Información de GPEX y otras empresas públicas, fundaciones y asociaciones del sector público en general

Escisión de Fomento de Emprendedores Extremeños, S.A.U

publicado a la‎(s)‎ 20 nov. 2011 5:08 por Sección Sindical CCOO GPEX

Fuente: JUNTA AL DÍA | CONSEJO DE GOBIERNO | VIERNES 18 - 11 - 2011 | Vicepresidencia, Portavocía, Empleo, E + In

El Ejecutivo autorizó la escisión total de Fomento de Emprendedores Extremeños S.A.U, cuyo patrimonio se dividirá en dos partes que pasarán a otras sociedades, lo que supondrá además su desaparición.


Una de estas partes estará representada por las acciones, participaciones y demás bienes, derechos y obligaciones derivados de su actividad de apoyo financiero a los emprendedores extremeños y se trasmitirá en bloque por sucesión universal a la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura, S.A.U. 

La otra parte, constituida por los bienes, derechos y obligaciones derivados de las actividades desarrolladas por la Sociedad en cumplimiento de las encomiendas de gestión conferidas por la Junta de Extremadura, se transmitirán en bloque por sucesión universal a Extremadura Avante Servicios Avanzados a Pymes, S.L.U. 

Las tres sociedades -la escindida y las beneficiarias- son filiales unipersonales de Extremadura Avante S.L.U. 

Autorización para la fusión por absorción de “Sociedad Pública de Gestión de la Innovación de Extremadura, S.A.U” con “Extremadura Avante Servicios Avanzados a Pymes, S.L.U”

publicado a la‎(s)‎ 20 nov. 2011 4:55 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 20 nov. 2011 5:02 ]

Fuente: JUNTA AL DÏA | Vicepresidencia, Portavocía, Empleo, E + In | Consejo de Gobierno |viernes, 18 de noviembre de 2011 

Autorización para la fusión de sociedades, en el proceso de concentración del sector público empresarial 

El Consejo de Gobierno autorizó el proceso de fusión mediante el cual la “Sociedad Pública de Gestión de la Innovación de Extremadura, S.A.U” resultará absorbida por “Extremadura Avante Servicios Avanzados a Pymes, S.L.U”, adquiriendo ésta por sucesión universal el patrimonio de aquélla, que se extinguirá. 

La autorización del Consejo de Gobierno es previa a los acuerdos sociales necesarios para acometer las modificaciones estructurales, consistentes en la fusión, escisión y en su caso transformación de sociedades, así como la trasmisión de acciones y participaciones sociales que requiera el proceso de concentración empresarial.

Esta medida forma parte del proceso de transformación del sector público empresarial, cuyo objetivo es lograr la atención integral al empresario ubicado en Extremadura, optimizando los servicios, evitando solapamientos y cubriendo vacíos de gestión, con austeridad y visión de futuro. 
Mediante este proceso se unificarán todas las medidas de acción pública de fomento de empresas a través de la empresa pública Extremadura Avante como herramienta de servicio al empresario y de acompañamiento a la Administración.

Izquierda Unida Verdes-SIEX defiende el papel de las empresas públicas ante el Pleno de la Asamblea

publicado a la‎(s)‎ 27 oct. 2011 5:06 por Sección Sindical CCOO GPEX

             El portavoz de Izquierda Unida Verdes-SIEX en la Asamblea de Extremadura, Pedro Escobar, ha preguntado hoy al Presidente de la Junta en sesión plenaria de la Cámara sobre la política que aplicará a las empresas públicas de la región. Pedro Escobar ha defendido el papel de estas empresas, que considera son “el disco duro de una Administración”.

                IU Verdes-SIEX ha mostrado su preocupación por el futuro de los empleados públicos. Para Pedro Escobar, las empresas públicas padecen de “elefantiasis”, es decir, demasiados altos cargos con sueldos elevados y “una tropa que muchas veces no llega ni a mileurista”. IU Verdes-SIEX espera que si tiene que haber una reorganización interna del personal, esta se produzca entre los cargos directivos y no entre los trabajadores “de a pie”.

                Pedro Escobar se ha referido también a las encomiendas de gestión, por las que ha preguntado a José Antonio Monago sobre si se mantendrán, recortarán o ampliarán. Escobar ha recordado al Presidente de la Junta el grave problema que tienen muchos pueblos y ciudades con la gestión integral del agua, es decir, la depuración y potabilización, demasiado costosa para las arcas municipales. Por este motivo, Escobar ha sugerido a Monago que “se podrían ampliar encomiendas para algunas de las empresas que ya hay” para que se hagan cargo de esta gestión y alivien la carga que esto supone para los municipios.

                Ante la respuesta del Gobierno de que está estudiando la situación del sector público extremeño, Izquierda Unida Verdes-SIEX ha mostrado su preocupación porque “estas reformas y estudios no vayan sólo al uso de la tijera, sino que usen también la brújula”. Pedro Escobar ha defendido el papel de estas empresas públicas, muchas de las cuales realizan labores de consulta informática, tecnológica, gestión de residuos, turismo, parque empresarial, etc., “tareas imprescindibles que deben servir para fortalecer el tejido empresarial de Extremadura”.

                Izquierda Unida Verdes-SIEX ha pedido al gobierno que “se aclaren y democraticen las relaciones labores, que no se sigan encadenando contratos que, muchas veces, caen en fraude de ley”.  Pedro Escobar ha añadido “no puede haber hasta tres tablas salariales para personas de las misma titulación y con la misma función” en las empresas públicas.

                Finalmente, el portavoz de Izquierda Unida Verdes-SIEX ha manifestado el deseo de su grupo parlamentario de que “las reformas que se hagan sirvan para construir un sector público más productivo, saneado, eficiente y más democrático en sus relaciones laborales”.

EL GOBIERNO DE EXTREMADURA REESTRUCTURA LOS PATRONATOS DE FUNDECYT Y PARQUE CIENTÍFICO TECNOLÓGICO Y ELIMINA SUELDOS Y BLINDAJES DE DIRECTIVOS

publicado a la‎(s)‎ 20 oct. 2011 0:38 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 20 oct. 2011 0:44 ]

FUENTE > [19/10/2011] JUNTA AL DÍA | LA CRÓNICA DE BADAJOZ

Los patronatos de la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en Extremadura (Fundecyt) y de la Fundación Parque Científico Tecnológico de Extremadura (PCTEx) han acordado una serie de medidas de reestructuración de ambas entidades que supondrán un ahorro importante para las arcas de la Comunidad Autónoma.

