Publicación sobre sistema electoral y derechos políticos de las mujeres en Costa Rica

Isabel Torres, integrante de CEDE, presenta investigación elaborada para UN-INSTRAW

Auditorio del Tribunal Supremo de Elecciones, San José, Costa Rica, 26 de agosto de 2010, 3:00 p.m.

La publicación “Costa Rica: sistema electoral, participación y representación política de las mujeres”, producto de una investigación realizada por Isabel Torres García en el marco de las acciones promovidas por el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (UN-INSTRAW) con el auspicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), fue presentada en Costa Rica, el jueves 26 de agosto de 2010, a las 3:00 pm, de manera conjunta con el Tribunal Supremo de Elecciones y el Instituto Nacional de las Mujeres. (Ver el programa - Ver la nota en UN-INSTRAW)

UN-INSTRAW propició la investigación, que tuvo como objeto analizar el sistema electoral de Costa Rica a fin de conocer y visibilizar los diferentes mecanismos o elementos que lo conforman y su influencia en la participación y representación política de las mujeres. Para ello utiliza a OLYMPIA: Herramienta tecnopolítica, la cual ofrece información sistematizada y rigurosa, mediante las nuevas tecnologías de información y comunicación, que facilita el análisis en la materia:
  • Información electoral sistematizada y organizada mediante matrices descriptivas y analíticas denominadas Ficha-país, que contienen información sobre el sistema electoral y la participación política de las mujeres, estructurada en cinco secciones temáticas: Datos país, Ingeniería electoral, Resultados electorales, Marco jurídico nacional y Marco jurídico internacional. La información se organiza por países y por niveles de representación (nacional, intermedio y local).
  • Estudios de caso a realizarse en varios países y donde Costa Rica es uno de ellos, constituyen herramientas de investigación empírica sobre los efectos de los sistemas electorales en la participación y representación de las mujeres, permitiendo analizar sus distintas expresiones según el contexto, describirlos, explicarlos y compararlos.
Esta misma investigación se realizó en Guatemala y fue presentada el 6 de agosto de 2010. Ver nota informativa.


Objeto de la investigación

El debate contemporáneo sobre la democracia centra su atención en la capacidad o incapacidad del sistema político para gestionar y representar los intereses y necesidades de la población considerando su diversidad, así como en su capacidad para neutralizar las expresiones históricas estructurales de desigualdad y de discriminación hacia amplios sectores poblacionales. Uno de los aspectos centrales en discusión, se relaciona con el goce y ejercicio pleno de derechos por parte de las diversidades sociales, partiendo del hecho que la diferencia no debe suponer desigualdad.

La reducción del “déficit democrático” implica la eliminación de la ausencia o subrepresentación de sectores o poblaciones históricamente excluidas, como los pueblos indígenas o la población afrodescendiente o las mujeres, últimas que forman parte de todos los colectivos sociales y representan la mitad de la humanidad. La igualdad y la prohibición de la discriminación, son las dos piedras angulares de los sistemas de derecho y de la cultura de la legalidad. La democracia es un sistema de gobierno y de convivencia donde tanto la voluntad como las necesidades de las personas, así como los beneficios a que acceden, se consideran en un marco de igualdad. Siendo regla de la democracia la distribución y reconocimiento de poderes, recursos y oportunidades para todos los seres humanos, su principal reto es la inclusión de todos los intereses sociales en los procesos de toma de decisión política, reconociendo su pluralidad, diversidad y autonomía Una democracia plenamente igualitaria no puede dejar de lado la participación y representación de los intereses y necesidades de la mitad de la población.

La estructura legal de un país es fundamental para el diseño de una democracia, ya que ordena y organiza los procesos de toma de decisiones. El sistema electoral es uno de los componentes de la democracia representativa que ejerce una influencia significativa en el acceso de las mujeres a los puestos de elección popular, a esos espacios de poder y de toma de decisiones mediante los cuales la clase política representa y acoge las demandas del espejo social. Se parte de la premisa de que los sistemas electorales no son neutros a la construcción de género, a esas características atribuidas a mujeres y hombres, definidas socialmente y moldeadas por factores culturales, que originan desigualdad y discriminación.
Arriba: Isabel Torres presenta los resultados de la investigación. 
Abajo, de izquierda a derecha: Isabel Torres García, autora y consultora UN INSTRAW, José Thompson, Director CAPEL/IIDH, Hugo Picado, Director IFED/TSE, y Jorge Vargas Cullel, Director Adjunto Estado de la Nación.
Comments