PRONUNCIAMIENTO HUMANISTA

Como integrantes de diversos organismos humanistas presentes en Bolivia nos sentimos llamados a expresar nuestra posición sobre el autodenominado movimiento ciudadano “#Con Mis Hijos No Te Metas” y a revelar su verdadera intencionalidad y filosofía de acción.

Analizando el documento que tal movimiento ha difundido a través de las redes sociales, encontramos varios aspectos con los cuales discrepamos radicalmente:

El CMHNTM señala que actúan para defender los “valores naturales familiares”. Para que sepan, no existen valores naturales. Si fuese así, los valores serían parte de la Naturaleza, como las plantas, el clima, etc. y no tendríamos que realizar esfuerzo alguno para enseñarlos, pues estarían en nuestros genes. No nacemos con valores, los aprendemos de nuestro medio social. Todos los valores son un producto histórico y cultural.

Su pretensión de “defender la vida, la libertad, y los principios y valores naturales de la familia” esconde una posición misógina que pretende borrar todos los avances sociales que las mujeres, a través de su continua lucha, dirigida por los movimientos feministas, han logrado. Esconden también el intento de imponer una moral tutelar que busca la sumisión de las mujeres a roles “naturales” y por tanto inmutables. Algo inaudito en un país donde 7 de cada 10 mujeres han sufrido actos de violencia de parte de sus parejas.

Los integrantes de #Con Mis Hijos No Te Metas se presentan como “respetuosos de los derechos fundamentales de las personas” demandando que “las diversas orientaciones sexuales que ostentan determinados grupos GBLTIs estén limitadas a una práctica individual y a espacios privados” Con su demanda están exigiendo que se despojen de su identidad y que únicamente puedan expresarla en solitario, de forma clandestina, en riguroso aislamiento. De este modo, a las personas GBLTI se les priva del ejercicio de varios Derechos Humanos como ser el derecho a asociarse, a reunirse, a tener pareja, a trabajar, estudiar, viajar y al más importante de todos, el derecho a la identidad.

Se presentan como un movimiento ciudadano, apartidista y No confesional, surgido de la nada. Esto es falso, pues en todos los países donde actúan tienen vinculaciones estrechas con partidos políticos y con grupos religiosos caracterizados por su fanatismo. Esta no es una afirmación gratuita, basta ver la genealogía de este movimiento y el carácter de sus acciones y alianzas. En el Perú, los líderes de esta organización pertenecen al partido de Fujimori, ahora preso por delitos de lesa humanidad. En Colombia, se opusieron al proceso de Paz entablado entre el gobierno de ese país y las FARC. En el Brasil, tienen estrechos vínculos con Bolsonaro, quien afirmo que “Pinochet en vez de torturar debiera haberse dedicado a matar”.

Es a este personaje que Víctor Hugo Cárdenas, integrante y líder del CMHNTM rindió alabanzas por Twitter celebrando su victoria, loas que no son otra cosa que la aceptación y la legitimación de la violencia que Bolsonaro expresa abiertamente.

Por último, queremos expresar a los integrantes de esta organización que la mejor manera de expresar un sentimiento religioso es cumplir con la Regla de Oro, expresada en las distintas culturas y por las Grandes Religiones: Trata a los demás como a ti mismo.