Algunos hitos del barrio de

San Nicolás


por Luis O. Cortese

Instituto Libre de Segunda Enseñanza, Libertad 555.(FOTO LC 10-11-09)

El paisaje que ofrecían estas tierras cuando llegan los españoles mostraba pocos árboles, no muy llamativas lomadas, cursos de agua que sólo llenaban las lluvias y varios arroyos de los cuales sólo dos eran de cierta importancia, el Riachuelo y el Maldonado. Pasaron sin dejar huellas visibles Pedro de Mendoza y sus huestes entre 1536 y 1541, hasta que cuarenta años después, el arribo de Juan de Garay y sus compañeros desde la Asunción, dan nueva vida a esta zona. Fundan, ellos sí, una ciudad que de manera paulatina alcanzará los rasgos que reconocemos en nuestra cotidianeidad. Sus extremos eran Viamonte y 25 de Mayo, Viamonte
y Libertad, Salta y Estados Unidos y Balcarce y Estados Unidos, pero el Cabildo dispone en 1602 extender la traza hacia el oeste, hasta Paraná-Luis Sáenz Peña.
1

Central en todo el sentido de la palabra, el barrio de San Nicolás será parte importante de la nueva urbe desde el momento mismo de su creación. Tierra fundacional, parte de los primigenios habitantes obtuvieron terrenos en lo que sería nuestro barrio cuando Garay los repartió. Él mismo se reservó la manzana que hoy ocupa el Banco de la Nación, en la vecindad del fuerte. Desde la fundación hasta casi doscientos años después el número de habitantes de la ciudad fue creciendo lentamente. La vida no fue fácil para ellos.

A los inconvenientes climáticos, pestes y enfermedades, carencia de alimentos, imposibili-dad de mantener un comercio digno y otros males, se agregaba la presencia no siempre pacífica de los hijos de la tierra, como si percibieran que los invasores iniciarían contra ellos un desplazamiento que culminaría mucho después con su exterminio. Hacia el siglo XVIII la ciudad fue creciendo en extensión, dentro de los límites que hacia el sur le marcaba el Zanjón de Granados o del Hospital (que sobrevive bajo la calle Chile y aledaños) y al norte el de Matorras, otro pequeño curso de agua que con las lluvias hacia intransitable la circulación por San Nicolás, al que atravesaba desde el hueco de Lorea (actual plaza) hacia el nordeste, allegándose a cercanías de Corrientes y Libertad, bordeando plaza Lavalle, luego por la traza aproximada de Tucumán, Carlos Pellegrini, Viamonte, Suipacha, Córdoba y Esmeralda hasta Paraguay, cayendo hacia el río de la Plata por la cortada Tres Sargentos. San Nicolás era todavía en aquel tiempo barrio donde «huecos» o baldíos eran todavía muy numerosos. Si la edificación se fue haciendo más abigarrada y de cierta calidad en cercanías de la Plaza Mayor, pocas cuadras más «afuera» los cercados de cina-cina o de cactus escondían casas y ranchos de barro y paja, producto de la pobreza de materiales de estas tierras. Nada de piedra, poca madera -traída del litoral o del Brasil, cuando no de Europa-, hacía difícil una sólida construcción al alcance de los menos privilegiados.

Teatro Colón (FOTO The National Geographic Magazine 10-1921)

Desde aquellos tiempos, fueron vecinos de San Nicolás los funcionarios reales y la mayoría de los héroes de nuestra Independencia y de nuestro pasado, hasta que el crecimiento demográfico y urbano rompió las fronteras de la ciudad vieja para expandirse casi sin confines.

 

Los límites actuales del barrio son Córdoba, Callao, Rivadavia -que muestra en gran parte de su trayecto por San Nicolás el ancho de la calle que fue-, hasta Eduardo Madero y por ésta hasta avenida de La Rábida Norte.
1

Sede de los más importantes teatros y salas de espectáculos; de algunas de los más antiguos templos porteños; de complejos comerciales - devenidos de las desaparecidas grandes tiendas como «Gath & Chaves»-; de los más poderosos bancos, estas características acompañan casi inmutables al barrio desde los más remotos tiempos, configurando el verdadero «centro» de Buenos Aires. Siendo breves las páginas que podemos dedicarle, hemos elegido reseñar sintéticamente los alrededores de plaza Lavalle y algunos templos.

