El carbonato de magnesio en la salud

Mucho se ha hablado acerca del carbonato de magnesio en los últimos tiempos. De sustancia química en polvo y blanca de uso deportivo a complemento dietético, ¡casi nada!. Vamos a intentar explicar qué hay de cierto en todas las noticias e informaciones que se han venido dando en blogs de nutrición y salud en los últimos dos o tres años en relación a este compuesto.

Para empezar, diremos que la composición química de la molécula del carbonato de magnesio es de tres átomos de oxígeno, uno de carbono y uno de magnesio. Todos ellos son elementos muy abundantes en la naturaleza, tanto por separado como formando otros compuestos. El carbonato no tiene sabor y su aspecto es blanco. En la naturaleza se encuentra cristalizado formando parte de rocas, pero se comercializa generalmente triturado en polvo. En esta presentación es muy similar al azúcar o la harina. Es decir, no tiene ninguna característica especial que haga que llame la atención a primera vista.

Existen varios blogs especializados en los que consultar información detallada acerca del carbonato de magnesio. Es recomendable informarse antes de comenzar a tomar cualquier nuevo suplemento alimenticio, y más aún si es uno de índole laxante como el caso que nos ocupa. A pesar de que no tiene efectos secundarios conocidos y la intoxicación por excesivo consumo es muy rara e improbable, el carbonato de magnesio no deja de ser una sustancia a la que nuestro cuerpo posiblemente no esté acostumbrada, y en ese sentido siempre es prudente consultar con un médico o farmacéutico que a buen seguro nos sabrá explicar cómo tomarlo y cuál es la cantidad y posología adecuadas para nuestra edad, sexo y peso.

Principales beneficios del carbonato de magnesio

Con respecto a su función laxante, los efectos reportados por las mujeres en especial son increíbles. De todos es bien sabido que las mujeres tienen tendencia a desarrollar estreñimiento ocasional o crónico, siendo este una incomodidad muy habitual con la que conviven a duras penas. Pues bien, no es necesario confiar en los laxantes químicos porque el carbonato de magnesio es realmente eficaz si se toma adecuadamente.

Hay otras voces que hablan a favor del carbonato de magnesio en su función contra los problemas de huesos. De nuevo son las mujeres las beneficiadas, ya que sufren en mayor medida de estas dolencias. Con la edad los huesos tienden a perder firmeza y densidad, en muchas ocasiones por falta de calcio y magnesio. De hecho, se dice que el magnesio ayuda a la fijación del calcio en los huesos. De ahí que el consumo frecuente del carbonato sea también un aliado contra los males óseos.

¿Qué ocurre si tomamos demasiado carbonato de magnesio?

Pues la verdad es que, como dijimos anteriormente, no se conocen intoxicaciones por excesivo consumo, ya que el carbonato de magnesio se elimina muy fácilmente a través de las heces y la orina. De hecho, el efecto principal sobre el sistema digestivo y el motivo de que sea tan buen laxante es que aumenta el volumen de las heces y éstas se deslizan mejor intestino abajo.

Espero haber ayudado aportando esta información, no olvidéis consultar otras páginas en google y hablar con profesionales de la salud y/o la dietética si os decidís a probarlo.

A mí me ha ayudado mucho y a todas las personas a quienes se lo he recomendado han acabado encantadas con los resultados. Es fácil, barato y eficaz. Es un laxante natural potente y ayuda a reforzar los huesos. No tiene efectos secundarios y se toma muy fácilmente disuelto en líquidos porque es insípido. ¿Tiene algún aspecto negativo? Desde luego, si es así, yo no lo conozco.

El carbonato de magnesio es sin duda un super complemento alimenticio. ¡Quien prueba, repite! Ah, y no sólo lo tomes si padeces estreñimiento, tenlo en cuenta a largo plazo, de cara a la salud de tus huesos.