Venezuela hit counter

                               Página principal

 

Tenemos la suerte y el privilegio de contar con Margarita y Xabi para desarrollar este espacio. Margarita es la auténtica alma mater de nuestra sección dedicada a Venezuela. Conocedora de toda la geografía de su país nos descubre las claves fundamentales para conocer y disfrutar las tierras venezolanas.

Venezuela es uno de los paises preferidos de Xabi, viajero curtido donde los haya, ha recorrido sus tierras varias veces durante meses y junto con sus valiosas recomendaciones, nos ofrece su web: el mejor espacio sobre Venezuela y el lugar que todo viajero visita para preparar su aventura.

Además de sus consejos, comentarios y fotografías incluímos algunas fotografías comentadas de nuestra breve estancia en Venezuela durante el invierno de 2006.

 

Que mejor aperitivo que Margarita nos descubra lo que más le gusta de su país:

 

Mi lugar preferido en Venezuela…(por Margarita)

 

La Gran Sabana, es un parque nacional al sur de Venezuela cerca de la frontera con Brasil. Una sabana de espléndida belleza rodeada de Tepuyes, montañas con ecosistemas únicos en el mundo.

 El más famoso es el Roraima, donde se desarrolla la novela “Mundo Perdido” de Sir. Arthur Conan Doyle. Igualmente, se pueden observar en la zona montones de cascadas o saltos hermosos. Al lado queda el Parque Nacional Canaima, la cual es una selva donde se encuentra el Salto Ángel, la caída de agua mas alta del mundo midiendo casi 1000 metros.    

                                                             Foto cedida por Xabi de Vueltalmundo

Mi preferida es la Quebrada del Jaspe (cascada hecha de este material). El agua es sabrosa para refrescarse del calor que hace.

           

Existe otra cascada, llamada Salto Hacha donde es posible caminar detrás de las mismas durante el verano o época de sequía.

 

 

Otro punto de interés en la zona son los pueblitos indígenas. Kayanayen con una población de aproximadamente 200 habitantes es el mas bonito de todos, el nombre significa en lengua pemona “gallito de las rocas’, una de las aves hermosas de la zona.

 

Esta iglesia es un ejemplo de la arquitectura del pueblo, fundado por una Misión de Padres Capuchinos. La misión también ofrece hospedaje económico.

 

Vale la pena tomarse un día para ir a la población del Paují, hacer una caminata de 1 hora hasta llegar al mirador desde donde se tiene una vista hermosa de la selva y se escucha el eco de los pájaros capuchinos.     

 

Se puede ir por carretera asfaltada desde Ciudad Bolívar hasta Santa Elena, la cual cubre gran parte del parque. Pero para ir a algunos lugares interesantes hay que desviarse por caminos de tierra.

 

A pesar de que existe una buena vía de comunicación, no es recomendable que los turistas vayan por su cuenta porque hay pocos restaurantes y estaciones de servicio y muchas alcabalas o puntos de control. Sin embargo, muchos ciclistas hacen la travesía sin ningún problema.

 

Hay zonas para acampar, pero se les agradece a los turistas no dejar basura en el lugar y no llevarse muestras de cuarzo o las plantas carnívoras. Tristemente muchos lo hacen y  el daño ecológico es visible.

 

Antes de llegar al Parque hay varios pueblos que viven de la minería ilegal que ha depredado gran parte de la selva. 

 

 

  Un poco sobre nuestro viaje

 

En el invierno de 2006 atravesamos el Atlántico rumbo Venezuela dejando atrás por unos días la fría Europa. A pesar del poco tiempo que estuvimos en el país, Venezuela nos produjo una profunda impresión. Esperamos volver pronto para disfrutar de sus maravillosas gentes y explorar su grandiosa naturaleza.

 

Nuestro viaje tuvo dos etapas:

     -  Una estancia en el pueblo colonial de Choroní. Situado dos horas al oeste de Caracas, se encuentra cercado por una abrupa cordillera costera donde se extiende el hermoso Parque Nacional Henry Pittier.

     - El Archipiélago de Los Roques, que presume de poseer las mejores playas del mar Caribe.

A continuación mostramos una selección de las fotos que conservamos de nuestra escapada.

 

 CHORONI, PUERTO COLOMBIA

 

Visitamos Choroni en plena efervescencia del Carnaval, el pequeño pueblo se inunda de visitantes provenientes del interior y de ciudades como Maracay o Caracas.

 Las casas de estilo colonial dotan de personalidad propia a Puerto Colombia-Choroni. El malecón de Puerto Colombia es el eje de la fiesta.

