El Islam.

Introducción. LA EDAD MEDIA.

Con el tema del Islam nos despedimos del repaso que hemos dado a la Prehistoria y a la Edad Antigua. Nos adentramos en la Edad Media.

Ya sabemos que a finales del siglo IV el emperador romano Teodosio el Grande dividió el Imperio Romano en dos: Imperio Romano de Occidente con capital en Roma e Imperio Romano de Oriente, con capital en la ciudad de Constantinopla, también conocida como Bizancio.

A la Edad Antigua sucederá la Edad Media, que  es el periodo de la Historia que va:

Ø  Desde el año 476 d.C. con la caída del Imperio Romano de Occidente.

Ø  Hasta el año 1453 con la caída del Imperio Romano de Oriente, conocido como Imperio Bizantino.

 

La Edad Media durará, por tanto, aproximadamente mil años. Y en estos mil años nos vamos a encontrar tres grandes ámbitos de influencia:

1.       El Imperio Bizantino, que perdurará durante toda la Edad Media. Se sitúa básicamente en el Este de Europa.

2.       Los reinos germánicos, que estarán formados por los pueblos bárbaros y ocuparán básicamente el occidente europeo.

3.       El Islam, que surgirá en la Península de Arabia y se extenderá hacia Asia, hacia la frontera con Bizancio y hacia el Norte de África y la Península Ibérica.

 

  

 PRIMER TEMA DE LA EDAD MEDIA: EL ISLAM

 
 

 1.       PRIMERA PARTE. EL ISLAM: una nueva religión.

1.1. El origen de la nueva religión: Mahoma.

1.2. En qué consiste la nueva religión.

 (Ver la presentación en power point que está en los archivos adjuntos de la parte inferior de la página que se titula:
"1. El Islam. Una nueva religión")

 

 

 1.1. EL ORIGEN DE LA NUEVA RELIGIÓN.

 

El islam se inició en la persona de Mahoma (el Profeta) quien afirmó recibir la revelación del único Dios verdadero (Alá) de boca del arcángel Gabriel en el año 610.  Mahoma predicará la nueva religión en La Meca, la ciudad más importante de la Península de Arabia, pero es rechazado y perseguido y se ve obligado a huir a la ciudad de Medina (la segunda en importancia). Esta huída se conoce con el nombre de la Hégira (año 622) y se considera el comienzo de la era islámica (el año “cero”).

La rápida adhesión de las tribus locales a la nueva religión se deberá a tres factores:

1.       La Península de Arabia no tenía ni unidad política ni religiosa y estaba organizada en multitud de tribus cada una de las cuales tenía su propio jefe y sus propios dioses. Por tanto, no existía ninguna unidad política ni ninguna religión lo suficientemente importantes como para que hubiese una oposición fuerte a la nueva religión.

2.       La península de Arabia estaba habitada por gentes, en general, muy pobres y que estarían en situación de acoger una religión que les prometía todo lo que ellos podían desear (un paraíso lleno de agua, vegetación y mujeres).

3.       Además la nueva religión predicaba la Yihad o Guerra Santa, según la cual aquel que muriese matando infieles a favor de extender la nueva religión iría directamente al Paraíso.

                El resultado fue la rápida extensión del islamismo que, a la muerte de Mahoma ya dominaba toda la Península de Arabia, formando un estado teocrático, a cuya cabeza se situaba el califa que era el jefe político y religioso del nuevo estado.

 1.2. CÓMO ES LA NUEVA RELIGIÓN.

 Para entender lo básico de la nueva religión hemos de conocer cuáles son sus siete palabras clave y sus mandatos más elementales:

 1.2.1.        PALABRAS CLAVE:

1)                   Islam: es el nombre de la nueva religión; significa “sumsión”.

2)                   Musulmán: es el nombre del creyente.

3)                  El Corán: es el libro sagrado; significa “recitación” pues recoge las enseñanzas de Mahoma.

4)                  Alá: el nombre del Dios único.

5)                  Profeta: Mahoma

6)                  Califa: sucesor de Mahoma. Es el jefe político y religioso del Islam

7)                  Mezquita: templo islámico al que acuden los musulmanes a rezar.

 

1.2.2.        LA RELIGIÓN.

La base de la religión islámica son sus cinco preceptos básicos:

1)      Confesar el  credo: Alá es el único Dios verdadero y Mahoma es su profeta.

2)       Rezar cinco veces al día en dirección a La Meca.

3)      Ayunar en el mes del Ramadán.

4)      Dar limosna

5)      Peregrinar a la Meca, al menos, una vez en la vida.

 

A estos preceptos hay que añadir la predicación de la Yihad, ya explicada anteriormente.

 
 
 
SEGUNDA PARTE: el Islam. Fases de su expansión.
 
La primera fase del Islam la identificamos con la vida del Profeta, de Mahoma. Con él, el Islam se extenderá por toda la Península de Arabia.
 
