*****************CAMPISTAS ARAN*****************




El mundo del autocaravanismo y caravanismo











¡No olvides!

    La discreción es la primera cualidad del caravanista y autocaravanista experimentado, quien debe esmerarse para no dejar huella alguna de su estancia.


¡Saber vivir!

 Respeto de los demás y protección del medio ambiente, son los valores universales que se aplican especialmente.

  
    El mundo del autocaravanismo y caravanismo debe ser, en todo momento, un ejercicio de fraternidad. Una señal con la mano o con las luces, cuando nos cruzamos con otros conductores que comparten nuestra pasión por esta forma de viajar en libertad, la ayuda desinteresada a aquellos que se encuentran en una situación que la requieren, deben ser siempre normas ineludibles entre nosotros.

    Y es, precisamente esa actitud, la que hace de nuestra afición una especie de código entre caballeros.

    Esta actitud debe, todavía con mayor rigor, mantenerse de cara a nuestra imagen de los demás de nuestro comportamiento en un pueblo, en una ciudad, en el campo, o en los espacios compartidos de un camping depende que nuestra afición, no siempre comprendida, acabe siendo aceptada y respetada por autoridades y particulares siguiendo el ejemplo del resto de Europa.

    La utilización de las caravanas y autocaravanas como vivienda impone que se respeten las reglas de convivencia respecto por los lugares donde se pasa.