Entre las medidas adoptadas, en la línea de austeridad y eficacia en la gestión que defiende el Gobierno de Extremadura, destaca la eliminación de los sueldos y blindajes de directivos de ambas fundaciones.
 
El Patronato de Fundecyt ha acordado no renovar la figura del presidente ejecutivo de su junta rectora, cargo desempeñado con anterioridad por Luis Millán Vázquez de Miguel y que tenía carácter remunerado hasta su dimisión, hace unas semanas.

En concreto, Luis Millán Vázquez de Miguel cobraba anualmente un sueldo de 68.107 euros y, además, disponía de un taxista de uso particular que recibía, anualmente, 20.400 euros. En el día de hoy, y tras conocer este último dato, se ha dado orden de anular este servicio de taxi. Con esta decisión, las arcas públicas se ahorrarán anualmente casi 90.000 euros.

Además, el patronato de Fundecyt ha aceptado el cese del actual director general de esta entidad, David Carmona Rodríguez, tras poner el mismo su cargo a disposición del órgano de dirección de la fundación. Este cese se hará efectivo en breve, coincidiendo con el nombramiento del nuevo director general de Fundecyt.

La presidencia de la junta rectora de esta fundación será desempeñada sin remuneración alguna por el director general de Modernización e Innovación Tecnológica del Ejecutivo regional, Alejandro Hernández Renner.

Por su parte, el Patronato del PCTEx mantiene en su cargo al actual director general, Antonio Verde, aceptando la rescisión de la cláusula de indemnización de su contrato laboral. Asimismo, se ha acordado un ajuste de su salario, dentro de las nuevas directrices de remuneraciones en el sector público extremeño marcadas por el Ejecutivo regional.

Fusión, otra medida de ahorro

La reestructuración del sector público que está llevando a cabo el Gobierno de Extremadura se materializará además en la fusión de Fundecyt y PCTEx, que también supondrá un importante ahorro para la Administración regional.

Los patronatos de ambas fundaciones han acordado iniciar el proceso de fusión, que dará lugar a una entidad capaz de desempeñar cualquier función de apoyo a la I+D y a la innovación. Se busca optimizar los recursos y servicios de ambas entidades y aumentar su eficiencia en beneficio de los contribuyentes extremeños.

La entidad resultante mantendrá la naturaleza fundacional y acumulará todos los bienes, derechos y obligaciones de las fusionadas, en los ámbitos de derecho civil, administrativo y laboral.

Oscar García Rioboo, nombrado Director-Gerente de Gpex

publicado a la‎(s)‎ 8 oct. 2011 2:27 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 8 oct. 2011 3:50 ]

El  Consejo de Gobierno del pasado día 23 de septiembre acordó el nombramiento de Oscar García Rioboo,  como Director-Gerente de Gpex, en sustitución de Jaime Ruiz Peña cesado con anterioridad.

Óscar García Rioboo proviene del Sepei, el consorcio del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de la provincia de Cáceres, donde ejercía el cargo de Gerente del mismo, desde el año 2009.

García, de 45 años, es licenciado en Derecho y realizó un máster en Finanzas en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido con anterioridad gerente del Colegio de Aparejadores y hasta el año 2006, había sido el director técnico del Programa Urban-Calerizo de Cáceres. También ha trabajado en el sector de la construcción, en el sector servicios y en consultoría.

Una nueva etapa da comienzo en Gpex. Una nueva etapa que debe estar presidida por el primer objetivo del programa de la Presidencia y del Gobierno de Extremadura: "lo primero el empleo". Objetivo este, que por otra parte es el primordial en los programas de las fuerzas políticas presentes en el Parlamento extremeño, tanto de Izquierda Unida como del PSOE. En este sentido le deseamos al nuevo Directo-Gerente aciertos y éxito porque somos conscientes de la complejidad del sector público y de Gpex en concreto.

"Lo primero, el empleo"

Anteponer el empleo por encima de todas las cosas, de forma que sea la acción central y crítica en términos de política prioritaria, es obligación de Gpex y esto conlleva que cualquier decisión o medida a adoptar supere un test muy fácil de aplicar, un test que técnicamente funciona con precisión absoluta y que muy resumidamente se puede explicar en dos preguntas claves. Dado que "lo primero es el empleo":

- "¿Con esta medida se crea empleo?", si la respuesta es positiva: se ejecuta. En caso contrario, debe desecharse. "Lo primero, el empleo".

- "¿Con esta medida se destruye empleo?". Si la respuesta es positiva, se trata de una medida inservible y antisocial, contraria al programa del  Gobierno extremeño, por lo cual no hay que ir más allá y la medida debe abortarse. "Lo primero, el empleo".

Víctor Casco expone en la Asamblea de Extremadura la posición de IU en relación con Gpex

publicado a la‎(s)‎ 28 sept. 2011 9:52 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 28 sept. 2011 10:05 ]

Por su interés para todos los que trabajamos en Gpex a continuación insertamos el contenido íntegro de la intervención del diputado de Izquierda Unida en la Asamblea de Extremadura Víctor Casco, en la Comisión de Comisión de Administración Pública, celebrada en Mérida, el jueves, 22 de septiembre de 2011.

"ORDEN DEL DÍA

PUNTO ÚNICO: Comparecencia de la Junta de Extremadura, ante comisión, a petición propia (INF1C-2) del excelentísimo señor Consejero de Administración Pública, a los efectos de informar ante la Comisión de Administración Pública sobre las líneas generales de actuación de su consejería; solicitada por la Junta de Extremadura de conformidad con lo previsto en el artículo 202 del Reglamento de la Cámara (R.E. nº 229).
Comienza a la 11:05 horas y termina a las 12:45 horas.

SR. CASCO RUIZ:

MUCHAS gracias, señora presidenta, por la generosidad que yo sé que usted va a tener para superarla un poquito, solo un poquito...

....La segunda cuestión que me preocupa es lo de las empresas públicas.

La referencia a Nicolás de Ovando no la quiero relacionar con el asunto puesto que Nicolás de Ovando solucionó una rebelión en La Española en 1501 con la vía de la masacre, la masacre de Jaragua se llama, y que terminó incluso con el ahorcamiento de la Princesa Anacaona, a la cual previamente se había engañado.

No es desde luego mi figura favorita en relación con el mundo iberoamericano, creo que hay otros personajes también extremeños que aportaron mucho al diálogo, entre comillas, de civilizaciones de aquel momento, aunque hubo poco diálogo, dicho sea de paso. Pero en todo caso lo dejaremos como anécdota e imagino que usted no aplicará la resolución de Nicolás de Ovando en lo que respecta a las empresas públicas.

