Historia de la Obra Salesiana en Costa Rica


1907  Un siglo de amor en Costa Rica  2007

El  20 de  julio de 1907 los primeros salesianos llegaron a Costa Rica, y desde entonces, han dedicado lo mejor de su esfuerzo a la formación de los niños y jóvenes costarricenses, así como al fortalecimiento espiritual de este querido pueblo.

 

Historia
A lo largo de este siglo, muchas personas han estado al lado de la obra salesiana y  han  extendido en nuestro país  el amor y las enseñanzas de Don Bosco.  El espíritu de servicio, solidaridad y desprendimiento se han convertido en factores decisivos para concretar y robustecer los principios que guían la filosofía de aquel santo nacido en el piamonte italiano, el 16 de agosto de 1815. 

Siempre se ha contado con la guía constante de los sucesores de Don Bosco que a lo largo de la historia  se han hecho presentes en el país para conmemorar diferentes acontecimientos.  Como hecho relevante, en enero del 2008  esperamos con gran alegría  al  Padre Pascual Chaves,  IX Sucesor de Don Bosco con motivo del Centenario.

 

Orígenes
La historia nos señala que los primeros contactos se  remontan al año 1883 cuando el Obispo Bernardo Augusto Thiel, escribe a Don Bosco con el propósito de solicitarle su colaboración para  la evangelización del pueblo costarricense. Sin embargo, la Costa Rica liberal de finales de siglo XIX y la gran demanda de  misioneros salesianas en otros países, no permitieron que eso fuera  realidad sino hasta el  20 de julio de 1907. 

En este esfuerzo también se destacó el diputado Francisco Jiménez Oreamuno, quien realizó gestiones ante el Padre Inspector o Provincial,  Pbro. José Misieri,  residente en El Salvador. 

Jiménez  quería que  la Congregación regentara el Hospicio de Huérfanos de Cartago, institución que era sostenida por varios bienhechores  entre ellos, su tía doña Dolores Jiménez vda. de Sancho. 

La primera visita  exploratoria de los salesianos a Costa Rica, se produce en  1906 con la presencia del Padre Misieri.   Pocos  después,  el  20 de julio de 1907 llegaron a  Puntarenas  el  superior  P. Antonio Russo, el clérigo Francisco Martelli y los coadjutores  Esteban Tossini,  Francisco Stanga y Joaquín Vega. Se dirigen a Cartago junto a  varios exalumnos del Colegio  Santa Cecilia de El Salvador, quienes  se desempeñarían como maestros. 

Durante  los primeros años  se impartieron  clases de herrería,  mecánica, sastrería y zapatería.   La escuela agrícola estuvo a cargo del señor  Stanga.  En total  sesenta niños del Hospicio empezaron a beneficiarse de la educación que recibían de este primer contingente. 

Cuando la obra contaba con 130 integrantes,   el 4 de mayo de 1910, en un terremoto devastador mueren  los coadjutores  Joaquín Vega,  Francisco  Stanga, el sacristán y dos jóvenes estudiantes.

Este fenómeno no doblega la voluntad de los recién llegados.  De allí,  que la reconstrucción no se hizo esperar y surgen  dos talleres más: el de imprenta y el de mecánica.  A partir de  1922, cuando asume la dirección el Padre Domingo  Soldati, el Hospicio se fortalece  y llega a ser  una verdadera escuela de Artes y Oficios.

Durante más de cuatro décadas centenares de jóvenes se especializaron  en sastrería, zapatería, mecánica, tipografía y carpintería.

Este centro de menores  estuvo  bajo la  administración de los salesianos hasta el 30 de noviembre de 1952,   cuando era  director el sacerdote  Mario Morera.

 

 

Aspirantado o Seminario Menor
Junto al funcionamiento del Hospicio, la obra de Don Bosco buscó extenderse. El 2 de febrero de 1938 se estableció el Aspirantado Menor también en Cartago en un edificio anexo. Dos años más tarde  se trasladó a   San José donde funcionó durante quince años. 