PLAZA LAVALLE

Plaza Lavalle- Feria de Libros (FOTO LC 10-11-09)

Entre las plazas de San Nicolás, la que lleva el nombre del general Lavalle se distingue por su gran extensión y centenaria arboleda. La limita Libertad al este, Lavalle al sur, Talcahuano al oeste y Córdoba al norte. Sobre ella se destacan algunos edificios paradig-máticos.

Sobre Libertad al 500, en-contramos un edificio ecléctico de cinco pisos de principios del siglo XX, que fue sede del «Conventillo de las artes». A su lado aparece el Instituto Libre de Segunda Enseñanza, institución de gestión privada tradicional que inaugurara su edificio -hoy modernizado- en 1905, con la presencia de ministros y altos funcionarios.3

Superada una torre vidriada de unos diez pisos, aparece la Escuela Nº 7, «Presidente Roca», en Libertad Nº 581 y Tucumán, construcción enmarcada en un ambicioso plan trazado por el Consejo Nacional de Educación en 1899, con ambientes diseñados para cumplir finalidades institucionales claras.

4 Obra de estilo neoclásico del italiano Carlo Morra (1854-1926), arquitecto de trascendente presencia tanto en la capital como en el interior del país, se destaca el pórtico de ingreso con columnas de granito de Tandil y seis estatuas del escultor Giuseppe Arduino.

Escuela Presidente Roca y Teatro Colón (FOTO LC 10-11-09).

Vemos luego al Teatro Colón. Heredero de aquel de la Plaza de Mayo que cesara sus actividades el 13 de septiembre de 1888, el actual será inaugurado el 25 de Mayo de 1908 en el predio que ocupara la antigua Estación del Parque. Nace de una concesión otorgada al empresario Angelo Ferrari. En primer término, éste presenta un proyecto de Francisco Tamburini. Al fallecer en 1890, lo reemplaza Víctor Meano. Presenta planos definitivos en 1892, siguiendo un esquema similar al de Tamburini, dando a la sala forma de herradura y combinando «…los caracteres generales del Renacimiento italiano, alternados con la buena distribución y solidez de detalle propio de la arquitectura alemana y la gracia, variedad y bizarría de ornamentación propia de la arquitectura francesa…». Pero Meano fue asesinado en 1904, sin poder concretar la obra.

5 Se hace cargo entonces el arquitecto belga Julio Dormal, autor de una importante tarea entre las que se destaca, además del Colón, la Casa de Gobierno de La Plata y el Congreso Nacional, también iniciado por Meano. La sala posee siete niveles para 2487 espectadores, con orna-mentación afrancesada, muy abundante en la zona de las localidades privilegiadas, y no tanto en las demás. El cielo raso luce las llamadas «alegorías a la música, el canto y el baile», pinturas que rodean la gran araña de seiscientas luces, realizadas por Raúl Soldi. Se destaca el Salón Dorado y sectores aledaños. Amplias instalaciones alojan salas de ensayo, talleres de vestuarios y escenografías y otros dedicados al funcionamiento del teatro. Desde aquella temporada inaugural hasta la actualidad, la ópera, el ballet, los conciertos y algunos caracterizados representantes de la música «popular» encontraron en su escenario la oportunidad de ofrecer a los porteños su arte virtuoso en un ámbito de excelencia. 6

Sinagoga Central, Calle Libertad y Córdoba (FOTO LC 10-11-09)

En Libertad Nº 785 se levanta el Templo de la Congregación Israelita Argentina, entidad fundada en 1862. Se trata de la más importante sinagoga porteña, tanto por su valor arquitectónico como por su historia para la comunidad judía. Su piedra fundamental se colocó en 1897 sobre proyecto del arquitecto Norman. Entre 1932 y 1934 se encomendaron modificaciones al arquitecto Alejandro Enquin y el ingeniero Eugenio Gartner. La fachada, con un imponente arco central, reúne elementos simbólicos de esta religión, combinados con un estilo arquitectónico similar al de las sinagogas alemanas de mitad del siglo XIX. A su lado se encuentra el Museo Judío de Buenos Aires «Dr. Salvador Kibrik», cuyo patrimonio está compuesto por documentos y objetos de destacados integrantes de la colectividad en la Argentina, así como sobre los primeros colonos judíos y una biblioteca con ejemplares de especial valor.
7

En la esquina suroeste de Viamonte y Talcahuano Nº 680, se encuentra emplazada la Escuela Nº 8 «Nicolás Avellaneda», inaugurada por Roca durante su primera presidencia. El edificio original sufrió numerosos cambios.

