Carmen Gabilondo

Preparación a la maternidad

Cursos de preparación a la maternidad

Como matrona, llevo más de 20 años trabajando en la educación maternal con más de dos mil mujeres embarazadas y madres lactantes.

En el nacimiento de mis cuatro hijos descubrí lo que sucede en el parto, y la importancia de dejar hacer a la naturaleza relajada para que las contracciones sean suaves.

Haciendo la preparación para la maternidad se pueden conseguir:

1. Mejoras psicológicas

 • Disminuyen las dudas y miedos.
Por medio de la información se consigue que desaparezca el miedo. Nos inquieta lo desconocido.
 
Trabajamos en grupo, lo que permite el intercambio de experiencias con las futuras madres que viven una situación semejante a la tuya.
 
Si el padre asiste a las clases en grupo, aprende a conocer mejor la situación e inquietudes de la madre y a compartir de una forma más intensa la maternidad. Empieza a conocer a su hijo antes de nacer y va a ser el mejor aliado de la madre en el parto.
 
• La relajación produce un efecto tranquilizador sobre el sistema nervioso de la madre y su hijo.
 
Se entrena la relajación para conseguir que en el parto, al recibir la contracción relajada, el cuello del útero se deje abrir y las contracciones sean suaves y efectivas.
 
Aumenta la sensación de bienestar.
 

2. Mejoras físicas

Con la gimnasia pre-parto suelen desaparecer muchas molestias como el dolor lumbar.
 
Se fortalecen los músculos y se aprende a usarlos para ayudar a nacer al niño.
 
Se aprenden a usar eficazmente las técnicas respiratorias que pueden ser útiles como técnica de emergencia en el parto, y se aprende también que durante el parto el organismo utilizará de forma automática la respiración que necesite en cada momento.
 
Los ejercicios de respiración mejoran la riqueza de oxígeno en la madre y en el niño. Los niños de madres que están bien oxigenadas suelen ser vitales y tranquilos.
 
 
3. Conocer el parto

Aprenderás que la mejor postura para dilatar en el parto es con la que tú te sientas más cómoda en cada momento, y que así ayudarás a nacer al bebé.
 
Sabrás que el niño tiene que descender rotando en la pelvis de su madre para nacer, y que la madre puede facilitar el nacimiento de su hijo.

Aprender cómo se desarrolla el parto (cómo se produce la dilatación, la rotura de la bolsa, el nacimiento) te ayudará a controlar y planificar tu parto y a saber cuándo tenéis que ir a la maternidad. Descubriréis que así el parto es menos agotador para la madre, el niño se encuentra bien y se pueden llegar a evitar las intervenciones medicas traumáticas como fórceps, cesáreas, anestesias...
 
 
4. Recuperarte con el bebé
 
Hablaremos de medidas higiénicas postparto para la madre y el niño.
 
Veremos como la lactancia materna puede ser la experiencia más satisfactoria de la maternidad.

 

Conclusión

Mi experiencia me dice que en el parto es importante conocer cómo son las cosas y saber dejar hacer a la naturaleza. Un buen parto es siempre una conquista.

La preparación a la maternidad permite al padre y a la madre enfrentarse a los miedos, descubrir que pueden ayudar al bebé que llega a crecer feliz y  ayudaros a conseguir una experiencia dichosa.

Cursos

Los cursos se imparten en Valladolid en grupos reducidos.

Información: 629 17 74 25 / cgabilondo@wanadoo.es