Hay varias posibilidades respecto a las empresas públicas, uno es el cambio lampedusiano, vamos a intercambiar los generales, los generales nombrados por el Partido Socialista con unos niveles salariales absolutamente escandalosos los cambiamos por los nuestros y nos vamos a la parte débil, a los trabajadores, vamos a ellos. Yo creo que esa no es la solución, evidentemente.

Le reconozco que su consejería es la que más quebraderos de cabeza me ha tocado de las tres fundamentales que yo tengo puesto que el organigrama de empresas públicas y de fundaciones es absolutamente lioso.

Me sentía un poco como San Agustín de Hipona, que decía en las confesiones: Si tengo que explicar… Sé lo que es el tiempo pero como lo tenga que explicar no voy a ser capaz. Yo me siento exactamente igual, intentar explicar cómo es el organigrama de empresas y de fundaciones públicas en Extremadura es algo absolutamente extraño.

He llegado a descubrir que tenemos incluso una fragata, lo decía en la rueda de prensa, la fragata Extremadura, somos patrones de la fragata Extremadura con el Gobierno de Cantabria. Me parece muy bien, yo no digo lo contrario. En todo caso habrá que hacer algún día un viaje pagándolo cada uno a Santander, porque es donde está, para conocer esa fragata, fragata, museo fragata, en la que participa la Junta de Extremadura.

En todo caso tengo una composición de lugar de las empresas que hay y de la situación que existe en las mismas.

Hay dos mundos totalmente separados: un cielo y a veces un purgatorio cuando no un infierno.

El aparato directivo de las empresas públicas, con jefes de división, jefes de áreas y jefes de proyectos, tiene unas tablas salariales de 90.000, 60.000, 40.000 euros mientras que el resto de la plantilla apenas llegan a los 20.000 euros anuales, 1.000 euros, de 6.000 a 1.000, esa es la diferencia salarial entre un trabajador y un jefe de división, que también es personal laboral teóricamente, y son el 10% de la plantilla.

En ese sentido no creo que sea factible hacer lo que hizo la anterior Administración pública, la Junta de Extremadura con el anterior gobierno, que redujeron las personas jurídicas empresariales, las fusionaron, pero mantuvieron a todos los directivos integrados en esas empresas (el gerente se convirtió en jefe de proyecto o en jefe de área) y que incluso hubo un aumento de retribución en los tres niveles de dirección. Es decir, no solo no hubo una reducción sino que por el hecho de integrarse todos ellos vieron cómo aumentaban sus niveles retributivos.

Mientras que en el caso de los trabajadores el 70% tiene contratos eventuales encadenados, efectivamente, lo cual es un fraude de ley, 70% con contratos eventuales; dobles y hasta triples tablas salariales totalmente arbitrarias; no se les reconoce la jornada laboral de 35 horas; se negocian individualmente categorías y salarios; hay salarios distintos para puestos iguales; se utiliza la figura del falso autónomo e incluso se admite la utilización de empresas de trabajo temporal. En la propia empresa pública, lo cual nos da una idea bastante negativa de cómo se han gestionado esas empresas, con dos mundos, decía, el cielo par el 10% de la plantilla y el purgatorio, cuando no el infierno, para el resto.

Nosotros entendemos que tiene que haber una reducción drástica de jefes de división, jefes de área y jefes de proyecto, drástica, y también una reducción salarial aplicando el artículo 5.3 de la Ley 4/2005, de 8 de julio, porque no existen ni se pueden permitir los contratos blindados, aunque algunos los considera así. Ese artículo deja bien claro que en GPEX, que en las empresas públicas no puede haber contratos blindados para sus directivos, directivos.

Y en el caso de los trabajadores, efectivamente, habrá que hacer todo lo posible para que accedan a unas condiciones dignas laborales y por supuesto para las futuras… también habrá que ver el acceso por mérito y capacidad, que es un tema también fundamental."

Web de la Asamblea con enlace a esta sesión

Lo primero el empleo

publicado a la‎(s)‎ 9 sept. 2011 23:18 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 10 sept. 2011 5:27 ]

Este fue el lema utilizado por Monago en su campaña a la Presidencia de la Junta. No creemos que haya olvidado la consigna. En el saluda de la web oficial de la Junta de Extremadura, el propio Presidente escribe:

"El equipo que encabezo al frente del Gobierno de Extremadura tiene un objetivo claro: la creación de empleo"

No se crea empleo destruyéndolo. Eliminar puestos de trabajo, en cualquier empresa, va en contra del objetivo claro del nuevo Gobierno de Extremadura: la creación de empleo. El Gobierno y la Administración son los primeros empleadores de nuestra Comunidad. No solo por los 47.000 funcionarios existentes, sino tambien por los aproximadamente 5.000-6.000 trabajadores que prestan sus servicios en el resto del sector público que no es la Administración directa mediante gestión indiferenciada y lo hacen a través de empresas públicas, fundaciones, consorcios y otros entes que pertenecen a la Junta de Extremadura. Es responsabilidad del Gobierno del PP mantener todos estos puestos de trabajo. Para cumplir el objetivo, el papel del Gobierno extremeño es fundamental e insustituible. Para crear empleo, no basta con decirlo hay que quererlo también.

El sector público no es únicamente GPEX. Existen más empresas públicas: CEXMA, GISVESA, URVIPEXA, AVANTE. Existen participaciones mayoritarias o situaciones de dominio de la Junta y su Administración en un sinnúmero de sociedades del tejido empresarial extremeño, por ejemplo en la Corporación Empresarial de Extremadura, por citar tan solo una. Las acciones de la Junta en estas empresas representan capital de todos los extremeños. En la parte que le corresponde al Gobierno como accionista minoritario, pero en algunos casos tan significativo que le da de hecho el control de la sociedad, la Junta debe velar no sólo por el mantenimiento del empleo también aquí, sino por vigilar que los emolumentos de sus directivos se ajusten a lo que la razón, la ética y el sentido común demandan.

