Africa Austral


Botswana, cataratas Victoria y Mozambique

 

Volver a Página principal

Segunda Parte Enlace relato Botswana y Cataratas Victoria

Tercera Parte Enlace relato Mozambique

Desde el 9 de agosto hasta el 1 de septiembre nos embarcamos en una aventura que parte de Johannesburgo en Sudáfrica y se estructura en dos etapas bien diferenciadas.

 

La primera de ellas la completamos viajando en vehículo de alquiler.       Bordeando el desierto del Kalahari nos adentramos en los parques botswanos del Delta del Okavango y Chobe, intercalando una estancia en Zimbabue para experimentar  "el humo que truena": las cataratas Victoria. Entregamos el vehiculo en Nelspruit (Sudáfrica), en las cercanías de la frontera mozambiqueña, iniciando en transporte público, un recorrido por la costa sur de la antigua colonia portuguesa. Maputo, la capital, Praia do Tofo y  Vilanculos, puerta de entrada del archipiélago de Bazaruto fueron el escenario de nuestras andanzas. La conexión aérea Vilanculos-Johannesburgo nos lleva otra vez al punto de partida, que será también el punto y final del viaje.

 A continuación detallamos nuestro itinerario y exponemos una pequeña introducción que trata simplemente de servir de mera orientación a la hora de emprender un viaje como el nuestro.

 

ITINERARIO

 

9 de agosto.-  Salida y noche en el avión

10 de agosto.- De Johannesburgo a Palapye en Botswana

11 de agosto.- Maun, delta del Okavango

12 de agosto.- Maun, delta del Okavango

13 de agosto.- Maun, delta del Okavango

14 de agosto.- De Maun a Vic Falls en Zimbabwe

15 de agosto.- Vic Falls

16 de agosto.- Kasane-Chobe en Botswana

17 de agosto.- Kasane-Chobe en Botswana

18 de agosto.- Katima Mulilo en Namibia

19 de agosto.- Kasane-Chobe en Botswana

20 de agosto.- Nata en Botswana.

21 de agosto.- De Nata a Nelspruit en Sudáfrica.

22 de agosto.- Maputo

23 de agosto.- Praia do Tofo, Mozambique

24 de agosto.- Praia do Tofo, Mozambique

25 de agosto.- Praia do Tofo, Mozambique

26 de agosto.- Praia do Tofo, Mozambique

27 de agosto.- Vilanculos

28 de agosto.- Vilanculos-Bazaruto, Mozambique

29 de agosto.- Vilanculos-Bazaruto, Mozambique

30 de agosto.- Vilanculos-Bazaruto, Mozambique

31 de agosto.- De Vilanculos a Johannesburgo, de J´burg a Madrid, noche en avión.

1 de septiembre.- Llegada a Madrid y vuelo de enlace a Santiago.

 

 

 

PREPARATIVOS

 

Un viaje de estas características requiere una preparación previa que puede durar varios meses:

 

El vuelo intercontinental debe reservarse lo antes posible, especialmente en temporada alta. La mayor parte de los viajeros que visitan Botswana y/o Zimbabwe recalan en Johannesburgo. Para viajar a Mozambique, una posible alternativa es el vuelo de la TAP a Maputo, con escala en Lisboa.

Nosotros volamos desde Santiago de Compostela con Iberia, vía Madrid, a Johannesburgo. Compramos el vuelo a finales de enero a través de Travel Club, nos salió en 660 euros más 3000 puntos Travel Club por persona, tasas y cargos incluídos.

 

Los alojamientos más apetecibles pueden estar completos con seis y hasta ocho meses de antelación y es conveniente hacer una reserva, normalmente exigen un depósito. Vivimos la curiosa situación, al parecer relativamente frecuente, de que lodges que están completos siete meses antes, disponen de habitaciones libres para la misma noche debido a las cancelaciones.

 

También conviene reservar con margen el vehículo de alquiler, especialmente si de desea un 4x4 en temporada alta.

Nosotros alquilamos un Nissan Micra, que luego resultó ser un Nissan Tiida (algo mayor) a National a través de Webcarhire. Pagamos 360 euros por 12 días de alquiler, kilometraje ilimitado incluído (hicimos la friolera de 4000 kms.), permisos de entrada sin cargo en Zimbabwe, Botswana y Namibia. En el precio referido están incluídos el seguro, un pequeño plus de 12 euros por conductor adiccional y 50 euros de recargo por recoger el coche en Joburg y dejarlo en ciudad distinta: Nelspruit. Creo que más barato es imposible, aunque como ya he dicho en alguna ocasión, es conveniente cotejar los precios y condiciones de cada compañía y elegir en función de las necesidades de cada uno, que no siempre son las mismas.

 

Para realizar ciertas actividades, especialmente safaris de varios días de duración es recomendable establecer algún contacto previo y en muchos casos dejar todo atado antes de iniciar el viaje. No obstante si disponemos cierta flexibilidad y queremos obtener los mejores precios, la negociación in situ puede dar excelentes frutos.

