CALERUEGA (Monumentos)

Riqueza monumental e histórica  asociada principalmente al legado de Sto. Domingo de Guzmán

Monumentos

Caleruega tiene una gran riqueza monumental, vinculada fundamentalmente (aunque no exclusivamente) al legado de Santo Domingo de Guzmán y la orden dominicana. El conjunto conventual dominicano es uno de los más importantes atractivos para los visitantes de la villa.

Real Monasterio de Santo Domingo

La construcción de este conjunto comienza en 1266 por iniciativa del rey Alfonso X el Sabio, que traslada a la primitiva iglesia-monasterio a las monjas dominicas de San Esteban. Esta edificación gótica de planta rectangular se conserva integrada en el conjunto actual (el llamado 'coro de las monjas'). Es quizá el elemento de más interes histórico-artístico de los que se conserva en la villa.

Monasterio de Santo Domingo de Caleruega (MM. Dominicas)

La iglesia del monasterio data de finales del siglo XVI. Es de planta cruciforme y gran sobriedad. Fue construida a instancias del provincial dominico de México. Su retablo, de la misma época, contiene tres lienzos atribuidos a Blas de Cervera que representan escenas de la vida de Santo Domingo y está rematado por un calvario de la escuela de Gregorio Fernández. Este retablo ha sido restaurado recientemente, recuperando su belleza original.


Retablo de la Iglesia

Desde la sacristía de la iglesia (donde hay un cristo gótico) se accede a una cripta, con un pozo que se encuentra en el lugar exacto en que según la leyenda nació Santo Domingo. En esta cripta se encuentra el sepulcro del maestro general dominico Manuel Suárez, en un conjunto escultórico moderno formado por las figuras de cuatro frailes encapuchados en granito y alabastro.


Cripta

El Claustro del monasterio se comenzó a construir en el siglo XIII (románico tardío). Se conservan restos de las diferentes etapas de su construcción, como una puerta ojival gótica. El sobreclaustro de ladrillo data del siglo XVIII. En una reciente restauración se descubrieron detalles de interés, como dos ventanales románicos. El archivo monacal es un auténtico tesoro histórico: bulas papales, privilegios reales, las cartas de San Raimundo de Peñafort... el documento más antiguo data del siglo XI.


Claustro del monasterio


Convento de los Dominicos, Casa de Espiritualidad

Las obras del convento dominicano comienzan en el año 1952, a tono con el adyacente Monasterio de Santo Domingo y enclavando en su conjunto el espectacular Torreón de los Guzmanes. El edificio está rematado en sus ángulos por torres achapiteladas. En su interior se encuentra un museo dominicano con piezas de distinto valor relacionadas con la orden. La capilla del convento está presidida por un artístico Cristo gótico. En esta capilla se encuentra también una talla de la Virgen del siglo XVI y una imagen barroca policromada de Santo Domingo.


Zona ajardinada del convento, con el Torreón al fondo

La Bodega de la Beata Juana es un espacio rectangular abovedado que formaba parte de la antigua casa solariega de los Guzmanes. Cuenta la leyenda que aquí la Beata multiplicó milagrosamente una cuba de vino para los pobres. Un relieve de alabastro, a cargo del escultor Martínez Abelenda, conmemora el hecho


Bodega de la Beata Juana

Dentro del conjunto conventual se ha habilitado una Casa de Espiritualidad con amplios espacios para ejercicios, retiros, encuentros, etc., abierta a la familia dominicana y a instituciones eclesiales y culturales.


Vista del convento tras los muros


Parroquia de San Sebastián

Iglesia románica del siglo XII, y por tanto uno de los restos de la Caleruega medieval, de su estructura original se conserva la torre, el presbiterio, el arco de entrada y una ventana biforia. Ante la amenaza de ruina sufrió una restauración a mediados del siglo pasado en la que se eliminaron los soportales y se levantó una nueva nave central.

Parroquia de San Sebastián vista desde la plaza

Esta iglesia fue la ubicación original de la pila bautismal de Santo Domingo, que tras pasar por Valladolid (donde fue llevada para bautizar a Felipe IV) se encuentra actualmente en Madrid y en la cual se bautizan todos los miembros de la casa real española. En su interior se encuentra también el lugar de la primitiva sepultura de la madre de Santo Domingo.


Pila bautismal de Santo Domingo

El presbiterio es de forma absidial con una ventana en el testero y una cornisa de dados en todo su perímetro. Es también interesante la portada de tres arcos lisos, el central apoyado sobre columnas con sencillos capiteles corintios.


Detalle de la torre parroquial


Torreón de los Guzmanes

Esta monumental torre forma parte de la línea de fortalezas que aparecieron a lo largo del siglo X a la vista del Duero. Es de forma rectangular (14 por 9 metros de base) y tiene una altura de 17 metros (el grosor de sus paredes es de dos metros). Tiene cuatro plantas, en la segunda de las cuales destaca una amplia ventana de arco mozárabe.


El Torreón de noche

La tercera planta tiene cuatro ventanas de arco de medio punto con vidrieras que representan escenas de la vida de Santo Domingo. Desde la última planta se puede contemplar una bella panorámica de la Ribera del Duero. También destacan, a la entrada, los escudos nobiliarios de la familia de los Guzmán.

Vista frontal del Torreón



Portada