Hay consorcios que han creado su propio e incipiente entramado de sociedades, por ejemplo FEVAL. Fundaciones que se rigen por el Convenio del Personal Laboral de la Juunta de Extremadura, empresas como AVANTE en las que a parte de su personal de les aplica el antiguo convenio coletivo de SOFIEX, en tanto que el resto se rige por el ET, personal de Gpex con el Convenio de la antigua empresa Cesex y personal de Gpex regido solo por el ET. Hay entidades que desdoblan su personalidad, siendo fundación y consorcio a la vez, como el CCMI. Fundaciones participadas por otras fundaciones o entidades del ámbito local o del sector estatal, del universitario o de otras Comunidades Autónomas. En muchos consorcios, fundaciones y empresas hay una presencia significativa de entidades financieras, como por ejemplo las Cajas extremeñas, ahora convertidas en entidades bancarias y absorbidas o fusionadas con otras entidades. Y así podríamos seguir en una lista interminable de peculiariedades del sector público extremeño, en el que cada caso es un mundo pero que están todos interrelacionados entre sí.

Como vemos a medida que vamos profundizando en esta realidad del sector público el fenómeno cada vez se vuelve más y más complejo.

En Tragsa, la Junta solo posee una acción, gracias a la cual se le pueden encargar asistencias técnicas mediante encomienda. Esa acción convierte a Tragsa en medio propio de la Junta. Por ello nos felicitamos y felicitamos a los compañeros de TRAGSATEC, por la medida adoptada en el Consejo de Gobierno de prorrogar la encomienda para el saneamiento ganadero, salvando así muchos puestos de trabajo que peligraban.

Pretender centrar todas la políticas de austeridad y de recortes en Gpex, destruyendo empleo y despidiendo trabajadores de esta empresa es una injusticia reduccionista. Una simplificación minimalista. Es moverse en el terreno de lo aparente y eludir la responsabilidad de lo real. Coger el rábano por las hojas.

La realidad de todo el sector público, que no sea el meramente la Aministración General, es mucho más compleja. Hay fundaciones, consorcios administrativos, entes y entidades, empresas públicas. Algunas de ellas, y bastante conocidas, es cierto que duplican sus cometidos y en este sentido es preciso recordar que las fundaciones y los consorcios y no nos olvidemos las asociaciones públicas, que también existen, como por ejemplo AGENEX, funcionan como auténticas empresas. Son empresas. No es que solo haya empresas intercambiables por empresas, sino que la casuística va mucho más allá. Hay fundaciones intercambiables por empresas. Divisiones de empresa intercambiables por consorcios o por asociaciones públicas y muchos casos equivalentes. Esta es la realidad del "universo del sector público" como fue definido por Monago.

Universo que se pretende reducir, pero que en una contradicción flagrante el PP ha aumentado en esta última semana. Ahí tenemos el ejemplo de un nuevo Consorcio creado por la Junta y el Ayuntamiento de Cáceres, el Consorcio Ciudad Monumental, Histórica y Artística de Cáceres. Como es preceptivo este nuevo Consorcio traerá consigo un órgano de dirección, integrado por personas que quizás percibirán retribuciones por formar parte del mismo y además una estructura organizativa que, no acaso, sino seguro, estará integrado por personas que percibirán sueldos por ocupar cargos en el mismo, como mínimo el gerente, y a lo mejor los técnicos y administrativos que se contraten.

El periódico La Razón de 7 de Septiembre de 2011 (Madrid - C. S. M) publica: "Otra de las medidas que quiere aplicar el equipo de Monago bajar los sueldos del personal directivo de las empresas públicas, «que en algunos casos son superiores a los de los consejeros», sostuvo el presidente".

En efecto, así es. En todo este entramado público empresarial y fundacional no sólo en Gpex, se ha ido formando una constelación de cargos que en algunos casos, demasiados casos, perciben remuneraciones que son desorbitadas, astronómicas, llegando a cobrar más que incluso los Consejeros de la Junta y por lo tanto se ha creado, no sólo en Gpex, un escalafon de mandos intermedios, o personal directivo como el propio Presidente Monago señalaba días pasados, con sueldos superiores a sus equivalentes en la Administración, como Jefes de Servicios, Sección o Negociado. Esto ha sido la consecuencia de muchos años de Gobiernos mayoritarios y de una Administración rectilínea. Hubo un momento en que muchos de estos cargos, no sólo en Gpex, pretendieron asimilar sus emolumentos a los de un Director General. Nada más humano por cierto que querer promocionarse en el trabajo, pero debemos considerar que estamos hablando de empresas, fundaciones y entes públicos, de capital público, de dinero de todos los extremeños y que en consecuencia todos los aspectos relativos a estas cuestiones deben realizarse conforme a Derecho, bajo el imperio de la Ley y para empezar no estaría de más que los empleados de todos estos entes jurasen o prometiesen la Consttución Española.

Un buen número de ellos, no solo de Gpex lo consiguió, porque al tratarse de entes privados que han venido funcionado sin el control financiero de la Intervención General se autoasignaban los sueldos. Allí donde haya un céntimo de dinero público, allí debe estar presente la función interventora, ya sea Gpex, Tragsa, fundaciones, asociaciones, consorcios o en cualquiera de las decenas de empresas participadas bajo la fórmula "capital-riesgo" por Avante. Esto debería ser así de oficio, es función propia de la Intervención, de esta forma nos evitaríamos tener que leer los sonrojantes informes a los que nos tiene acostumbrados el  Tribunal de Cuentas.

Pero por el momento el Gobierno extremeño se ha centrado en Gpex.

Gpex ha sido adscrita a la Consejería de Administración Pública y Hacienda, por esta razón, suponemos, que el Consejero se ciñe en la entrevista que a continuación insertamos a tratar el sector público reduciéndolo a ésta Sociedad, sin mencionar del resto del "Universo de Sector Público" como lo define Monago. Y dicho sea de paso, este universo está integrado en Extremadura por varias "galaxias": ayuntamientos, entidades locales menores, diputaciones, mancomunidades, la universidad, sus respectivos organismos, fundaciones, empresas y entes por ellos creados, etcétera, etcétera.

Con todo esto queremos decir que igual que ni se puede ni se debe personificar al sector público en Gpex, tampoco se puede ni se debe actuar solo en Gpex. Comprendemos que es fácil y muy visual hacerlo así, pero nos estaríamos llamando a engaño. La realidad es más amplia y más compleja. El tejido de esta maraña de entes se ha ido construyendo durante muchos años. Intentar suprimir un hilo ahora no significa que vaya a desaparecer la madeja completa o vaya quedar bien configurada como queríamos. La anunciada auditoría, debería tener en consideración esta realidad y abarcarla toda en su integridad.