En la manzana rodeada por las calles Talcahuano, Uruguay, Lavalle y Tucumán se levanta el Palacio de Tribunales, obra del arquitecto Norberto Maillart, iniciada a principios del siglo XX y finalizada luego de muchos años. La estatua de la Justicia, instalada en 1959, es obra del escultor Rogelio Yrurtia. Donde hoy se encuentra el palacio, estuvieron instalados desde los años previos a la Independencia, los talleres de fabricación de fusiles y otras armas, que devinieron con el tiempo en el denominado Cuartel o Parque de Artillería, escenario activo en los sucesos de la revolución de 1890.

Iglesia de San Nicolás en Corrientes y Cerrrito

(FOTO Álbum Peuser 1921)

Sobre Lavalle, entre Talcahuano y Libertad, se encuentra la Feria de Libros de plaza Lavalle. La idea de instalar ferias de libros al aire libre surgió hacia 1940, cuando concluida la remo-delación del Cabildo, el intendente Pueyrredón, a imitación de París, decide instalarla en el
patio del edificio. Para el Sesquicentenario de Mayo, el arquitecto Bustillo se encarga de realizar construcciones y reformas en ese patio -las que vemos actualmente- y llevan a que, según testimonio de uno de los libreros, se los traslade a la plaza Lavalle. Son diecinueve puestos metálicos que funcionan todos los días, a excepción de los sábados por la tarde y los domingos.

Y para finalizar la recorrida, en la esquina suroeste de Libertad y Lavalle se levanta el edificio que se consideró uno de los primeros «sky-scraper» de Buenos Aires, obra de los arquitectos Lanús & Hary.

8

Palacio de Tribunales (FOTO LC 10-11-09)

ALGUNAS IGLESIAS Y TEMPLOS San Nicolás de Bari

Le otorga su nombre al barrio. Su establecimiento primigenio estuvo en Carlos Pellegrini y Corrientes desde las primeras décadas del siglo XVIII. Se erigió por donación de Domingo Acassuso realizada en 1706 y reemplazó un oratorio previo. Fue aquí donde el 23 de agosto de 1812 los porteños conocieron la bandera que Belgrano había creado. En 1881 y en 1904 se somete la iglesia a refacciones que la «…convierten en un híbrido más de Buenos Aires9 Decidida la apertura de la Diagonal Norte, 9 de Julio y el ensanche de Corrientes, su presencia interfería las obras. La expropiación del templo culmina con su demolición poco después. La última misa se celebró el 16 de agosto de 1931. La actual iglesia de San Nicolás fue erigida en Santa Fe entre Uruguay y Talcahuano, barrio de Retiro.

Catedral Metropolitana

Catedral Metropolitana (FOTO The National Geographic Magazine 10-1921)

El edificio actual es el sexto levantado en este sitio, que le asignara Juan de Garay en 1580, actuales Rivadavia y San Martín. El primer templo será de 1584, en Reconquista y Rivadavia, pero sus condiciones son tan precarias que en 1593 es necesario edificar uno nuevo. Hernandarias ordena en 1603 la erección de otra nueva iglesia, dada la fragilidad de la anterior. En 1614 se entroniza a San Martín de Tours patrono de la ciudad, pero en marzo de 1616, la construcción se derrumba. Un nuevo templo se inicia en 1618, también con los materiales habidos en la zona. En 1620 se crea la diócesis y la iglesia es designada catedral en 1622. En 1668 el obispo de la Mancha y Velazco inicia un nuevo templo, con ladrillos de los hornos jesuíticos, que finaliza en 1671. Pero el hombre propone… y entre 1682 y 1683 es necesario también echar abajo este templo. Fue construido con planta «…basilical, de tres naves, seis capillas a cada lado, fachada, pórtico y dos torres… Se hizo con maderas de pino, cedro y caoba. También se usó lapacho de Corrientes…»
10, pero su precariedad era tal que se rehicieron las torres en 1722 y también la fachada. Pero no acabaron aquí los pesares, pues «Tras un derrumbe total en 1752, la iglesia definitiva fue proyectada en 1754 por el arquitecto saboyano AntonioMasella. Tiene tres naves e importantes capillas laterales; en el crucero, la cúpula... se eleva sobre un alto tambor…11 La nave central se finaliza en 1770. En 1822, Prospero Catelin, contratado por Rivadavia, diseña la fachada actual con doce columnas y frontis triangular. El templo fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1942 y en 1950, Año Sanmartiniano, se colocó en el frente una lámpara votiva.