El 17 de febrero de 1955 experimenta un nuevo traslado  a Zaragoza de Palmares a un terreno donado por Juan Pacheco e Isaías Vásquez, y bajo la dirección del padre Bernardino Molina. En Palmares permanece hasta 1962 cuando se muda a la  anterior casa  salesiana de  Cartago.

 

Escuela de Vocación Agrícola
En 1954 la Congregación recibe  la donación  de dos  hectáreas de terreno de  parte del señor José Joaquín Peralta Esquivel, y se  adquieren  otros terrenos en el distrito de Guadalupe o Arenilla de Cartago. El 19 de febrero de 1956  se realizó la bendición de parte del  Rector Mayor don Renato Ziggiotti, V Sucesor de Don Bosco,  y de inmediato inició la construcción de la Escuela Salesiana de Orientación Agrícola.

 

Patrono de la educación técnica
El 30 de abril de 1978 San Juan Bosco  es declarado  patrono oficial de la educación Técnica Profesional de Costa Rica, siendo Ministro de Educación Pública don Vidal Quirós Berrocal y Presidente de la República Daniel Oduber Quirós.

 

Obras en  San José
Con el correr de los años la presencia de Don Bosco  en Costa Rica  creció. La labor realizada en la Vieja Metrópoli empezó a conocerse en el resto del país. La experiencia y los logros obtenidos con los jóvenes hizo que un grupo de cooperadoras salesianas de San José,  guiadas por el sacerdote César Cesari, se integraran para colaborar con el  Hospicio de Huérfanos de Cartago y también para promover la construcción  del Oratorio Festivo en  la capital.  

El 20 de mayo de 1929 Felipe Alvarado donó  4 mil metros cuadrados en pleno centro de San José. (calle 28, av. 4ta. y 6ta).  Dos años después, el 28 de mayo de 1931,  inició la construcción del Oratorio Festivo y el 13 de octubre de ese mismo año los  cimientos de la capilla.

El Padre José de la Cruz Turcios y Barahona, más tarde Arzobispo de Tegucigalpa, llegó a Costa Rica en 1933. Con  su vocación salesiana decidió continuar con gran entusiasmo la obra en San José.  El 12 de agosto de ese mismo año  inauguró y bendijo la Capilla y el Dormitorio para limpiabotas, denominado  Felipe J. Alvarado". 


El IV sucesor de Don Bosco, P. Pedro Ricaldone,  Rector Mayor de los Salesianos, erigió canónicamente el 11 de setiembre de 1933 la Casa Salesiana de San José, que se conocería como Santo Domingo Savio. Sin embargo, a raíz de la canonización de Don Bosco el 1 de abril de 1934, el nombre de Don Bosco lo  fue sustituyendo poco a poco.

El 23 de abril de 1939 se colocó la primera piedra de la Escuela de "Artes y Oficios"  de San José,  cuyos trabajos iniciaron hasta el 31 de mayo de 1946.

En 1948 se fundó el Colegio Don Bosco de Bachillerato Académico, donde había funcionado el Oratorio Festivo. Contaba con dos secciones;  la de artesanos, quienes aprendían un oficio en la Escuela de "Artes y Oficios" y la sección  Estudiantes, con  primaria y bachillerato académico.

En 1950 se trasladó la escuela de Cartago a San José con los talleres de Mecánica, Ebanistería y Artes Gráficas y fue inaugurada el 26 de abril de ese mismo año, bajo la dirección del  sacerdote Carlos Nielsen. Se convertiría en la Escuela Técnica Salesiana de Artes y Oficios (ETSAO). Algunos de sus alumnos pasaron a San José, lo cual permitió que  en  1953 tuviera lugar la primera graduación de nueve peritos.

En 1956 se transforma en Instituto Técnico y en 1969 se efectúa la primera graduación de los 10 bachilleres industriales.  Continúa funcionando en estas instalaciones hasta enero del 2005 cuando  es absorbida por  CEDES Don Bosco y se traslada definitivamente a Alajuelita.

