Castilleja de la Cuesta Libre en un Mundo Libre

Han pasado años de gobierno socialdemócrata en Castilleja. La etapa de C. Tovar ha marcado el presente del pueblo. Como Margaret Thatcher, ha creado estilo de gobierno y le ha impuesto al pueblo sus señas. El 4 de Septiembre esta etapa ha acabado. Aquí se propone un foro para l@s que últimamente han visto que se empiezan a respirar aires de cambio, que el PSOE no ha inventado la política y que... para ser de Izquierdas no basta con llamarse socialista sino que hay que practicar políticas socialistas y hay que mostrar maneras socialistas.

El origen

Cuando hace unos meses surgió la idea de crear el blog Castilleja de la Cuesta Libre, no podía imaginar que iba a tener la repercusión que está teniendo.

Me topé con blogger y los blogs casualmente. La idea me pareció fascinante, especialmente en vista de los tiempos que corrían:

Un gobierno local socialista al borde de la quiebra, una alcalde saliente, uno entrante; y una confusión que cabalgaba por las calles de Castilleja de la Cuesta desbocada e irrefrenable.

Las limitaciones que impone un blog son evidentes. Particularmente cuando te pones a hacerlo y tienes desconocimientos importantes: Ni idea de códigos y cuantos más artilugios internetianos que se estilan. Así que ya empiezas con que tienes que echar mano de una plantilla que te ofrecen. Y en el encabezamiento - vamos, lo que es la introducción del blog - te encuentras con una limitación de 500 caracteres.

A algun@s les puede parecer un buen terreno para practicar la redacción de textos. Pero, coge y describe la idea original que te impulsa a crear el blog, a la vez que explicas el objetivo que persigues, ¡en 500 caracteres!

La diferencia entre el texto que encabeza el blog Castilleja de la Cuesta Libre y el texto que encabeza esta página puede resultar imperceptible. Para mí marca la diferencia entre dos opciones que se complementan.

Ideario

¡Las bases de este blog son muy simples!

El desacuerdo profundo, convencido y radical con el sistema político, social y económico en el que vivimos.

La convicción que el ser humano no tiene porque ser, por definición, víctima de sus propias acciones y que tiene el derecho a aprender (de la comprensión y de los propios errores) a rebelarse (contra la explotación y la injusticia), y a construir entre iguales su mundo - atent@ a crear unas condiciones de vida y de desarrollo respetuosas con el medio del que surgimos, el sistema ecológico.

La pura y estricta matemática de que en un sistema de ecuaciones, si quitas por un lado, debes poner por el otro: Cualquier aumento de riqueza individual produce un aumento de la pobreza individual por otro lado. O sea que el "derecho individual" al enriquecimiento es una patraña; es un derecho abstracto que en la práctica se sanciona con el "deber" de l@s demás de soportar su "mala suerte" de no poder enriquecerse, sino de empobrecer. Asumiendo que el enriquecimiento es lícito, sólo se puede tratar de un "enriquecimiento" social, en donde el objetivo es el aumento de bienestar colectivo, para tod@s: y en donde el objetivo no se cumple si se consigue mediante la esquilma de los recursos naturales y el consiguiente deterioro de las condiciones generales de vida.

La Declaración de los Derechos Humanos del 10 de Diciembre de 1.948, en su aplicación más estricta y radical.

La tradición filosófica materialista, esencialmente atribuida a Karl Marx, que describe las condiciones de nuestra vida en un sistema explicativo contundente y concluyente. Indistintamente de los "errores" atribuidos que únicamente se entienden desde la perspectiva histórica que nos muestra, en todo caso, que la teoría marxista (como toda teoría) requiere de los sucesivos trabajos de análisis e interpretación para ir adaptando su estructura teórica a la práctica.

La solidaridad genérica y sin paliativos con aquellas personas que conforman en los diferentes ámbitos nuestra organización social, los colectivos discriminados, explotados, sin derechos y desahuciados del concepto de bienestar capitalista.

La preocupación por el medioambiente, base y esencia de nuestra mera existencia, y base y esencia de los recursos que necesitamos para desarrollar y sostener el modelo de sociedad y de vida que necesitamos para sobrevivir como especie y conseguir unas condiciones materiales dignas y justas.

La situación

Castilleja de la Cuesta no es una isla.

Como pueblo estamos situados en un entorno doble que es, por un lado, la Comarca del Aljarafe, por el otro el Área Metropolitana de Sevilla. Hablamos, además, de un pueblo conformado aproximadamente en dos mitades por "autócton@s" e "inmigrantes" - situación esta bastante "normal" en el siglo XXI, pero que, a la vista está y fomentada parcialmente por la división física del pueblo (gracias a la A-49)

Somos parte de la Comunidad Andaluza que, más allá de una estructura política, está condicionada por su situación ribereña con el Mar Mediterráneo y por su climatología. Por añadidura tenemos nuestras raíces históricas que han hecho de estos lares un pasto de explotación de la tierra y del ser humano que clama al cielo.

Y formamos parte de una España que es una muestra notorísima de la gran importancia que tiene la historia, tanto para explicar el presente, como para vislumbrar la senda por la que nos dirigimos al futuro. Apenas han pasado dos generaciones desde que ha muerto el dictador y ya se cree todo el mundo que hemos conseguido todo lo que había que hacer y que no hay nada que mejorar. Cuando en realidad - como muestran las discusiones públicas acerca de la Memoria Histórica - está visto y comprobado que no hemos hecho ni empezar.

