Iniciación a la Felicidad

Iniciación a la Felicidad

El fin primordial del hombre es la felicidad en esta vida, su punto de partida es la convicción para todos los hombres de cualquier raza o sexo, pertenecientes a todos los oficios y ocupaciones, lo común debe ser perseguir como único objetivo la felicidad y para alcanzarla existe un camino de aprendizaje.


Iniciación al MÉTODO DE HABILITACIÓN PERSONAL

Cuentan las tradiciones que había un señor que tenía tres hijos y debiendo de emprender un largo viaje entregó una onza de oro a cada uno para qué comercializarse con ella y le rindan cuenta a su regreso, cuando estuvo de vuelta los tres hijos le rindieron en la siguiente forma: El primero afirmó comercie con tu onza y el ganado dos dijo uno de los hijos aquí tiene las tres que te pertenecen. Buen hijo eres contestó el señor, y ya que sobre poco has sido fiel y capaz, sobre mucho te pondré. Toma 6 onzas y sigue comerciando.

El segundo hijo afirmó :Yo comencé con tu onza de ganado una. Aquí tiene las dos que te pertenece dijo.

Buen hijo de eres contesto el señor y ya que sobre poco has sido fiel y capaz, Sobre mucho te pondré. Toma 4 onzas y sigue comercializando

El tercer hijo afirmó: Tuve miedo de perder tu onza y la escondí en la tierra; dijo el último de sus hijos aquí la tienes. Mal hijo eres contestó el señor y ya que eso es lo poco no ha sido capaz, sobre lo mucho no te pondré. !Busca en otro lugar tu futuro afirmo el padre! y el hijo tuvo que partir a buscar un nuevo destino.

Los tres hijos disponían del mismo capital, a los tres les fue encomendada la misma labor, y los tres hallaban en las mismas condiciones para obtener iguales resultados. ¿Qué fue lo que hizo el primero para ganarse dos onzas, el segundo una onza y el tercero nada?.

!La habilitación personal de cada uno!

Dos nombres de similar edad, igual cultura, iguales recursos económicos, la misma posición social, el mismo vigor físico etc., siguen el mismo camino y uno triunfa donde el otro fracasa

¿Qué es lo que insta a cada uno de ellos a comportarse de manera que produzca la derrota o la victoria’.

!Esa misma habilitación!. Fundamentalmente, todos somos agraciados al nacer con las mismas disposiciones en potencia, pero depende del desarrollo que les demos y de la dirección en que nos servimos de ellas los resultados que proporcionamos a cada uno: en el caso de los tres hijos, el triple capital al primero, la duplicación del suyo al segundo y la conservación del que tenía el tercero; el de los dos hombres en igualdad de condiciones, el Triunfo que está habilitando para obtenerlo y el fracaso al que carecer de esa habilitación. ¿Hay posibilidad de que se habilite usted a fin de desarrollar las disposiciones que han de permitirle alcanzar los bienes que aspira Obtener? .

La hay, y a ese fin tiende el presente Método de habilitación personal” qué vamos a ofrecerle, así como la variedad de enseñanzas contenidas en este escrito. Asimilados los sencillos principios que constituyen el uno, y aplicadas sus reglas a las posibilidades que contiene las otras, ira subiendo, escalón por escalón,cada vez a las mas altas cimas, y en un tiempo más o menos proporcional al esfuerzo invertido, verá realizado lo que hoy es sólo una esperanza, pues tal es el sentido oculto de la parábola puesta en boca del señor que dice a su hijo; buen hijo eres y ya qué sobre lo poco ha sido fiel y capaz, sobre lo mucho te pondré .

A fin de que usted, merece a lo poco, sea ha puesto sobre los mucho vamos a iniciar el estudio del Método, para lo cual comenzaremos por considerar los caminos que tenemos para llegar al triunfo y por ende a la felicidad.