Al igual que esta realidad es compleja, su estudio y análisis no son fáciles. Sabemos que esto requiere tiempo si se quiere hacer bien y en profundidad y adentrarse en este "universo" sin planteamientos preconcebidos ni prejuicios formados de antemano. Son muchos los elementos a considerar, pero las empresas que acomentan estos estudios deben tener presente el objetivo que transcribiimos al principio. Lo primero, el empleo. Directriz básica y primordial de la acción de gobierno y de los programas políticos tanto del PP como del PSOE e IU. El interés general hoy por hoy en Extremadura, es lo mismo que decir: lo primero, el emplo.

El Consejero de Administración Pública y Hacienda habla de Gpex en el periódico HOY

  • ...Un empleado de GPEX, por mucho régimen laboral que tenga, al trabajar solo para la administración no es un asalariado de la empresa privada.

  • Hay un nicho de malas prácticas en las empresas públicas, fundaciones y entidades.

  • ...la Consejería de Agricultura decidirá sobre las encomiendas que le competen, Fomento sobre las suyas y así el resto de consejerías.

  • Si han sido contratados por obra y servicio, y se acaba la encomienda, se quedarán sin trabajo.

  • El problema son quienes han encadenado varios contratos laborales, veremos qué hacemos con ellos, estaríamos obligados a indemnizaciones, una cosa que se ha gestionado mal.

  • De los 1.100 empleados, 660 están trabajando para encomiendas de gestión que vencen el 31 de diciembre de este año; otros 440 son de encomiendas y contratos que vencen con posterioridad, o son laborales fijos. Estamos evaluando las primeras, las que vencen a final de año. El personal de las que no se renueven terminará su vínculo laboral con la Junta pero no sabemos cuántas van a ser.
FUENTE: HOY | 10.09.11 - 00:02 - JOSÉ L. AROCA | MÉRIDA. Entrevista a Pedro Tomás Nevado-Batalla Moreno, Consejero de Administración Pública y Hacienda

«La administración debe adelgazar porque económicamente es insostenible»

Hay encomiendas de gestión al grupo público GPEX que afectan a 660 personas: si no se renuevan irían a la calle

«La administración debe adelgazar porque económicamente es insostenible»

«Tenemos 45.000 empleados pero ahora mismo no sabemos si son muchos o pocos»

«La Junta va a tomar decisiones duras pero a la vez prudentes; hay familias por medio»


A punto de cumplir 44 años, en octubre, este profesor universitario de Derecho en Salamanca emprende la tarea de realizar una reforma no solo en la Administración autonómica, que exige su adelgazamiento, sino que el presidente José Antonio Monago le ha encargado armonizar en lo posible las administraciones públicas extremeñas, desde las diputaciones a los ayuntamientos, para evitar unas repeticiones de competencias que los ingresos públicos sencillamente ya no soportan.

-¿Es usted consciente de que ha sido designado para hacer recortes?

-Sí, es mi obligación. Y el momento lo hace más necesario porque el sistema es insostenible. La estructura actual lo es, en lo económico pero también en lo funcional: veo funcionarios desmotivados, que podrían rendir mucho más pero la estructura se lo impide, o la creación de un entramado de empresas públicas como GPEX que pudiendo ser necesario y útil, por las decisiones que en su momento se tomaron, tiene una dimensión exagerada reconocida por los propios trabajadores. Estamos analizando el adelgazamiento pero no hace falta un premio Nobel para darse cuenta del problema. Mi abuelo, que era un agricultor con el sentido común de cualquier persona, se habría dado cuenta.

-¿Cómo se hará?

-Un adelgazamiento se puede hacer con diferentes dietas, pero la más sencilla es la austeridad, comer poco y cambiar de hábitos; cuando pierdes peso comes menos y tienes hábitos más saludables, aquí en la administración lo saludable es ser más austero, más coordinado, cooperar con otras administraciones, trabajar más o hacerlo de manera más eficiente. Esa receta el presidente la tiene absolutamente clara desde que le conozco en el Ayuntamiento.

-En la región hay casi 100.000 empleados públicos, 45.000 de ellos en la Junta, ¿no son muchos?

-Es lo que tenemos que valorar, no puedo hacer un juicio rápido de si son muchos o a lo mejor pocos. Pero si existen duplicidades de competencias es evidente que hay más de los necesarios, por eso estamos analizando despacio, aunque la sociedad reclama medidas inmediatas y ejemplares. Al presidente le piden que empecemos a reducir personal pero no se puede hacer más que poco a poco. Tan irresponsable es engordar una administración como empezar a recortar sin conocer. Es triste el escaso reconocimiento que tienen los empleados públicos y que estén en el centro de la diana, los ciudadanos los critican pero a la vez muchos quieren serlo; tampoco apreciamos que los servicios que tenemos son de primer nivel, otra cosa es que nos estén costando en exceso y sean poco eficientes.

-Están ustedes haciendo estudios pero, ¿cuándo van a tomar las primeras grandes decisiones?

-En los próximos consejos de gobierno, en todo caso antes de fin de año, se abordará un paquete de medidas concretas, coincidiendo con los nuevos presupuestos. Pero estamos obligados a actuar con mucha prudencia, atendiendo al servicio público e igualmente a la faceta humana; nosotros podemos tener una estadística pero tras cada número y puesto hay una familia, necesidades económicas que mantener. Vamos a tener que tomar decisiones duras pero hemos de actuar con responsabilidad, sobre interinidades, vacantes y amortizaciones de plazas, para ir poco a poco adelgazando nuestra administración.

-Han empezado por los altos cargos y personal eventual.

-A lo largo de cuatro años vamos a superar el cincuenta por ciento que nos planteábamos de reducción en altos cargos y personal eventual. La oferta de empleo público se va a limitar a lo estrictamente necesario, que es la reposición de bajas y a los servicios esenciales, que son asistencia social, salud y educación, en los que no habrá recortes. En el resto de la administración estamos viendo de qué se puede prescindir, plazas para amortizar, y comisiones de servicio cuyos titulares volverán a su puesto de origen, en cuyo caso el interino que lo ocupa va a desaparecer.

-¿Se han encontrado con muchas comisiones de servicio?

-En la Junta de Extremadura, comparando con Castilla y León, Canarias o administraciones fuera de España, a cualquiera le llama la atención el número de comisiones que hay. Es una decisión para la mejora del servicio, se envía al funcionario a otra plaza, ya creada o nueva, una decisión que la toma un político de manera discrecional. Sin reglas, se traslada y lo frecuente es que en su lugar entre un interino. El trasladado es un funcionario deslocalizado por interés general, y cuando desaparece ese interés debe volver y el interino sale. En derecho administrativo no existen ni derechos ni situaciones consolidadas, pero la sensación habitual no es esa, al final el interino piensa que esa es su plaza, que tiene derecho a ella; no lo tiene, pero la visión humana de una persona que lleva cuatro, siete o doce años, que es una barbaridad, al final es la de un drama pero que hemos creado nosotros, un dramón.

