Si los dexamos, van dir 
en bloque a por Asturies

 

Un exércitu grúes inunda los nuesos conceyos tresformando de contino l’espaciu nel que vivimos. Ca vuelta hai más terrenos edificables, parques ensin yerba, hormigón, fierru, asfaltu… “Siempres mos quedarán la mar y la montaña”... Solo qu’esto entama a nun ser asína. Los núcleos rurales seyan del interior o de la mariña tán sofriendo al empar el mesmu procesu destruición. Llanes, Xixón, Ayer, Llaviana, Valdés, Tapia, Colunga, Cuideiru, Muros, Gozón,Villaviciosa, Casu... Asturias nunca foi Marbella, pero va pol camin.

La especulación como industria la crisis

La criminalización les estremaes espresiones de llucha social sólo pue entendese a la lluz de procesos más amplios. Si nos 80’ la “reconversión” industrial xunto l’abandonu la produición agropecuaria xeneraron dinámiques d’esclusión social y d’escaezu del campu asturiano, nos 90’ entamaron a surdir problemes que dán cuenta anguaño d’un panorama tovía muncho más esmolederu: deterioru del mediuambiente, amenorgamientu la “democracia” y les estayes de participación, emigración forciada, despreciu la cultura asturiana...

La crisis industrial trensformóse na industria la crisis: esta foi la única reconversión que dió resultaos, polo menos pa dalgunos. Quienes más se beneficiaron d’un modelu de industrialización que daba l’espaldón a les necesidaes sociales ya’l mediuambiente, agora alcontraron na “crisis” otru filón, del que sacar privatizaciones, midíes pa desregular les condiciones de trabayu, sovenciones a fondu perdió y, sobre too, especulación urbanística.

Naide se-yos opón. Somos les naide

Esti procesu nun se desendolca de mou natural frutu la fatalidá. Pa engrasar esta maquinaria d’esclusión económica, política y tamién cultural necesita echar mano de determinaos mecanismos qu’eliminen la posible resistencia:

1. Naturalización de los valores dominantes: Según los periódicos toes queremos lo mesmo. El primer pasin pa torgar cualaquier niciu contestación ye facemos partícipar d’una conceición asemeyada: “si nun especulamos, ye porque nun podemos”, “los políticos son un reflexu de la sociedá” o “de ti”, como diz la TPA.

2. Culpabilización: Otres coses non, pero la “culpa” socializase bien ceo. Nun s’establecen responsabilidaes estremaes y toes pasamos a tar metíes nel mesmu sacu, polo que faese difícil garrar la distancia necesaria pa tener una visión alternativa y poder dir a la escontra. Frases como “si les coses tán asína ye porque queremos”, “tenemos lo que merecemos” salen davezu nes nueses conversaciones. Asína, la culpabilización escomencipia enantes de sentase nel bancu les acusaes.

3. Invisibilización: Como complementu lo anterior tirase la invisibilización de quien nun da’l preste a estes coses. El consensu teórico reafirmase porque la reaición ente esto nun ye apaecer. Quienes s’oponen pasen a ser invisibilizaos polos medios y la clas política. Asína puen dicir que naide s’opón ya que quienes resisten, nin esisten, son “les naide”.

4. Criminalización: Criminalizar significa sacar de contestu, camentar los conflictos sociales col códigu penal, reconstruyilos como pleitos xudiciales ya problemes individuales: un problema políticu y social presentase como fatalidá económica; la protesta coleutiva reduzse a fechos delictivos de xente individual; la xusticia ye sustituyía por un procesu xudicial; ésti llendase a un montaxe, nel que val namái’l testimoniu policíes qu’enxamás vieren los fechos; les instituciones públiques nun defenden drechos coleutivos, sinón qu’impulsen el procesu dando-yos aliendu a quienes persiguen el beneficiu privao penriba too; los medios de comunicación silencien o personalicen el conflictu; les organizaciones d’izquierda con presencia institucional nin espresen la so solidaridá nin s’encaren coles polítiques represives; más bien asperen aprofitar la especulación urbanística o eleutoral.

5. Represión: Si tovía hai quien pon pie en paré, les axencies político-xudiciales recurren a la represión pura y dura. Anguaño, nun hai tregua pa quien nun aceute‘l que los parques camuden en parkings, les grandes fachades d’edificios nun tengan un res detrás, el prau seya de plásticu o les pontes nun tengan ríu. Enfrentase a la especulación urbanística o defender les zones rurales tradicionales ta poniendose poles nubes: 100.000 € de multa por denunciar un fraude urbanístico en Xixón na televisión; persecución ya demandes a integrantes d’estremaos movimientos vecinales perxudicaos polos PGOUs por nun dexase espropiar la so hestoria a los precios del mercau; xuicios escontra grupos vecinales por nun tar d’alcuerdo coles antenes de telefonía móvil pa que sos vides nun cuelguen d’un filu; denuncies policiales por vindicar la soberanía alimentaria y refugar la comida basoria ensin guardar el megáfonu a la hora; causes xudiciales escontra ganaeros en Porrúa, por correr la cencerrada a les autoridades o a pescaores en L.Luarca, por nun xugar a los bolos nel so trabayu; acosu la Guardia Civil por acampar denunciando’l banzáu de Caliao y refugar vivir col agua al cuellu...

¿Quiénes van en bloque a por Asturies?

Sobre too los qu’estrocen el texíu económicu demientres denuncien pola amburadura un caxetín; los que, pa especular cola nuesa tierra, demanden a la xente que la sema; los que despiden a quien entruga pola non creación d’emplegu...

La llista fechos represivos ya nun entra nesti panfletu, pero sí dalgunos de los saquen tayada la represión. El responsable cimeru ye Antonio Trevín (delegáu del gobiernu español n’Asturies), quien xunce como naide na so presona les múltiples cares la criminalización de la protesta social. La so llarga trayeutoria exemplifica los llazos que hai ente la clas política ( PSOE, IU, BA, PP) y los porgueyos empresariales (Sogepsa, Progea, Los Alamos, etc.). Gracies a les denuncies d’AVALL y Andecha Astur ta amostrandose la so implicación en dellos casos d’especulación na costa asturiana. Agora la xente que denuncia la especulación d’esti paxarracu, tan sofriendo l’acosu del mesmu que dende’l so puestín manda un grupu especial pa combatir la especulacíon que l’exercía en Llanes. Pero nun escaezamos que nun ta solu nesta xera: Coses como estes solo puen ser verdá n’Asturies esquizofrenica qu’imaxina l’enchipau presidente Vicente ya’l so gobiernu la izquierda plural (PSOE-IU-BA), estremaos ayuntamientos qu’entamen procesos xudiciales, medios de comunicación que mienten más que’l Teletienda...

¿Qué tamos a tiempu facer?

Como diz el canciu siguimos apostando al cinco anque ca dos por tres sal seis. Pero tovía podemos camudar l’apuesta: Organizar rempuestes más alló casos concretos, facer un calendariu movilizaciones que recueya y axunte les problemátiques d’estremaos seutores

1. Construyir una imaxen publica coleutiva, curiar y axilizar la toma determinos, ensin multiplicar espacios de llucha ensin xaciu

2. Alcontrar formules de solidaridá económica, que nun seyan coyunturales

3. Aprofitar la campaña eleutoral pa facer movilizaciones.Marcar oxetivos políticos nidios ya evitar esquizofrenies nes que quien mos reprime per un llau sofita per otru

4. Recuperar movilizaciones desdexaes por mor de la “xunidá”: dañar la imaxen los responsables de la represión, presionar nos plenos municipales y na delegación del gobiernu n’Uviéu...