100_4801

100_4897

 

 Los tambores son otra seña de identidad del pueblo.

100_4881

 

 

 

 

 

 

Entre la multitud en Puerto Colombia, Choroní. Dice Valentina Quintero en su guía: "Choroní en temporada es una agonía y entre semana la gloria", quienes deseen visitarlo deberán tener en cuenta las fechas que Margarita señala como temporada alta y feriados.

100_4794 

 

 

 

 

 

Puerto Colombia es la salida al mar natural de Choroní. La singular orografía, con una cordilera costera que alcanza los 1.700 metros, hace que el mar sea la vía más fácil para alcanzar los pueblos y playas cercanas. El peñero es el protagonista absoluto en estas labores.

100_4758

 

 

 

 

 

 

Un día de mar agitado, la experiencia no se olvida fácilmente.

100_4763

100_4814 

Enclaves idílicos como Cepe o Chuau son de visita obligada.

En las playas se hacía difícil ver algún extranjero. Venezuela como Brasil tiene su propia cultura de playa, su forma de entenderla. El viajero se puede quedar embobado viendo lo que sucede a su alrededor: playa de Cepe.

100_4773

100_4778 

En un chiringo playero de la playa de Cepe la multitud se congrega contemplando a las participantes de este improvisado concurso de baile sensual. El premio es una caja de cerveza Polar bien fría.

100_4871100_4874

La fantástica estampa de la playa de Chuao.

100_4825

Caminar entre enormes árboles o entre las plantaciones del mejor cacao del mundo, servirse del encantador transporte público, mezclarse con los lugareños son privilegios que tuvimos la suerte de disfrutar.

100_4781

100_4827 

 

 

 

 

 

 

 

Después de hora y media de caminata desde la playa, alcanzamos el pueblo de Chuao. Encajonado en el valle, es un rincón mágico lleno de lugares encandores. Sus habitantes son gente sencilla y hospitalaria. La plaza del pueblo se utiliza para secar el mejor cacao del mundo.

100_4834100_4842 

El tiempo pasa más despacio en Cepe.

100_4785

 

 

 

 

 

 

El estado de Aragua es un enorme vergel.

100_4840

100_4899 

En la Casita del Río de Choroní nos invitan a sumarnos a su fiesta y a comer su delicioso sancocho. Como manda la tradición nos mojan y nos embadurdan en harina.

100_4903100_4906 

Choroní sorprende al visitante en cualquier esquina.

100_4901100_4797 

 

 

 

 

 

 

 Dejamos con gran pena Choroní al anochecer, de camino paramos en el Parque Henry Pittier, esa noche comemos asado en casa de Wilfredo "Chapulín" en Maracay. Nos levantamos muy temprano camino del aeropuerto, allí avioneta que nos llevará a Los Roques. No hay consigna en el aeropuerto de Maiquetía y el peso permitido en la avioneta es de sólo 10 kgr. Antes de amanecer nos vemos obligados a buscar un hotel en La Guaira, para hacer noche a nuestro regreso de las islas y sobre todo para dejar parte del equipaje.

 

 LOS ROQUES

 El archipiélago de Los Roques, es un conjunto de pequeños islotes caribeños situados a unos trecientos kílometros del continente. Frecuentado por turismo fundamentalmente extranjero, en su mayoria italiano que acude en busca de unos días lejos del mundanal ruído. Sus excepcionales playas de arena blanca lo convierten en el lugar más exclusivo del Caribe venezolano.

 Image Hosted by ImageShack.us

 

 La pesca de altura, el buceo o el mero disfrute de las playas son las actividades que atraen a los visitantes. El ambiente es muy tranquilo y recalar en una idílica playa de un cayo solitario es una labor sencilla. Vista desde Dos Mosquises y playa de Espenquí:

 

100_5028 

 

 

 

 

 

 El alojamiento se estructura en posadas, desde las más simples a las elegantes y exclusivas propiedad de italianos. Los precios comienzan en 30 euros por persona en media pensión y pueden alcanzar los 300 euros. Es posible dormir en catamaranes y la acampada, permitida en algunos cayos, es el refugio de los presupuestos más modestos.

100_5104100_5109Dejamos una lluviosa Caracas pero el cielo se abre a medida que nos alejamos del continente. El viaje nos ofrece espléndidas imágenes panorámicas de los cayos.

100_4931

100_5122 

La avioneta es más pequeña de lo que podíamos imaginar.

100_4938 

 

 

 

 

 

El Gran Roque es la mayor de las islas y en ella se concentra la población y todos los servicios. Posee en pequeño aeropuerto, pero el espacio es tan reducido que los aviones parecen querer aterrizar en la playa.