-Se ha abusado.

-Luego el interino se queja, 'han sacado mi plaza', pero el chico que acaba de terminar su carrera y quiere opositar a la Junta, ¿tiene menos derechos? Aunque los interinos son muy válidos por la experiencia que han adquirido, la gestión de todo esto exige mucha responsabilidad y a mí no me asusta, tengo que cumplir las obligaciones que legalmente tengo encomendadas. ¿Hasta ahora se incumplían? Sí, se han incumplido, un interino podía estar un año como máximo porque era una provisionalidad que daba tiempo a la administración a pensar si la situación era temporal y si la plaza la debía ocupar un funcionario. El estatuto del empleado público dice que la plaza hay que convocarla en el mismo ejercicio que se produjo el nombramiento, para causar los menos daños posibles al interino.

-Supongo que habrá disminuido también el número de asesores

-El presidente tiene bastantes menos que los que había antes, y lo mismo en otras consejerías. Por consejería hay un asesor técnico y un jefe de prensa, excepto en presidencia que hay alguno más. A veces se olvida que el asesor, el personal eventual, es una pieza importante en la maquinaria de la administración, en muchos casos no se puede prescindir de ellos. Un eventual tiene que ser bien considerado, hay que dejarlo mucho más claro. Los asesores tienen una función que depende de cada área pero esencialmente técnica. Yo, por ejemplo, del 112, que me compete, a lo mejor no sé nada y un asesor te facilita el trabajo a la hora de tomar decisiones; los hay para la relación con el Parlamento, asesores de prensa, técnicos, comunicación y utilización de nuevas tecnologías...

-El Estatuto Básico del Empleado Público, estatal, lo tiene que desarrollar cada comunidad.

-Está pendiente de aplicar la evaluación del desempeño, la carrera profesional, la responsabilidad profesional. El concepto de empleo público es interesante definirlo: las condiciones de funcionario, laboral, eventual, de autoridad, y también la condición de los trabajadores de empresas públicas, un elemento que no va a ser pacífico. Por ejemplo, un empleado de GPEX, por mucho régimen laboral que tenga, al trabajar solo para la administración no es un asalariado de la empresa privada.

-Los van a regular.

-Imaginemos que el director gerente de GPEX, que tiene poderes societarios, decide algún día comprar una flota; no puede tener una responsabilidad solamente mercantil, es un dinero de todos y tiene que rendir cuentas, hay que darle algún barniz público, desde el punto de vista de la selección de personal y también de la contratación. Otra cosa es que nos hayamos olvidado de que la contratación en las empresas públicas está sujeta a los mismos principios que todas las administraciones, algo en lo que España está siendo condenada una y otra vez por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y por la propia Comisión, algo que como español para mí es una vergüenza. Hay un nicho de malas prácticas en las empresas públicas, fundaciones y entidades.

«Situación de guerra»

-¿Y qué va a pasar en general con el grupo Gestión Pública de Extremadura (GPEX)?

-Una dieta de adelgazamiento, pero nada extraordinario. GPEX responde a una visión que en su momento tuvo un dirigente con la legitimidad política y jurídica de quien tomaba las decisiones, pero se demuestra que hoy día GPEX está sobredimensionado, son 1.100 empleados. Unas líneas de trabajo que son muy respetables pero que hoy por hoy no tienen demasiado encaje en el modelo actual. Nada más llegar nosotros al gobierno la Junta recibió un reconocimiento de la fundación europea de la calidad, el expresidente Vara se fotografiaba recibiendo ese tipo de premios. Esa línea de trabajo de GPEX para certificar la calidad hoy por hoy, desde mi punto de vista, no tiene encaje; todo en esta vida tiene su utilidad, pero en la situación de austeridad, de guerra, en que nos encontramos esto va a desaparecer. La Junta no requiere que venga un certificador privado a decirle si es de calidad o no, la calidad se demuestra con unos buenos servicios y con la opinión de los ciudadanos. Es un área que va a desaparecer directamente, un lujo que sobra, y ya tenemos un primer adelgazamiento.

-¿Hay más?

-En segundo lugar están las encomiendas de gestión y los convenios firmados por la administración con GPEX. La Junta le encargaba tareas, algo que hay que hacer solo cuando no se tienen los medios propios para desempeñarlas. Lo que tenemos que valorar ahora es si las encomiendas y los convenios firmados responden a una necesidad real o no. El 80 por ciento de ellos terminan en diciembre de este año y habrá que valorar si siguen siendo necesarios o no; la certificación de calidad yo no lo considero necesaria, ni el presidente tampoco; la Consejería de Agricultura decidirá sobre las encomiendas que le competen, Fomento sobre las suyas y así el resto de consejerías.

-¿Y qué va a pasar con ese personal?

-Si han sido contratados por obra y servicio, y se acaba la encomienda, se quedarán sin trabajo. Lo mismo que haría cualquier empresa que contrata personal de esa manera. Hay que ser responsables, y los agentes sociales entenderán que, cuando se acaba la obra o servicio, finaliza el vínculo laboral. El problema son quienes han encadenado varios contratos laborales, veremos qué hacemos con ellos, estaríamos obligados a indemnizaciones, una cosa que se ha gestionado mal. Cuando se fusionaron las empresas de GPEX los contratos de alta dirección se convirtieron en contratos indefinidos, laboralmente lo estás blindando. Aunque también tengo que decir que los responsables de las áreas se están comportando con grandísima responsabilidad, generosidad y sentido de la situación; se han hecho reducciones de sueldos de 20.000 euros, algo que no todo el mundo acepta.


-Ustedes hablan de trampas.

-Ha habido cosas que a lo mejor yo lo califico de trampa y desde el otro lado de otra manera. Por ejemplo, si digo que voy a reducir el sector público, y lo que son empresas con su CIF las dejo en área de trabajo, estéticamente puedo decir que he reducido las empresas pero al final las áreas siguen siendo las mismas con los mismos trabajadores, y peor todavía, los que eran cargos de alta dirección se convierten en personal indefinido al que se tiene que indemnizar, ese es el blindaje que se ha realizado.

-¿A cuántas personas podría afectar esta reorganización del grupo GPEX?

