La peluquería no es solo cosa de perros

publicado a la‎(s)‎ 25 abr. 2014 10:26 por Cal Bitxet

Os dejamos un artículo que hemos escrito para la revista Adóptame, yo también soy guapo, proyecto con el cual colaboramos
Aquí tenéis el enlace a la revista, y abajo os copiamos el artículo
Revista Adóptame, yo también soy guapo

                                        La peluquería no es solo cosa de perros

https://sites.google.com/site/calbitxet/curiosidades-y-consejos/_draft_post/foto-graciosa-conejillo-indias-cobaya-dando-baño-espuma.jpg

Desde hace un tiempo, cada vez más, la tendencia a incorporar como compañeros a felinos, hurones, conejos y roedores ha ido en aumento. Y, como consecuencia, hemos comenzado a preocuparnos por las atenciones que necesitan recibir. Mejoramos la calidad de su alimentación, buscamos la mejor atención veterinaria y los colmamos con juguetes y complementos. Pero, en ocasiones, se nos olvida que la higiene es básica para que un animal viva sano muchos años.
Para que nuestros compañeros peludos se mantengan en las mejores condiciones higiénicas, lo ideal, como siempre, es acudir a un peluquero/a para que nos oriente sobre los tipos de aseo y mantenimiento que necesitan.
Salvo en casos particulares, el cepillado es básico en la higiene de cualquier animal. A veces creemos que porque su pelaje sea corto y el animal se asee a diario, ya no necesita que lo cepillemos; pero… ¿qué conseguimos con el cepillado?

• Elimina el pelo muerto, evitando posibles problemas digestivos al tragárselo durante el aseo.
• Elimina el polvo que se adhiere al pelaje, espaciando más los baños, y, de nuevo, evitando que lo ingieran.
• Masajea la piel, favoreciendo la circulación y provocando una sensación de bienestar en el animal; por lo que se crea un vínculo afectivo mayor con su amigo humano.
También tendremos que tener en cuenta las necesidades de los animales de pelo largo, que necesitan mayor insistencia y asiduidad en los cepillados, para evitar que el pelo se anude, provocando molestias al moverse y problemas de salud como dermatitis. En algunos casos, se recomienda ir recortando el pelo, calculando cada cuánto tiempo es necesario para prevenir la formación de nudos.
Respecto a los baños, hay que tener en cuenta varios factores: especie, estrés y necesidad.
Hay especies de animales, como las chinchillas, que se dan baños de arena, no de agua, para limpiar su pelaje. En este caso, se les pone una bañerita con arena de marmolina.
Otros pequeños mamíferos, como cobayas, hámsteres, conejos, gatos, etc. sí podemos bañarlos con agua, teniendo siempre presente que el champú que usemos sea el adecuado.
El estrés es un factor determinante a la hora de decidir si bañar o no a un animal. Debemos tener en cuenta que estos pequeñajos, pueden sufrir ataques al corazón en casos de mucho estrés, por lo que es recomendable valorar primero su comportamiento.
A este tipo de animales es preferible bañarlos con champú y agua solo cuando sea necesario. No obstante, si deseamos asear más a menudo a nuestros pequeños compañeros, podemos optar por los champús en seco, ya sea en formato espuma o en polvo. No limpia tan a fondo como el champú en mojado, pero elimina bastante suciedad.

Algo que no debemos olvidar, es que hay que mantener las orejas limpias y las uñas cortas. Si no os aclaráis a hacerlo en casa, pedid ayuda a vuestro peluquero/a o veterinario/a.
Por último, acordaos de que tenéis profesionales a vuestra disposición para ayudaros a conocer las pautas correctas de higiene y mantenimiento y a llevarlas a cabo para que vuestro compañero peludo esté lo mejor cuidado y más cómodo posible.

Como veis, la peluquería no es solo cosa de perros.
                                                                                                                                                                                                        Ca'l Bitxet

Comments