100_4983100_4937 

Los pelícanos son parte inseparable del archipiélago.

100_5034

100_4970 

Desde el Gran Roque parten peñeros a otras islas y cayos del archipiélago, Francisquí es uno de los cayos más cercanos y visitados.

100_4948

100_4958 

Una caminata hasta el faro del Gran Roque para contemplar la puesta de sol, es lo mejor después de un día playa.

100_5055 

 

 

 

 

Cayo Agua, está considerada una de las mejores playas del mar Caribe. Una lengua de arena blanca penetra en el mar turquesa, el resultado es glorioso.

100_4987100_5018

Situado a 20 millas del Gran Roque, es uno de los cayos más alejados. La travesía a veces es algo incómoda pero la recompensa merece la pena.

100_4991 

 

 

 

 

 

El sol de Los Roques es abrasador. Los cayos caracen casi por completo de vegetación y encontrar una buena sombra es tarea complicada. Una sombrilla y una crema de elevada protección son imprescindibles. 

100_5001

 

 

 

 

 

 

La útima noche la pasamos en La Guaira, la salida natural al mar de Caracas, próxima al aeropuerto. Hicimos unas compras, disfrutamos de la amabilidad de los venezolanos y comimos en un local de apuestas hípicas cercano a nuestro hotel, toda una experiencia. Un cerrillo de La Guaira:

100_5133

 

 

 

 

 

 

Gracias a Chapulín y su gente, Margarita, María Alejandra, Xabi, la gente de la Casita del Río, Simón, la gente de La Guaira...sin ellos nuestro viaje no hubiese sido posible.

Margarita nos aporta... 

 

 Consejos para los turistas que van a Venezuela por primera vez

 

Venezuela no es un país turístico  y por lo tanto los servicios prestados por los hoteles y agencias de viane son de un nivel más bajo que los de España. Al contactar vía email con cualquier proveedor no esperen respuesta inmediata, muchas agencias prometen más de loque dan con la excepción de alguna que se encuentra en la guía Lonely Planet.

Los precios cambian constantemente en Venezuela, por lo tanto no se fíen de los que dicen las guías. Es mejor contactar los proveedores a medida que se acerca la fecha de viaje para así tener mejores estimados para el presupuesto.

Los niveles de inseguridad han aumentado considerablemente por lo que se recomienda pasar la menor cantidad de tiempo posible en las ciudades principales, tales como: Caracas, Valencia, Maracaibo, Ciudad Bolívar, etc. Si tienes que pasar la noche en alguna de ellas; toma un taxi recomendado por el hotel o posada, deje las prendas en casa, vistete lo mas sencillo posible y no salgas solo.

Al llegar al aeropuerto de Caracas asegurate de tomar un taxi oficial, son Explorers negras.

Desde el 2003 existe Control de Cambios lo cual significa que existen restricciones para los venezolanos para la compra de divisas extranjeras. Esto ha originado un mercado negro o paralelo donde los dólares o euros se cotizan hasta por un 20-30% más de la tasa oficial. Sin embargo, deben tener cuidado de cambiar solamente en negocios registrados tales como: hoteles, agencias de viajes y tiendas.

Actualmente existe una gran polarización política entre los venezolanos hasta el punto de que existen familias que han roto relaciones por esa causa. Entiendo que los viajeros sientan curiosidad y deseen conocer nuestros puntos de vista al respecto. Sin embargo, les recomiendo ser cuidadosos a la hora de emitir sus opiniones porque pueden herir sensibilidades y recibir malos tratos por parte de los afectados. Es mejor escuchar y sacar sus propias conclusiones en privado.

 

Xabi nos aporta... 

 