-De los 1.100 empleados, 660 están trabajando para encomiendas de gestión que vencen el 31 de diciembre de este año; otros 440 son de encomiendas y contratos que vencen con posterioridad, o son laborales fijos. Estamos evaluando las primeras, las que vencen a final de año. El personal de las que no se renueven terminará su vínculo laboral con la Junta pero no sabemos cuántas van a ser.

"Lo primero el empleo" fue el lema de la campaña del PP en las autonómicas

publicado a la‎(s)‎ 9 ago. 2011 3:45 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 9 ago. 2011 4:22 ]

http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTfmRa1e3hPaAC3AJxglna1psG6v6hx5jvFk1xSQaCvQNxJzvb1Tragsa (Tragsatec) destruye empleo y la Junta se lava las manos
Recordemos que bajo el lema de "lo primero el empleo" el PP de Extremadura concurrió a la elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo.

Después, cuando IU en el debate de investidura se abstuvo y el PP se hizo con la responsabilidad de formar un Gobierno para Extremadura, la ciudadanía extremeña entendió, con toda lógica, que habría de ser bajo la condición primoridal y prioritaria de crear empleo.

Las tres fuerzas políticas presentes en el Parlamento Extremeño, llevaban como primer punto en sus respectivos programas la creación de empleo.

Pero no se crea empleo destruyéndolo, los 317 despidos de Tragsatec, del grupo Tragsa, es algo que corresponde a la Junta de Extremadura evitar porque para eso Tragsa y sus filiales son entes instrumentales del sector público extremeño. El grupo obtuvo en 2010 un beneficio neto de 32,23 millones de euros.

No se crea empleo ni se fomenta la actividad económica destruyendo empleo en las empresas públicas, ni suprimiendo empresas públicas, ni privatizándolas.


Tragsa y son filiales son medios propios de la Junta de Extremadura

EL EJECUTIVO DICE QUE HABRA CAMPAÑAS DE SANEAMIENTO TODO EL AÑO, PERO QUE LAS RELACIONES LABORALES NO SON SU COMPETENCIA

Los 317 despidos de Tragsatec sitúan a Monago ante su primer conflicto laboral


FUENTE: EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA: ROCIO ENTONADO 09/08/2011

Agotado el plazo de negociación, los trabajadores y directivos de la empresa Tragsatec no han conseguido llegar a un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que amenaza a los 317 empleados extremeños, por lo que los sindicatos piden la intervención directa del presidente de la Junta, José Antonio Monago, para resolver el problema. La empresa, dedicada a la erradicación de enfermedades animales por encargo de las administraciones públicas, justifica la necesidad del reajuste de la plantilla en el fin de la campaña de vacunación obligatoria contra la lengua azul. Sin embargo, los agentes sociales aseguran que los planes de saneamiento ganadero --que tienen por objetivo erradicar enfermedades que se pueden contagiar al hombre-- puestos en marcha al amparo de las leyes autonómicas, estatales y europeas seguirán realizándose.

La Junta de Extremadura afirmó ayer que así será al menos hasta final de año, puesto que existe una partida en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma. Garantizó con ello que Tragsatec podrá desarrollar su actividad al menos hasta el mes de diciembre, pero no que se vayan a mantener los 317 puestos de trabajo, ya que "determinar el número exacto de empleados necesarios para hacer competente la actividad corresponde a la empresa".

Según explicó ayer el secretario de Acción Sindical de UGT, José Ignacio Luis Cansado, llegar a un acuerdo sobre el ERE ha sido imposible porque la negociación ha sido "un caos absoluto" y las condiciones de la empresa, "inaceptables". El plazo para acercar posturas finalizó el pasado viernes y al no haber llegado las partes implicadas a un acuerdo, el futuro de los 317 empleados, todos los de Tragsatec, filial de Tragsa, en la región, queda en manos del Gobierno --no se sabe aún si autonómico o central--, que tendrá que estudiar la situación tras recibir los preceptivos informes de la empresa y los trabajadores.

EMPRESA PUBLICA

Luis Cansado, que ayer compareció en rueda de prensa junto a los representantes de CCOO y CSIF y varios miembros del Comité de Empresa de Tragsatec, considera que la Junta tiene que tomar cartas en el asunto al tratarse de una empresa pública, y más cuando es la propia Administración la que encarga las campañas de saneamiento ganadero y por tanto, la que genera actividad para Tragsatec.

Empresa y sindicatos coinciden en que el origen del ERE se encuentra en el fin de la campaña de vacunación obligatoria contra la lengua azul, una enfermedad del ganado ovino y bovino que se considera erradicada en la región desde el pasado 30 de junio. El desencuentro aparece en la continuidad de los planes de actuación, ya que los sindicatos aseguran que habrá una prórroga de la campaña --la Junta lo confirmó ayer--, por lo menos hasta final de año, por lo que pedían un aplazamiento del ERE hasta entonces. Según explicaron, al no acceder la empresa a esta petición, siguieron adelante las negociaciones, pese a que según Luis Cansado, no se deberían haber hecho hasta conocer el presupuesto que la Junta destinará en el 2012 a las campañas de saneamiento ganadero, para ver si habrá recortes y en qué medida afectarán a la actividad de Tragsatec.

Entonces los sindicatos propusieron una reducción de jornada equivalente a la destrucción del 25% de la actividad de la plantilla, aunque salvaguardando los turnos para no caer en la desorganización. "Mientras, ellos (la empresa) solo han ofrecido el cambio de contratos indefinidos a fijos discontinuos", señala Luis Cansado. Sin embargo, Tragsatec asegura que esta es la única forma para mantener los puestos de trabajo y que además, "se han llevado a cabo prejubilaciones, bajas incentivadas y reubicación de trabajadores". Para los sindicatos, todo esto solo significa una cosa: "o aceptas ser fijo discontinuo, con el empeoramiento de condiciones que eso conlleva, o te vas a la calle", señala Cansado.

Para el responsable sindical, el hecho de que la empresa "amenace" así a todos sus trabajadores --el ERE, extintivo, afecta a toda la plantilla-- significa que "se quiere presionar a los propios trabajadores para que acepten empeorar sus condiciones y a la Administración para que haga más contrataciones de saneamiento ganadero".

Viñuela, expedientado, sube 18.000 euros a la abogada y 6.000 al administrador de Feval

publicado a la‎(s)‎ 12 jul. 2011 0:39 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 12 jul. 2011 0:48 ]

LA VICEPRESIDENTA DE LA JUNTA ESPERA QUE NO HAYA "MAS SORPRESAS" EN LA INSTITUCION Y RECUERDA LA INTERINIDAD DE LA DIRECTIVA. 