La segunda fase es la de la dinastía Omeya. Con los Omeyas la capital se trasladará a Damasco, y el Islam se extiende hacia el este, por Asia, y hacia el Norte,
y hacia el Este por África y cruzando el Estrecho de Gibraltar.
Tomarán la Península Ibérica, a la que llamarán Al Andalus  y continuarán en su avance hacia el Norte: atravesarán los Pirineos y penetrarán en el reino de los francos,
hasta que éstos los vencen y rechazan en Poitiers (732), haciendo que se replieguen al sur de los Pirineos, es decir, en Al Andalus.
 
La tercera fase corresponderá a la dinasstía Abasí. Tras asesinar a todos los Omeyas -excepto a uno-, trasladan la capital a Bagdad. Los Abasíes irán perdiendo
 el control del califato, que verá cómo su territorio se irá disgregando. Solo un príncipe Omeya conseguirá escapar: Abd-al-Rahman. Huirá y llegará a Al Andalus,
donde se autoproclamará emir, independizándose políticamente del Califa de Bagdad, de los Abasíes.
 
Por último, a los Abasíes sucederán los turcos.
 
 
TERCERA PARTE: AL ANDALUS. LAS CINCO ETAPAS DE LA OCUPACIÓN MUSULMANA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA (AL ANDALUS)

 La ocupación musulmana de la Península Ibérica (Al Andalus) duró unos ocho siglos. Este extenso periodo no fue siempre igual , por los que puede dividirse en cinco etapas.

 1.- Emirato Dependiente (711-756): dependencia política y religiosa.

Tras la conquista, Al Andalus se convierte en una provincia del Califato Omeya de Damasco, dirigida por un emir nombrado por el califa y que la gobierna en su nombre.

2.- Emirato Independiente (756-929): independencia política y dependencia religiosa.

Los Abasíes usurparán el Califato, tras protagonizar la matanza de la familia Omeya. Sólo sobrevivirá Abd al Ramán, príncipe (emir) Omeya que huirá y se establecerá en Al Andalus. Abd al Ramán I no reconocerá la autoridad de los usurpadores Abasíes y declarará la independencia política: Al Andalus se convierte en un Estado independiente. Tan solo se seguirá reconociendo al califa como jefe religioso.

3.- Califato de Córdoba (929-1035): independencia política e independencia religiosa. Etapa de máxima fortaleza y esplendor.

Abd al Ramán III se sentirá tan poderoso que se independizará totalmente del Califato, autoproclamándose Califa, es decir, jefe no solo político, sino también religioso de Al Andalus. Al estar la capital en Córdoba se le conoce como Califato de Córdoba. Fue la etapa de máximo esplendor de Al Andalus.

4.- Reinos de Taifas (1035-1250): el Califato de Córdoba se divide y Al Andalus se debilita.

 La desintegración o división del Califato dará lugar a la formación de multitud de pequeños reinos conocidos bajo el nombre de taifas. Estos reinos serán muy pequeños y, como consecuencia, muy débiles. Esta circunstancia la aprovecharán los reinos cristianos del norte para ir arrebatándoles sus territorios. Por esto, los Reinos de Taifas pedirán ayuda a dos pueblos musulmanes del norte de África: los almorávides y los almohades. A pesar de todo, finalmente serán vencidos y solo subsistirá un reino de taifa: el Reino de Granada.

5.- Reino de Granada (1250-1492): el último reino musulmán de la Península Ibérica.

El último reducto musulmán de la Península Ibérica será el Reino Nazarí de Granada, que subsistirá a golpe de tributos a los reinos cristianos hasta finales del siglo XV. En 1492 los Reyes Católicos terminarán por conquistarlo, poniendo fin a ocho siglos de ocupación musulmana en la Península.

 
CUARTA PARTE: ARTE ISLÁMICO.
El arte del Islam, debido a la prohibición coránica relativa a la representación de imágenes, se desarrolla, sobre todo, en el campo de la Arquitectura y de las artes decorativas.
La Arquitectura será a la vez DIVERSA y HOMOGÉNEA. Diversa en tanto que en cada región recibe y asimila las influencias del lugar, y homogénea, en cuanto que utiliza un
lenguaje común, es decir, cuando vemos un edificio, rápidamente, a través de los elementos que contiene, lo identificamos como islámico y lo diferenciamos, por ejemplo, de otro
cristiano.
Nos sirve el ejemplo del castellano. Si vamos a cualquier lugar de España o de Hispanoamérica nos suena lo que se habla, porque en todos esos
lugares se habla un mismo lenguaje: el castellano. Y eso, a pesar de que en cada lugar se habla a su manera (no se habla igual en Sevilla, en Cádiz,
Jaén, Burgos, Méjico, Argentina,...). Del mismo modo sucede con la Arquitectura islámica: tiene un mismo lenguaje ("nos suena a musulmán", arquitectura islámica) aunque en cada región tiene elementos propios que pueden ser diferentes.

Si quieres ver un buen número de imágenes pincha aquí.
Te resultaría muy útil hacer algunos comentarios por tu cuenta.
 
ć
José Manuel Roás,
18 nov. 2009 11:14
ć
José Manuel Roás,
19 nov. 2009 14:25
ć
José Manuel Roás,
13 nov. 2008 9:39
ć
José Manuel Roás,
21 nov. 2008 6:31
ć
José Manuel Roás,
5 nov. 2008 2:14
ć
José Manuel Roás,
7 nov. 2008 1:28
Comments