 

Colegio Salesiano de Zapote
En respuesta a la gran demanda de estudiantes en el Colegio Técnico Don Bosco (Barrio Don Bosco), se construye el Colegio Salesiano Don Bosco en Zapote  que  inició funciones el 8 de marzo de 1965 siendo su primer director el Pbro. Rafael Alfaro.

 

 San Isidro de El General
Con la finalidad de ofrecer una obra más significativa en el campo de la Pastoral Juvenil, el 1 de marzo de 1991 los señores Sergio Saborío y Lilliana Halder Picado donan un terreno en San Isidro de El General.   Desde entonces, funciona el  Centro Don Bosco, con Oratorio y Centro Juvenil. Allí se atienden  centenares de jóvenes de la comunidad.

 


CEDES Don Bosco

El Centro de Educación Salesiana, CEDES Don Bosco, surgió como una necesidad de atender a niños y jóvenes de  escasos recursos económicos  vecinos de los barrios del sur de la capital.  Ante gestiones realizadas por el   Padre Giuseppe Coró,  la familia Castro Ortega donó en 1996,  un terreno de 8 hectáreas  en Concepción Arriba de Alajuelita.

Pocos meses después, el 31 de octubre de 1996, la Asociación Oratorios Salesianos Don Bosco,   fue declarada  de utilidad pública para los intereses del  Estado, siendo Juan Diego Castro Fernández, Ministro de Justicia y Gracia y José Ma. Figueres Olsen, Presidente de la República.

CEDES contempla varias áreas como El Centro Infantil Pasitos Pequeños,  la  Escuela Don Bosco, el Colegio Técnico Don Bosco, el Centro de Formación Juvenil, la Iglesia Pública, el Oratorio Festivo, el Computer Cluhouse y el Movimiento Juvenil Salesiano. Realiza una labor de formación y prevención y actualmente  cuenta con más de dos mil niños y jóvenes. 

La primera piedra se colocó el 14 de agosto de 1996 y nueve meses después,  el 24 de mayo de 1997, fueron inauguradas las canchas multiuso.  El  12 de agosto de 1998 el Padre Juan Edmundo Vecchi,  VIII sucesor de Don Bosco,  bendijo las instalaciones del Oratorio o Centro Juvenil.

El Templo dedicado a María Auxiliadora fue inaugurado el 24 de mayo del 2005 con una asistencia multitudinaria de amigos y devotos de la obra.

 

La Familia Salesiana
La  obra salesiana   está presente en 130 países  gracias al apoyo de 23 grupos, jurídicamente reconocidos,  que conforman la Familia  Salesiana.  Todos ellos  tienen el compromiso de ser Iglesia Viva y de trabajar  solidariamente por los niños y jóvenes.

Costa Rica no ha sido la excepción y  entre los grupos que han trabajado arduamente para impulsar la obra   se encuentran:

Sdb. Salesianos de Don Bosco . ( Inició en Costa Rica en 1907.)
FMA: Hijas de María Auxiliadora  (en el país desde 1917).
CCSS: Cooperadoras y Cooperadores Salesianos
Exalumnos y Exalumnas Salesianas Federados
ADMA: Asociación de  Devotas de María Auxiliadora
ADS: Asociación  Damas Salesianas
VDB: Voluntarias de Don Bosco
MOJUSA: Movimiento Juvenil Salesiano

Cada una de estos grupos tiene sus obras propias de gran impacto en el país como La Casa de Sor María Romero, el Hogar Maín, Preescolares en zonas de alto riesgo, etc.

 

Padre Pascual Chaves,  IX Sucesor de Don Bosco

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Padre Mario Morera y un niño tocando el acordeón.

 

 

 

Diplomados de las Escuelas Profesionales Salesianas. Hospicio de Huerfanos de Cartago, 1943.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estudiantes de quinto año, con Pbro. Rafael Alfaro. Colegio Salesiano Zapote, 1965.