Dentro de la Unión Europea somos un estado más - lejos han quedado las alusiones a la Europa de las Regiones, lo más tardar desde que se ha decidido el nuevo Tratado por el que se va a regir la UE en el futuro. Un estado, por lo demás, que hoy por hoy todavía está aprovechándose de las subvenciones de la EU (hasta 2013, por lo menos) para que los sucesivos gobiernos (del PP y del PSOE) se apunten tantos (en Madrid y en las Comunidades) que no les corresponden. Y aunque estas subvenciones hayan disminuido notablemente, nadie que esté al tanto y eluda la demagogia cuestionará la importancia de éstas para el modelo de "bienestar" que se vende en este país. Y, sin ir más lejos, somos parte de lo que, sin rubor y sin cuestionar en el fondo, se está llamando bastión Europa.

Finalmente somos una pieza más en ese puzzle de la Globalización. Lejos han quedado esos '90 del siglo pasado en que l@s únic@s que se detenían de forma crítica en la Globalización, eran l@s estudiantes más izquierdistas del planeta, flanqueados por una serie de académic@s progresistas y, de forma parca e indecisa, por parte de algún que otro partido político de izquierda.
Hoy, l@s enemig@s de la Globalización han pasado a su servicio, o plantean que la globalización de las finanzas y el capital debe dar paso a un concepto global de la lucha por "l@s parias de la tierra" y por una estrategia de rescate del medioambiente.
Nadie niega que la Globalización sea un hecho - con la excepción de l@s romántic@s de turno. Y cualquier persona con conciencia plantea la necesidad de globalizar la lucha contra un capitalismo salvaje.

Castilleja de la Cuesta no es una isla. Frase fácil pero de una trascendencia fascinante: Ni si quiera un pueblo - su población, sus gobernantes - se libra de la responsabilidad y la necesidad de orientarse al sigo XXI en que nos encontramos. No se trata simplemente de adoptar una visión moderna que pueda aportarnos WiFi o tele y teléfono por cable. Se trata de asumir la conciencia y la obligación que emanan de que somos parte de lo que está sucediendo, y no podemos seguir con los mismos gritos de arrier@ de siempre - aunque sea al volante de un bólido de 200 Kw.

Los objetivos

"El populacho sólo quiere comer y tener paz y tranquilidad. Si se le escucha se dará por contento y cooperará." Esta frase, transcrita del latín en boca de un "famoso" político romano, llega a decir en vocabulario moderno lo que l@s dirigentes de esta sociedad piensan del pueblo. Y además marca el objetivo que cumplir desde la política para que la "plebe" se quede en donde "tiene que estar": en el domo, en el campo y en la taberna (y el circo) - o, lo que es lo mismo (con ligeras variaciones), en la casa, en el curro y en los lugares de ocio.

Divide et impera o Circus et panem, son algunas más de estas joyas rescatadas del fondo de la sabiduría histórica de la "casta" de l@s gobernantes.

Haciéndonos creer (y en parte tienen razón) que somos partícipes (menores) de la "sociedad de bienestar", y que nos conviene apoyar a la clase capitalista en su afán de preservar y conservar sus prerrogativas y sus posesiones, nos hemos convertido en Kapos del poder, igual que en los Campos de Concentración (y Exterminación) nazis, se sirvieron de algun@s de los judí@s pres@s para ayudar a controlar y reprimir al resto de l@s re@s, a cambio de menos palos y algo más de comida.

Contribuyendo a la reflexión consciente, a destapar las argucias y las tácticas del poder (de quienes nos gobiernan, al servicio del interés del Capital), a comprender mejor el funcionamiento del sistema capitalista y a conocer formas alternativas de comunicación, del trato y de la gestión de lo público, quiero conseguir despertar la inquietud, el pensamiento libre y la crítica para avanzar hacia opciones más acordes con los intereses de la Comunidad y no con los intereses de un@s poc@s, a cuyo servicio se mantiene la Comunidad.

Para ello vamos a recoger en esta página Web varias formas de mirar lo que sucede en nuestro pueblo, Castilleja de la Cuesta, y alrededor - porque también nos concierne. Incluiremos una sección de textos de formación política, de información general y específica y de críticas y anuncios varios de lo que sucede en el pueblo para que todo el mundo se pueda servir de estos instrumentos - privando así a los estamentos del poder de una de sus más valiosas herramientas: el poder de la información.

Consciente de la hercúlea tarea que esto significa, no prometemos ninguna otra cosa que intentar estar al tanto y procurar incluir todo de que dispongamos en esta página Web.

Para ello, os pido vuestra más amplia colaboración: Cualquier información que se publique en prensa, en la página Web del Ayuntamiento, en el BOP o en el BOJA, o donde quiera que sea, será bienvenida y será tratada con la máxima diligencia y pulcritud de la que soy posible desde un medio privado y con los recursos que hay.

Entre tod@s nosotr@s podemos conseguir que comience la decencia y el buen hacer público allí donde podemos y debemos: En el porche de nuestra casa - en nuestro pueblo y nuestro Ayuntamiento.

Sobra decir que desde la autoría de esta página Web no me puedo hacer responsable de la veracidad de las contribuciones ajenas. Existe un clima de verdadero miedo y de paranoia que están dando lugar, sin control mediante, a personalismos y odios que, aunque me resulten comprensibles, no contribuirán jamás a cambiar nada. Denunciar a las personas que se erigen en colaboradores y colaboradoras estrella del poder, ejerciendo el abuso y lucrándose de su situación, es un ejercicio de civismo. Verter insinuaciones y acusaciones gratuitas que probablemente deberían dirigirse a la fiscalía o la prensa profesional, únicamente viciará el propósito de esta página Web, como algunas veces temo que puede estar pasando con el blog Castilleja de la Cuesta Libre.

Espero sinceramente que esta página Web, como complemento al blog, sirva para extender y profundizar el papel que el blog está empezando a jugar, y que todo esto sirva de acicate para que l@s vecin@s de Castilleja de la Cuesta comencemos a soñar y a trabajar por un