Camino a Ítaca

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
...
C. P. Cavafis. Antología poética.


La historia de Ulises, rey de Ítaca, es fantástica, llena de aventuras, de conocimiento,de victorias y derrotas... que Homero recoge en una de las mejores novelas de todos los tiempos, La Odisea. Es difícil encontrar a alguien que no conozca la historia de Ulises y Penélope, la Guerra de Troya, el episodio del mástil y el canto de las sirenas... Pero el verdadero significado de Ítaca es algo mucho más íntimo y sencillo, un espíritu que Kavafis, milenios después de la historia de Ítaca, supo reflejar perfectamente en el maravilloso poema Ítaca.

Ítaca es el camino, Ítaca es la vida misma.

Vosotros habéis elegido iniciar un camino hacia vuestra propia Ítaca, habéis elegido seguir estudiando. Cada Ítaca es diferente, para algunas personas el objetivo es obtener el título de GS para trabajar, para otras, es un puente para seguir estudios posteriores; algunas personas quieren seguir formándose por el placer de hacer lo que no pudo cuando era más joven... . Cada persona tiene sus motivos pero no importa el final porque lo importante es vivir el camino, disfrutar de esta experiencia del estudio, de los compañeros, del descubrimiento...

Yo os quiero acompañar en este viaje y ofreceros mi ayuda para que el camino sea rico en vivencias.

BUEN CURSO 


KOSTANTINOS KAVAFIS. "ITACA" 


Cuando emprendas tu viaje a Itaca 
pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al colérico Poseidón, 
seres tales jamás hallarás en tu camino, 
si tu pensar es elevado, si selecta 
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. 
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al salvaje Poseidón encontrarás, 
si no los llevas dentro de tu alma, 
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues -¡con qué placer y alegría!- 
a puertos nunca vistos antes. 
Detente en los emporios de Fenicia 
y hazte con hermosas mercancías, 
nácar y coral, ámbar y ébano 
y toda suerte de perfumes sensuales, 
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas. 
Ve a muchas ciudades egipcias 
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 
y atracar, viejo ya, en la isla, 
enriquecido de cuanto ganaste en el camino 
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. 
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Itacas.

C. P. Cavafis. Antología poética. 
Alianza Editorial, Madrid 1999.


Odiseo atado al mástil de su barco. Cerámica griega


 
ADVERTENCIA


Todas las informaciones, imágenes y enlaces contenidos en este site tienen, exclusivamente, una intencionalidad didáctica y una funcionalidad educativa. En todo caso, si cualquier persona considera que con las imágenes aquí empleadas se vulneran sus derechos de autor, puede dirigirse al correo electrónico carme.ancia@gmail.com, para solicitar la retirada de inmediato del material que considere de su propiedad intelectual.