 Recomendaciones para viajar en bus por Venezuela 

1-Los autobuses tienen tapadas las ventanas con cortinas y esta prohibido abrirlas para ver el paisaje por motivos presuntamente de seguridad. A la hora de comprar el pasaje yo siempre pido que me vendan el asiento del pasillo, para poder estirar una pierna por lo menos y viajar mas cómodo.                                        2 - Antes de comprar el pasaje pregunto en todas las agencias del terminal y luego compro Bus-cama donde me den el mejor precio.
Las empresas que me gustan son: Expresos Los Llanos y Expresos Occidente. Son de los más caros, pero son los más cómodos.
3 - Siempre estoy atento para que el número que adjuntan a mi mochila se corresponda con el recibo que me dan, por si acaso hay algún listo que me la quiera meter doblada.
4 - Normalmente compro los pasajes el día antes de partir.
5 - Siempre entro al bus con una botella de 2 litros de agua.
6 - Siempre me quedo con el número del bus o matricula, para que en las paradas que se hacen en el camino, no me despiste, pues se juntan muchos buses en los lugares de descanso y hay que tener siempre controlado tu bus.
7 -Normalmente, hasta que no está completo el bus, no se parte. La salida puede demorar un par de horas en los peores casos.
8 -El equipaje que llevo de mano siempre viene conmigo, y si el bus hace una parada para cenar, también baja mi mochilita conmigo.
9 - Suelo comprar algunas galletas y fruta para el viaje.                                                10- Siempre, siempre llevo un forro polar para taparme en el bus, pues  es el lugar mas frío de Venezuela. Sólo la primera vez no lo hice por ignorancia y pase un frío de morirse y eso que el viaje era de dos horas.
11 - ...y me lo tomo con tranquilidad, pues la puntualidad no existe. El bus llega a su destino cuando llega. Además, el bus se detiene en todos los pueblos del camino. Yo siempre aprovecho el momento para fumar un cigarro, estirar las piernas, y siempre con mi mochilita encima, de ella no me desprendo casi nunca

...ahora no me acuerdo de más cosas, seguro que me olvido de algo.

 

Margarita nos descubre... 

 

 Los secretos de la gastronomía venezolana

 

Nuestra gastronomía es muy poco conocida más allá de nuestra frontera; a pesar de su variedad. Nuestra comida es producto de la fusión de las culturas europeas, africanas e indígenas, el plato donde  se observa dicha fusión con más claridad es la hallaca. Muchos la definen como una especie de tamal de carne, puerco y pollo con ingredientes adicionales como pasas, almendras, alcaparras y encurtido.

El plato mas representativo que se consume en todos los estratos sociales es la arepa, la cual consiste en un tipo de pan a base de harina de maíz precocida, los rellenos mas comunes son: carne, pollo, comida del mar, queso, jamón, pero por favor no utilizar la mermelada. Es muy común también el Pabellón Criollo, el cual consiste en carne mechada, arroz blanco, caraotas (frijoles negros) y plátano frito.

 A continuación una lista de platos que deben probar cuando nos visiten:

 Región Central (Caracas y estados centrales): no deben perderse las cachapas con queso blanco, las arepas y el asado negro.

Los Llanos: ofrece diferentes tipos de pescado de rió, el más famoso es el pavón. Así como diferentes productos de cacería como chigüire, venado y lapa. Estos últimos son más difíciles de conseguir debido a leyes contra la caza. Igualmente una buena carne en vara o asada en un palo de la mata del Guayabo es una delicia, acompañada con yuca.

 Oriente: existen diferentes tipos de pescados, generalmente se consumen fritos o en sopas (sancocho) y siempre acompañado de cazabe, un pan hecho a base de yuca con la consistencia de una galleta de soda grande.

 Los Andes: nada mejor para el frío de la zona que una pisca andina, un caldo de pollo con queso y papas siempre acompañado de una arepa de trigo y cremas no pasteurizadas. La trucha al ajillo es muy famosa en toda la región. Si van a Mérida no olviden visitar la Heladería Coromoto, la cual posee el record Guiness de mayor cantidad de sabores de helados que van desde los mas comunes como chocolate hasta sabores únicos como camarones, ajo, cebolla y pare de contar.

 Guayana: no deben perderse los diferentes pescados de río diferentes a los de Los Llanos, las más famosa es la Sapoara. Un Paloapique es una delicia que consiste en frijoles rojos con tocino y tomate. Nada mejor que completar la comida con un merey pasado como postre.

 Occidente: en los Estados Zulia y Falcón el pescado, pollo y chivo es consumido al coco. Es importante tener en cuenta que por lo general en los hoteles y posadas, la comida no siempre es de muy buena calidad y no preparan estos platos. Por eso es importante tratar de hacer aunque sea una de las comidas en las ciudades pero averigüen antes el nombre de los mejor restaurantes de la zona. Igualmente, eviten comer en kioscos y restaurantes en las carreteras pues las condiciones higiénicas no siempre son las mejores. Para mayor información y recetas, aquí 

 

 

 

 



 

El cacao de Chuao. "Donde germina la historia del mejor cacao del mundo"... dice la leyenda que figura en la plaza del pueblo.

Cualquiera que visite Chuao no debe olvidarse de comprar unas panelas del cacao puro.

100_4854

La guarapita, es una bebida muy popular en Venezuela a la que se atribuyan poderes afrodisíacos. Es el resultado de mezclar  zumo de fruta con diverosos licores.

