Bienvenidos‎ > ‎

Casa Las Golondrinas

 

El nombre

Sólo estos animales se atrevieron durante décadas a anidar en el viejo caserón derruido que sostenía a duras penas el tejado sobre robustos enebros. De ahí viene el nombre de esta edificación, en cuyos techos todavía se pueden encontrar algunas muestras de los nidos.
 
 
Se trata de una vivienda con 5 habitaciones, todas ellas cuentan con baño individual. Algunos de estos baños con bañera de hidromasaje, el resto con amplias duchas. Tres de los dormitorios tiene dos camas individuales, las otras 2 habitaciones diponen de cama doble de matrimonio.

 

Además esta casa dispone tanto de una amplia cocina con una mesa para más de 14 personas, como de magnífico salón para disfrutar de agradables veladas, con tres sillones, mesa para juegos y televisión. 

 

Si quieres ver fotos de esta casa, pincha a continuación:

 
   

Equipada con todo tipo de comodidades:

La casa de Las Golondrinas tiene 3 plantas que cuenta con un total de 5 habitaciones, 2 de ellas con cama de matrimonio y las otras 3 habitaciones con dos camas individuales. Todas ellas cuentan con baño individual, algunas con bañeras de hidromasaje y otras con duchas.
 
El resto de la casa cuenta con todo tipo de comodidades para que solo haya que ocuparse de disfrutar:
 
Cocina completa: con frigorífico, lavadora, lavavajillas, horno, microondas, vitrocerámica, campana extractora y menaje completo.

Salón  amplio: varios sofás amplios y cómodos; grandes mesas de reuniones y para comer y otras más pequeñas para jugar o leer; televisión con TDT.

Muebles funcionales: armarios en todas las habitaciones con amplio perchero, maletero y zona para depositar la ropa; camas con colchones antiparásitos; almohadones y edredones de pluma; mesillas auxiliares de diseño y calidad; sofás de descanso; espejos a juego; iluminación directa e indirecta…

Baños completos: todas las habitaciones cuentan con baño en los que se reparten bañeras de hidromasaje; bañeras normales; platos de ducha; mamparas de cristal y todo decorado con gusto y combinando con piedra y madera.

Amplios descansillos: para el acceso a las plantas sin agobios; con decoración e iluminación muy cuidadas y barandillas decorativas y de seguridad.

Patio con muebles: sillas y mesas para facilitar la vida al aire libre y bancos rústicos para disfrutar del sol de invierno o el fresquito de las mañanas de verano, siempre a resguardo de los malos vientos.
 
Barbacoa realizada a juego con todo el edificio, ideal para tus celebraciones sin tener que cocinar; utensilios siempre a mano para preparar unas carnes o verduras a la brasa con poco esfuerzo