DIEZ RAZONES PARA LEER A CORTÁZAR 


 

Vídeo de YouTube

Vídeo de YouTube


"El que yo naciera en Bruselas fue consecuencia del turismo y de la diplomacia. Mi padre formaba parte del personal de una misión comercial agregada a la legación en Bélgica y, como acababa de casarse, se llevó a mi madre con él a Bruselas. Fue mi destino nacer durante la ocupación alemana de Bruselas al iniciarse la I Guerra Mundial.
"Tenía yo casi cuatro años cuando mi familia pudo regresar a la Argentina. Yo hablaba principalmente francés y de esa lengua retuve esa «r» afrancesada de la que jamás pude desprenderme."
Rayuela

La rayuela se juega con una piedrita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrita, un zapato, y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores. En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo, se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas (rayuela caracol, rayuela rectangular, rayuela de fantasía, poco usada) y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo  lo malo es que justamente a esa altura, cuando casi nadie ha aprendido a remontar la piedrita hasta el Cielo, se acaba de golpe la infancia y se cae en las novelas, en la angustia al divino cohete, en la especulación de otro Cielo al que también hay que aprender a llegar. Y porque se ha salido de la infancia  se olvida que para llegar al Cielo se necesitan, como ingredientes, una piedrita y la punta de un zapato.


Los libros de Cortázar. Formatos curiosos.


 Videos

PROYECTO CORTÁZAR (videos sobre sus cuentos)

Video Cortázar, el perseguidor

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj

El Aplastamiento de las Gotas Julio Cortazar

Rayuela Capitulo 7 - En la voz de Julio Cortazar

 

 

 

Instrucciones de cronopios y de famas

Amor 77

Y después de hacer todo lo que hacen, se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

Lucas, sus pudores

 

"Crecí en Bánfield, población de las afueras de Buenos Aires, en una casa con un gran jardín lleno de gatos, perros, tortugas y papagayos; un paraíso. Pero en ese paraíso ya era yo Adán, en el sentido en que no conservo recuerdos felices de mi infancia -demasiadas tareas, sensibilidad excesiva, tristeza frecuente, asma, brazos rotos, primeros amores desesperados (mi cuento 'Los venenos tiene mucho de autobiográfico')."
 
Calle de la casa natal de
Cortázar
 
Plaza frente a la casa natal de Cortázar en Bruselas
 

 

Cuentos


Casa tomada

La señorita Cora

Continuidad de los parques

 

Usted se tendió a tu lado


La noche boca arriba

 Pesadillas 

Las ménades

Deshoras

Lejana

No se culpe a nadie

Todos los fuegos el fuego

Una flor amarilla

La puerta condenada

 

Axolotl

Bestiario

Carta a una señorita en Parìs

Rayuela

FANTOMAS contra los vampiros internacionales 

Los juegos temporales en Ômnibus, Las puertas del cielo y Bestiario

Lo fantástico en Lejana, Axolotl y Cartas de mamá


Europa y América en la minificción de Julio Cortázar
Ċ
ceci Bru,
Oct 29, 2009, 6:43 AM
ĉ
ceci Bru,
Oct 29, 2009, 6:50 AM
ĉ
ceci Bru,
Mar 4, 2015, 9:47 AM
Ċ
ceci Bru,
Oct 29, 2009, 6:56 AM
Comments