100_5025

La langosta de Los Roques es célebre en Venezuela. No en vano es la más sabrosa que jamás probamos en mares tropicales.

La veda se respeta rigurosamente así que fuera de temporada (de noviembre a finales de abril) no es posible encontrarla fresca. La  garantía de frescura y calidad es total.

100_5064

Los pescadores cuando llegan a la playa dejan las langostas en las jaulas. Algunas son consumidas in situ, la mayor parte de ellas van a parar a las mesas de los mejores restaurantes de la capital.

En Cayo Pirata, el comensal primero elige la langosta que desea en la jaula de la playa y después la degusta en un entorno de ensueño. Precio: 20 euros por kilo.

100_5062

Unos establecimiento más humildes la ofrecen por 12 euros kilo, la calidad es igualmente óptima, la higiene más dudosa.

Devoramos una hermosa langosta de casi kilo y medio acompañada por un godello de Monterrei que habíamos llevado desde Galicia para la ocasión.

100_5072

Algunos turístas aprovechan su paseo por la playa para encargar la langosta, a la vuelta la tienen servida. Comen y continuan su jornada playera en Madrisquí...eso es vida!

100_5101

Margarita nos informa... 

 

 Temporadas

 A pesar de que Venezuela no es un destino turistico popular, los lugareños por lo general visitan los destinos nacionales más populares; lo cual ocasiona cogestión, escasez de hoteles disponibles, precios más altos y colas para comprar boletos de autobús.

La temporada alta en Venezuela es: Carnaval, Semana Santa, Julio-Agosto (vacaciones escolares) y vacaciones navideñas (aproximadamente desde 15 de diciembre hasta el 7 de enero).

Hay varios feriados que por lo general se hacen puentes, tales como:

19 de abril-Proclamación de la Independencia.

1 de mayo- Día del Trabajador24 de junio- Batalla de Carabobo.

5 de julio-Firma del Acta de Independencia.

24 de julio-Natalicio del Libertador Simón Bolívar.

12 de octubre- Día de la Raza o Resistencia Indígena como lo llaman ahora.

 

Margarita nos descubre... 

 

 Festivales

 

En todo el país existen muchas fiestas patronales y festivales muy alegres y coloridos que merecen la pena ver. Es importante tomar medidas de seguridad como llevar poco dinero y dejar los documentos en el hotel y posada ya que por lo general esos eventos son muy concurridos. Los más famosos son:

San Juan: se celebra el 24 de junio en honor al Santo en las zonas aledañas a Ocumare de la Costa. Comienza con una misa, seguida de una procesión por todos los pueblos de la zona a ritmo de tambores, los devotos le llevan ofrendas al santo y le rinden homenaje a viva voz en frente al público presente. Los pescadores adornan sus barcos. El Santo regresa a su lugar de origen y comienza una fiesta que dura hasta el amanecer entre tambores y licor.

Virgen de la Chiquinquirá: se celebra el 18 de noviembre en la ciudad de Maracaibo en honor a la Virgen. En la semana anterior a la fecha, se realizan desfiles, concursos de belleza donde a la ganadora le toca representar a su estado en el concurso de Miss Venezuela, feria ganadera y navideña. El día anterior, todos los bares y lugares nocturnos de la zona tocan gaita zuliana -ritmo musical a base de maracas, tambores y furro (instrumento parecido a la zambomba)- hasta el amanecer. El 18 de noviembre se celebra una misa seguida por una procesión, corridas de toro y un tradicional juego de béisbol, si el equipo local gana sigue la celebración.

Nazareno de San Pablo: todos los Miércoles Santo los devotos acuden a la Basílica de Santa Teresa en Caracas a rendirle culto a esta imagen, las colas son de horas para poder verla. Los fieles se visten de color morado, algunos cargan una cruz y se visten con una túnica, otros caminan de rodillas desde la entrada de la Iglesia hasta el altar para el pago de una promesa por un favor recibido. La imagen es adornada con orquídeas moradas y llevada en una procesión por la zona del centro de Caracas. Los devotos vienen desde todos los rincones de la geografía nacional.

Baile del Mono: es una danza colectiva de la zona de Caicara del Orinoco realizada todos los 28 de diciembre.  Una persona disfrazada de mono funge como líder de un baile que recorre la calle principal del pueblo, los demás participantes se visten como indigentes y la cara pintada de negro siguiendo los pasos del mono. A medida que se recorre la calle, todos los espectadores deben unirse al baile o de lo contrario el mono los castigará con un correazo.