Basílica de Nuestra Señora  de la Merced

Está ubicada en Reconquista Nº 207 y fue habilitada en el año 1733, aunque su construcción recién finalizó en 1779. Su piedra fundamental se colocó en 1721, aunque según Luqui Lagleyze, «...por diversas referencias podría remontarse su construcción a 1702... Los planos quizás se debieran al hermano Juan Krauss, SJ y en su dirección podrían haber intervenido...» los jesuitas Andrés Blanqui y Juan Bautista Prímoli

12, opinión corroborada por la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos. El retablo del altar mayor es obra de Tomás Saravia; entre 1789 y 1790 se construye el órgano, sustituido en 1897 y ccuenta con imponentes altares barrocos y rococó con imágenes del siglo XVIII. El convento existía ya en el siglo XVII. Es ocupado por los defensores de Buenos Aires durante las invasiones inglesas de 1806 y utilizado como cuartel para las tropas en la guerra con el Brasil. Clausurado en 1823, desde 1834 funcionó allí una escuela para huérfanas, entre otros usos. Hacia fines del siglo XIX y los principios del siglo XX, como a tantos templos porteños se le realizan modificaciones. Como dijera un diario de la época, «… ¿Quién reconocería en la iglesia actual el humilde templo de hace veinte años, donde nuestros abuelos y nuestros padres iban a rezar? La humilde capilla del antiguo convento ha llegado a ser una iglesia parecida a las más ricas basílicas de Roma y Francia…» 13 Declarada Basílica Menor en 1917, en 1942 lo será como Monumento Histórico, mientras que 1957 se le otorgará tal carácter al Convento aledaño.

Convento e Iglesia de Santa Catalina de Siena

Se encuentra en la manzana rodeada por Córdoba, San Martín, Viamonte y Reconquista. Se habilitó en 1745 y pertenecía a una congregación de monjas dominicas de clausura. Durante las invasiones de 1807 fue ocupado por las tropas británicas. El templo, en la esquina de San Martín y Viamonte tiene un arco de medio punto en su frente, con una única torre sobre el lado izquierdo del edificio, una sola nave y sus altares datan de los siglos XVIII y XIX. Iglesia y convento fueron remodelados hacia el año 1920, perdiendo su carácter original y adquiriendo uno italianizante, con pilastras toscanas.

14 Hace pocos años se instaló un mural de Eduardo Plá. Parte de los espacios que hasta no hace mucho ocupaban huertas, jardines y cementerio son hoy una playa de estacionamiento. El convento de clausura, expuesto a miradas indiscretas desde los edificios vecinos, fue trasladado hacia la provincia de Buenos Aires.

Iglesia de San Miguel

Está en la esquina de Bartolomé Mitre y Suipacha. La Hermandad de la Santa Caridad de Nuestro Señor Jesucristo, levantó en 1733 un templo derrumbado en 1780. En 1782 se iniciaron la nueva obra, inaugurada en noviembre de 1788. Vecinos al templo, estaban el hospital de San Miguel, una escuela y asilo para huérfanas y el cementerio anexo, que fuera clausurado hacia la mitad del siglo XVIII, «... el cual, pese a ser el primer fin de la Hermandad... debió suprimirse pues fue prohibido a requerimiento de los sacerdotes de otros templos vecinos que aducían los perjudicaba en sus ingresos

15 También su estilo original fue alterado por las obras del inspirado arquitecto y pintor italiano radicado en la Argentina, quien «... adquirió, junto con monseñor Miguel de Andrea, los materiales para la iglesia... y fue el autor de buena parte de los cuadros que adornan ese templo y responsable de su arquitectura exterior... Restauró los cuadros... luego del incendio ocurrido en la misma durante la revolución de 1955..16 Sólo la torre se conserva sin mayores cambios desde la reedificación llevada a cabo hacia 1830, mientras que el interior, al igual que su fachada, fue «…redecorado con columnas, recuadros, cruces en relieve y frisos con mosaicos venecianos…» 17

