LLEVARNOS POR EL CAMINO DE LA EVOLUCIÓN, HASTA NUESTRO PAE OXALÁ”

Umbanda como religión manumisora (libertadora), está orientada hacia la salvación e independencia del ser humano, para que por medio de de su libre albedrío, pueda el hombre lograr su propia libertad y encaminándose hacia el sendero del bien, el discernimiento y la inteligencia y de esa manera poder llegar hasta el lugar que nos tiene preparado nuestro Creados y su Hijo Oxalá, ese es el camino que nos espera al final de nuestro ciclo.

“CREO Y VIVO SEGÚN EL EVANGELIO DE JESÚS Y EN LA COMUNIÓN DEL AMOR A DIOS”.

El Evangelio si bien no es el único camino para llegar al Padre, sí es un medio seguro para no desviarnos de este, es un atajo seguro si el hombre aplica y pone en práctica sus enseñanzas, como lo hiso nuestro divino Maestro ¡Jesús! Y es Cuando el hombre logre por medio de la devoción y reconocimiento a Dios (Zambí), es entonces que en aquel momento logrará una unión verdadera con él.

CREO EN TODO ESTO AHORA Y POR SIEMPRE POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS”.

En esta última afirmación no hay palabras banales, es la convicción del hombre de que todas estas sentencias están hechas con el corazón abierto, en las cuales no habrá ni tiempo, ni espacio para reconocer los atributos de Zambí, ya que la Humanidad viene evolucionando desde hace millones de años, con el único fin de regresar a su propia Fuente Divina, que es Dios (Zambí), no habiendo siglos de por medio para lograrlo, solo la devoción y el amor hacia él lo llevará.

(Que así sea), no es ninguna sentencia ni afirmación, fue agregada y no tiene relevancia en su definición.

Lo aquí expuesto es propiedad del Centro Fevsiha.
Derechos reservados por los autores. Queda prohibida su difusión total o parcial bajo la LEY 11.723 (235) de la Propiedad intelectual. 

Red Social C.E.R.U.K.F: http://29071957.ning.com/ (Centro de Estudios Religiosos de Umbanda y Kimbanda Fevsiha)
Tel: 4353-4284  / 4230-7905
Lanus Este  Buenos Aires Argentina

Comments