APUNTES / Notes‎ > ‎

El Celo, la Reproducción y su Tabla, y el Detector de Ovulación



1. El Celo.-
                                                                                  

Cada seis meses más o menos los propietarios de las hembras se encuentran con el celo de sus perras. Muchos apenas conocen este proceso hormonal al que podríamos denominar como la “antesala de la reproducción”. Con este artículo esperamos arrojar un poco de luz sobre el tema.

Para poder comprender bien el tema es importante dejar claro que las perras "NO" menstrúan como las mujeres. El sangrado que presentan es sólo parte fisiológica de la etapa del celo o ciclo estral. En las perras este ciclo estral se divide en 4 etapas.

1ª etapa: El PROESTRO: dura de 3 a 20 días, en esta etapa se observa que los machos se sienten atraídos hacia la perra, existe un aumento en el tamaño de la vulva y la región perineal (la parte trasera de las hembras por debajo de la cola) así como un sangrado que se origina en el útero, aunque pueden observarse también secreciones vaginales.

2ª etapa: ESTRO: en este periodo se presenta la ovulación; es decir, que la perra puede quedar gestante en caso de aparearse (cruzarse) con un macho. La duración es de 3 a 8 días; la conducta de la hembra es aceptar al(los) macho(s) y puede o no seguir presentando sangrado vulvar.

3ª etapa: DIESTRO: La duración es de 63 días en perras gestantes y de 100 días en perras no gestantes. En esta etapa la perra no muestra interés alguno por lo machos ni éstos por ella.

Es importante entender que no es una regla de oro que todas las perras empiecen su primer celo exactamente a los 6 meses y este sea el mismo intérvalo entre celo y celo. En las perras la presentación del primer celo puede variar, ya que puede ir de los 4 meses al año o año y medio de edad y como consecuencia el intérvalo entre celo y celo puede variar. Esta diferencia radica en la raza, peso, estado nutricional, medio ambiente, genética o enfermedades.

Muchas personas desconocen esta información y tienden a creer que su perra debe entrar en celo exactamente a los 6 meses; esto es totalmente falso.

¿A qué edad debo cruzarla?

Ahora bien; otra pregunta muy común es ¿Cual es la edad ideal para cruzar por primera vez a mi perra? La edad ideal de reproducción de las perras es de los 2 a los 5 años. La explicación a esto es sencilla, los perros de forma general dejan de crecer a los 2 años de edad, si se cruzan a la perras antes de ese tiempo se corre el riesgo de que su organismo de prioridad a la gestación y no al crecimiento de la perra.

Siguiendo con las preguntas más comunes:

¿Como puedo saber cada cuanto va a entrar en celo y cuando es el momento ideal para cruzarla y que quede preñada?

Para saber cada cuando va a entrar en celo su perra es importante tener un calendario a la mano que sea destinado exclusivamente para su perra desde su primer celo. Debe anotar los días que presentó el sangrado hasta que lo terminó. Otro factor que puede ayudarnos es observando la conducta de la perra y de otros machos o incluso de otras hembras. En algunas perras cuando entran en celo se vuelven un poco más cariñosas, están inquietas, quieren salir a la calle. Los machos muestran interés por ella queriéndola montar. Para encontrar el momento ideal para aparearla y que quede gestante es importante tener ya conocimiento de cada cuanto entra en celo, llevarla al veterinario para que realice una citología vaginal exploratoria (estudio de células recolectadas de la vagina vistas a través de un microscopio) y le indique en que etapa se encuentra su perra y cual es el momento ideal para cruzarla.

Normalmente  el momento apropiado coincide con el final del sangrado, no obstante las perras pueden ovular (ser 100% fértiles y quedar gestantes) antes, durante o incluso después del sangrado. Es por esto que lo ideal y lo correcto es ir al veterinario para que indique y explique el momento apropiado. Un test de progesterona nos indicará el momento exacto de ovulación y nos evitará hacer demasiadas montas.

En algunos casos el propietario no se da cuenta de que la perra esta sangrando debido a que ella o alguno de sus compañeros se lame constantemente y no quedan vestigios de sangre en el suelo.

Finalmente, a muchos propietarios les resulta bastante tedioso estar cuidando a sus perras cada vez que están en celo. Primero: si no las quieren como reproductoras esterilícenlas lo más pronto posible. Segundo: si piensan en dejarlas tener una camada, no las saquen a la calle a la hora en que hay más perros en el parque; seleccionen lugares de poco tránsito canino.

Para muchas personas, el tener una perra implica más responsabilidad, otras aseguran que son más "sucias". Si quieres tener una perra y no sufrir nada de ésto; esterilízala. Es totalmente falso el decir que lo ideal es dejarlas tener uno o dos celos o gestarlas antes de esterilizarlas. No es necesario, si tienes dudas acude a tu veterinario para aclararlas.


