Con Cándido, Morala... y munches persones más

Convocatoria de la acción realizada el miércoles 18 de julio de 2007 en la plaza del Ayuntamientu de Xixón

Video

A pesar de que el pasado miércoles se desconvocasen las concentraciones que se venían realizando en la Plaza del Ayuntamiento de Xixón, las personas que participamos en el colectivo Calecer creemos necesario que nos veamos de nuevo este por varias razones.

En primer lugar, porque aunque se haya producido la excarcelación de Cándido y Morala, aún hay multitud de represión casos pendientes de enorme gravedad: proceso contra los trabajadores de Thyssen, despido de más de 40 trabajadores africanos en el Musel, despido de una trabajadora de Obrerol, petición de un año de cárcel y multa de más de 8000 € por corregir en asturiano un rótulo de carretera, petición de más de 42000 € a dos trabajadores de las piscinas municipales de Avilés, proceso judicial contra Fernando G.R… y así hasta una veintena de casos. Todo ello sin olvidar que la situación de Cándido y Morala aún está pendiente de un recurso ante el constitucional y, en última instancia, de una medida de gracia como es un indulto. La represión no empezó ni terminará con el caso de estos dos sindicalistas: responder a esta agresión no supone dejar a un lado el resto de casos, si no que constituye una oportunidad de movilizarse también en torno a otros menos conocidos.

En segundo lugar, creemos necesario que la toma de decisiones sea lo más amplia posible, para que la participación no sea la primera víctima de la represión. Seguramente la llegada del mes de Agosto suponga que tengamos que abandonar ciertas formas de protesta, pero esto es algo que nos gustaría que decidiésemos entre todas. La plaza del Ayuntamiento no es el lugar más idóneo para organizar acciones simbólicas, pero es el punto de encuentro que estábamos teniendo quienes nos solidarizábamos con Cándido y Morala, pero no sólo con ellos dos. Por eso nos parece buena idea que nos veamos allí, al menos otra vez, y que organicemos un conceyu abiertu entre las personas que nos animemos a discutir como continuar afrontando el reto de la represión.

En tercer lugar, pensamos que el período estival nos ofrece la oportunidad de organizar una campaña que dañe la imagen corporativa de este “paraíso natural”. Y qué mejor lugar para discutirla que uno de los espacios que mejor simbolizan la interrelación del poder político y el poder económico, de la corrupción de la clase política y las políticas neoliberales con la especulación y los intereses empresariales.

La represión no toma vacaciones, por lo que proponemos realizar un sencillo reparto de información sobre los diferentes casos y de decorar la plaza con los “trapos sucios de la represión”, colgando de cuerdas todas las imágenes y textos que creamos que sirven para denunciar lo que está sucediendo. Seguramente no seremos muchas personas, pero eso es lo de menos, como lo hubiese sido si Cándido, Morala o cualquier otra persona continuase encarcelada. Hay cosas que debemos hacerlas así seamos cuatro. Puede que falte gente, pero sobran razones.

Por último, insistir en que esto, más que una convocatoria, es una propuesta. Hoy por hoy ninguna organización tiene la capacidad de impulsar por sí sola una movilización sostenida contra la criminalización de la protesta en Asturies. Mucho menos un pequeño colectivo como Calecer. Por eso lanzamos esta propuesta, porque sentimos que es necesario encontrarnos con gente con ganas de continuar aportando cosas a la lucha contra la represión desde distintos enfoques y prácticas.