Catedral Anglicana de  San Juan Bautista

Está en 25 de Mayo 276/282. La congregación inició su actividad en 1825, luego del decreto de libertad de cultos proclamado por Bernardino Rivadavia. El terreno donde se encuentra fue donado por Rosas a la comunidad británica. El actual edificio, producto de reformas iniciadas hacia 1880, consta de una nave central, dos naves laterales con vitrales de motivos religiosos, presbiterio y coro. Esta tarea fue responsabilidad del arquitecto inglés William T. Green, quien no varió en demasía la estética austera del protestantismo, que caracterizara al templo original. «En 1930, con proyecto del arquitecto inglés Tolhurst y dirección de su colega Sidney Follet se completó el diseño de la capilla de la Epifanía y la zona del órgano, a ambos lados del coro18 Fue declarada Monumento Histórico Artístico.19

Primera Iglesia Evangélica Metodista

Se levanta en Corrientes Nº 718. De austero estilo neogótico y cuyo techo a dos aguas de madera, apoyado en cabriadas inglesas, es bien visible desde su exterior, resalta entre las construcciones de mil estilos o directamente sin estilo alguno que la rodean. Bajo proyecto del arquitecto Enrique Hunt, se erigió en 1874, también sobre un lote que había donado Rosas. Su órgano se instaló en 1882. Allí funcionó en algún momento la Sociedad Protectora de Animales. En su ámbito se realizan numerosos conciertos corales y orquestales, ya que la acústica del lugar realza estas actividades.

Notas Bibliográficas:

1

- En todos los casos utilizaremos la nomenclatura actual.

2

- Ordenanza Nº 26.607, B.M. Nº 14.288.

3

- Revista semanal P.B.T., Buenos Aires, año II, Nº 51, 9 de septiembre de 1905, p. 52.

4

- DIRECCIÓN GENERAL DE PATRIMONIO, Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Guía Patrimonio Cultural de Buenos Aires, Nº 1, p. 22.

5

- ECHEVARRÍA, Néstor, El Arte Lírico en la Argentina, Buenos Aires, Imprima Editores, 1979, p. 53. Cita de la Memoria de Meano que acompañaba los planos de 1892.

6

- COMISIÓN NACIONAL DE MUSEOS…, op. cit., pp.212/213.

7

- El templo fue declarado Monumento Histórico Nacional en 2000.

8

- AA.VV., Número especial en el Centenario del 25 de Mayo de 1810, Buenos Aires, Diario La Nación, Imprenta de La Nación, 1910.

9

- LUQUI LAGLEYZE, Julio A., Las Iglesias de la Ciudad de la Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires (1536-1810), Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, Serie Cuadernos de Buenos Aires, Número 57, Buenos Aires, 1981, p. 95.

10

- LUQUI LAGLEYZE, Julio A., Las Iglesias de la Ciudad..., op. cit., p. 37.

11

- COMISIÓN NACIONAL DE MUSEOS, MONUMENTOS Y LUGARES HISTÓRICOS, Monumentos Históricos de la República Argentina, Buenos Aires, Secretaría de Cultura y Comunicación, Presidencia de la Nación Argentina, año 2000.

12

- LUQUI LAGLEYZE, Julio A., op. cit., p. 56.

13

- Diario La Nación, Buenos Aires, 21 de septiembre de 1894.

14

- COMISIÓN NACIONAL DE MUSEOS…, op. cit., p. 191.

15

- LUQUI LAGLEYZE, Julio A., Las Iglesias de la Ciudad..., op. cit.

16

- PETRIELLA, Dionisio / SOSA MIATELLO, Sara, Diccionario Biográfico Ítalo-Argentino, Buenos Aires, Asociación Dante Alighieri, 1976. Augusto Ernesto César Ferrari nació en Módena (Italia) en 1871 y falleció en Buenos Aires en 1970. Padre del conocido artista plástico argentino contemporáneo León Ferrari.

17

- COMISIÓN NACIONAL DE MUSEOS…, op. cit., pp. 190/191.

18

- DIRECCIÓN GENERAL DE PATRIMONIO, op. cit., Nº 1, p. 133.

19

- DIRECCIÓN GENERAL DE PATRIMONIO, op. cit., Nº 1, p. 133.