2. La Reproducción.-

 El período de gestación dura entre 58 y 70 días. Y las camadas medias oscilan entre tres y cinco cachorros (excepcionalmente pueden ser más o menos).

Para saber cuando la perra se pone de parto, uno o dos días antes está más nerviosa que de costumbre y removiendo su cama. Y uno de los indicadores más fiables (aunque no exacto), es que el día anterior al parto la temperatura le baja 1º C de lo normal, por lo que es aconsejable tomarle la temperatura unos días antes a la fecha prevista para el parto para tenerla más controlada y vigilarla más asiduamente.

Durante las primeras 24 horas después del nacimiento, el calostro (la primera leche materna post-parto) aporta al cachorro los anticuerpos que lo protegerán de determinadas enfermedades infecciosas. Su ingestión es muy importante.

Los cachorros huérfanos dependerán de la persona que los cuidará imitando los cuidados maternos, nutrición adecuada y ambiente apropiado. Mantener la temperatura correcta, que naturalmente aportaría el cuerpo de la madre, resulta crítico para la supervivencia de los cachorros recién nacidos.

Aunque existen sustitutos comerciales bien formulados de la leche materna, no aportan la protección inmune que aporta el calostro. De esta manera, si el animal es huérfano antes de que haya recibido calostro será más susceptible a algunas enfermedades.

Debe prestarse especial atención en la elección de los reproductores, constatando que sus ancestros han sido buenos ejemplares para la reproducción, ya que hay más posibilidades que sus descendientes también lo sean.



3. Tabla de Reproducción.-
Esta tabla puede resultar muy práctica cuando se decide tener una camada, desde el celo de la hembra hasta el destete de los cachorros.
Es muy sencilla de utilizar. Señala el día en que la hembra empieza el sangrado (celo). Por ejemplo el día 1 de Abril.

Los meses (de ejemplo) se marcan con diferentes colores: 

1º Mes (Abril)         2º Mes (Mayo)          3º Mes (Junio)          
4º Mes (Julio)            5º Mes (Agosto) 


1  Abril - Inicio Celo (Sangrado)

1

7 Abril - Desparasitación

7

14 y 16 Abril - Monta

14

25 Mayo (2º mes) - Desparasitación

25

12-13 Junio (3º mes)  - Aislamiento y Control

13

15 Junio (En teoría) - Parto

15

1 Julio (4º mes) - Desparasitación Cachorros

1

15 Julio - Repetición Desparasitación Cachorros

15

25 Julio - 1ª Vacuna Parvo

25

7 Agosto (5º mes) - 2ª Vacuna Parvo

7

12 Agosto - Destete Cachorros

12

14 Agosto - Vacuna Trivalente

14

Por supuesto las fechas son orientativas, la naturaleza no es una ciencia exacta ni se rige por tablas regulares.



4. Detector de Ovulación.-

Es un instrumento que permite conocer el monento óptimo para la monta de las perras.

Presenta las lecturas de cambios de resistencia eléctrica en la mucosa vaginal, los cuales son característicos durante el celo. 

Su aplicación permite ahorrar esfuerzo, pérdidas de tiempo y dinero dedicados a las pruebas de sangre, las caras visitas al veterinario y reiteración de la monta relacionada a menudo con viajes costosos.

El aparato se está vendiendo desde hace muchos años dentro y fuera del país. Ha sido presentado en numerosas exposiciones y ferias, como por ejemplo, en la famosa y prestigiosa feria CRUFTS de Gran Bretaña. El detector, goza de gran popularidad en numerosos países del mundo, incluso los más lejanos como EE.UU. o Japón.

En la búsqueda de métodos más simples para detectar la ovulación, los científicos en común con los criadores advirtieron una directa dependencia entre los cambios de resistencia eléctrica de la mucosidad vaginal y la aparición de la ovulación.

Se ha demostrado que cuanto más cerca de la ovulación, mayores son los cambios en la resistencia eléctrica de la mucosa vaginal.

Este fenómeno fue aprovechado en la construcción del detector de período de celo de la perra. El aparato mide la resistencia de la mucosa vaginal de la perra. Coger el período de alza y consiguiente caída de las mediciones posibilita una precisa identificación de la ovulación. 

El detector de preñez para perras permite: 

  • Reducción de los apareamientos de la hembra.
  • Identificación del "celo falso".
  • Eliminación de los problemas asociados con los trastornos durante el celo.
  • Ahorro de tiempo.
          Gran reducción de los costos financieros relacionados con apareamientos repetitivos.




Comments