Los trabajadores denuncian que la decisión contrasta con la congelación de las nóminas a casi todos ellos.La institución argumenta la decisión porque hay un cambio de categoría y una mayor responsabilidad. 


FUENTE: EL PERIÓDICO DE EXTREMADURA | 12/07/2011 | P. CABECERA 

Los representantes sindicales de los trabajadores en la Institución Ferial de Extremadura (Feval) han denunciado que el director de este organismo, José Luis Viñuela, le ha doblado el sueldo a su abogada, una decisión que, además, tiene carácter retroactivo y cobrará desde enero pasado, y que supone que la letrada-asesora de la entidad "verá incrementado en 18.000 euros su salario al año". Este aumento salarial, resaltan los empleados, contrata con la congelación de las nóminas de casi todos ellos, "dentro de la política de ahorro y austeridad que ha llevado a la dirección de Feval de forma ilegal", denuncian. "Una vez más el esfuerzo colectivo de los trabajadores, sirve para que una directivo vea cómo se le duplica el sueldo, pero además con los atrasos desde el 1 de enero". La dirección de la institución justifica la subida de sueldo "por el cambio de función o responsabilidad dentro de la empresa". Mientras tanto, la vicepresidente y portavoz de la Junta, Cristina Teniente, que en plena campaña electoral con el PP denunció supuestas irregularidades en Feval, indicó ayer que espera no encontrarse con más "sorpresas" en la entidad y recordó que los puestos directivos de la misma están en una situación de "absoluta interinidad", con un expediente disciplinario abierto a Viñuela y cuya destitución ha sido aprobada.

Los trabajadores señalan además que "en marzo, el administrador único de Feval-Core (Javier Alvares) también se subía el sueldo en 6.000 euros anuales, y también con los atrasos desde el 1 de enero". Para los denunciantes, "estas cantidades sumadas y repartidas entre todos los trabajadores, demostrarían una política de empresa social y alejada de las prácticas habituales".

LA ENTIDAD SE DEFIENDE Sin embargo, la dirección de Feval insistió ayer en que la decisión se ajusta íntegramente a la política llevada a cabo desde la institución en base al cambio de categoría, de función o responsabilidad de cualquier trabajador, "y que se ha aplicado históricamente con todos aquellos empleados que se han visto en esta situación".

En este sentido, explica que el pasado año la entidad pasó a ser un consorcio integrado por dos empresas, Feval-Core y Feval Gestión de Servicios. Con ello, la letrada, que formaba parte del Departamento Comercial, pasó a asumir además la responsabilidad como asesora jurídica del consorcio y las dos nuevas empresas. Por su parte, el nuevo administrador único de Feval-Core mantiene entre sus funciones la labor como máximo responsable del Departamento de Promoción, según la dirección. En ambos casos, destaca, la asignación de sus nuevas competencias fue aprobada o ratificada por los órganos rectores de la institución.

Esta nueva denuncia llega con el nuevo Gobierno extremeño tomando posesión, que espera no encontrarse con más "sorpresas" en Feval, manifestó la vicepresidenta y portavoz, muy crítica con la gestión de los dirigentes de la institución antes de celebrarse las elecciones del 22 de mayo. Además, comentó que los puestos directivos de esta entidad están en una situación de "absoluta interinidad", con un expediente disciplinario abierto a su director tras las denuncias realizadas por el PP.

Teniente indicó que no tiene constancia oficial de este último hecho y que espera que "no sea así" debido a la eventualidad de los directivos. "Esperamos no tener que encontrarnos con más sorpresas en Feval", señaló la portavoz de la Junta, que pedirá que la reunión de su Junta Rectora se celebre "lo antes posible". A este respecto es posible que tenga lugar este mes.

FOTO DE CALDERA (EL PERIÓDICO)

Tragsa plantea un ERE en Extremadura para hacer discontinuos a 316 trabajadores

publicado a la‎(s)‎ 9 jul. 2011 21:20 por Sección Sindical CCOO GPEX   [ actualizado el 9 jul. 2011 21:25 ]

http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRzbW1ZFVSj2QpgtRIsMjbVWmGRAMAA1U3WtScm2nAFgrhn3eHwLa empresa se busca la excusa de que la erradicación de la enfermedad de la lengua azul hace que baje la carga de trabajo de su filial Tragsatec

FUENTE: HOY | 09.07.11 - 00:21 - LUIS EXPÓSITO | BADAJOZ

Un ERE para un cambio laboral. La empresa pública Tragsa presentó el pasado martes un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de contratos para 316 trabajadores, todos ellos pertenecientes a Extremadura y de su filial Tragsatec.
http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRRXC5JydkAkVmV7_HM_NfBADX4AC9JBfdLrJKlmaWVwg9SuKfN1Q
Fuentes de la empresa aseguran que con esta medida no se pretende despedir a estos trabajadores, sino que se trata de un formalismo legal para cambiar la modalidad de contratos que tienen.

Según un portavoz de Tragsa, la erradicación de la enfermedad de la lengua azul disminuirá la carga de trabajo de su filial, ya que el próximo 9 de septiembre finaliza la vigencia del convenio que mantenía con la Junta de Extremadura. Por este motivo, y para no tener que despedir a nadie, la empresa quiere que todos sus trabajadores pasen de ser fijos a fijos-discontinuos. Así no trabajarían once meses anuales, como un trabajador fijo, sino unos ocho de media.

Los trabajadores afectados son especialmente veterinarios, pero también hay auxiliares administrativos o personal de laboratorio. Todos ellos se encargan de las campañas regionales de sanidad animal, que tienen mucho que ver con la salud pública.

Luis Aguilar, de UGT, defiende que además de las actividades coyunturales que realizan estos trabajadores, como con la lengua azul, también trabajan en áreas de carácter estructural que siguen activas. Por ejemplo cita la tuberculosis, brucelosis o la encefalopatía espongiforme (causante del mal de las vacas locas), que siguen siendo una amenaza y que pueden afectar a la población humana.

Además de la explicación dada por Tragsa, Aguilar asegura que puede haber otras razones de este cambio en los contratos. Por ejemplo, cita la falta de presupuesto público debido a la crisis económica o la incertidumbre que ha rodeado a la administración regional durante las semanas posteriores a las elecciones.

Por eso, este representante sindical afirmó que esperará a que se forme el nuevo equipo de la Consejería de Agricultura para reunirse con los responsables de Sanidad Animal y alcanzar algún acuerdo. «Nosotros estamos defendiendo nuestros puestos de trabajo», sentencia.

1-10 of 373