 

Las excursiones y actividades de un día de duración, normalmente las podemos contratar sobre la marcha.

 

La malaria y otras enfermedades tropicales están presentes en muchos puntos de África Austral. Las probabilidades de contraer malaria aumentan en la temporada de lluvias. Mozambique es zona de alto riesgo. Es recomendable visitar el centro de medicina tropical y tomar las medidas adecuadas para prevenir enfermedades.

 

Visados: Sudáfrica, Namibia y Botswana no exigen visado de entrada a los ciudadanos españoles. Los visados de Zimbabue, Zambia y Mozambique pueden arreglarse en la frontera.

 

Conviene llevar un abanico amplio de ropa. Durante los safaris es inevitable llenarse polvo. Contad también con alguna prenda de abrigo, incluso con un gorro para las salidas al bush en las frías mañanas.

 

 

MONEDA

 

Como cada país es un mundo y hemos visitado varios, daré mi opinión por separado:

 

Sudáfrica, los bancos suelen cobrar una comisión del  8-10% por cambiar divisa y en determinadas entidades puede convertirse en un calvario, así que lo más recomendable es sacar dinero en cualquiera de los muchos cajeros existentes y siempre que sea posible pagar con tarjeta. En autopistas y gasolineras exigen efectivo.

 

Botswana, las casas de cambio ofrecen tipos de cambio muy desiguales, así que conviene visitar varios money changers antes de cambiar divisa. Se aceptan rands, dólares y euros, pero es más favorable pagar en moneda local: pula. En muchos lugares se puede pagar con tarjeta, los cajeros funcionan bien y hay bastantes.

 

En Zimbabwe, ni se os ocurra sacar dinero del cajero, tampoco cambiar en los bancos. Es recomendable llevar dólares en billetes pequeños y si acaso cambiar (en lugar seguro, nunca en la calle) pequeñas cantidades a ZIMdólares. Los pagos de actividades  y hoteles se hacen en dólares, en algún restaurante es más rentable pagar en ZIMdólares.

 

Mozambique, lo más aconsejable es llevar dólares para cambiarlos a meticales y una provisión de rands. El mejor cambio lo encontramos en las casas de cambio de Maputo: casi 27 meticales por dólar, en nuestro hotel de la capital también conseguimos buen cambio: 26 met/$. Los cambistas del mercado de Inhambame entregaban 25 meticales por dólar. En las zonas más turísticas como Vilanculos y Tofo, suelen abusar y no ofrecen nunca más de 24, siendo lo normal 23 met/$. Es importante llevar billetes de series recientes (de cara grande).

Para un recorrido como el nuestro lo ideal sería cambiar la mayor parte de divisa en Maputo. En algunos establecimientos regentados por sudafricanos sale a cuenta pagar con rands. Aceptan euros y libras esterlinas pero se pierde dinero.

En los cajeros hay normalmente grandes colas, además es más beneficioso cambiar dólares (el cambio oficial durante nuestro viaje se mantuvo entorno a los 25 meticales por dólar). Si pagamos con tarjeta suelen cobrar recargos del  5%.

 

 

NIVEL DE VIDA y PRECIOS

 

Sudáfrica goza del nivel de vida más elevado de todo el sur de África, sin embargo los precios son bastante mejores que en España y  los servicios dispensados de buena calidad.

 

Botswana es uno de los países más pujantes de Africa, busca un turismo de elevado poder adquisitivo. Ello repercute en el visitante, fundamentalmente en el capítulo de los safaris. Los precios de alojamiento y especialmente de los restaurantes son razonables.

 

Zimbabue es un país en bancarrota con una elevada inflación, una inestable situación social y un alarmante desabastecimiento. El turista que se concentra fundamentalmente en Vic falls puede visitar las cataratas sin que la complicada situación del país le afecte en demasía. La relación calidad precio de los servicios es aceptable.

 

Mozambique es una de las naciones más pobres del mundo, a pesar de los esfuerzos de los últimos años por salir de la miseria. Si deseamos gozar de un buen nivel de confort, debemos pagarlo.

 

 

SEGURIDAD

 

Sudáfrica. No quisimos saber nada de Johannesburgo. En las ciudades grandes es frecuente que los blancos te paren en calle, traten de protegerte y te alerten sobre los peligros y zonas poco seguras. No hemos viajado lo suficiente por el país como para tener una opinión fundada.

 

Botswana. Nos ha parecido un país realmente seguro, tanto de día como de noche.

 

Zimbabwe. A pesar de la mala fama motivada probablemente por la caótica situación económica y social, la opinión de los locales es que Vic Falls es seguro, aunque de noche no conviene tentar demasiado la suerte.

 

Mozambique. En Maputo se producen incidentes con relativa frecuencia, conviene saber por donde nos movemos y evitar transitar las calles de noche. Tofo es bastante tranquilo y en Vilanculos de día, al menos, podemos movernos con total tranquilidad.

 

 

CLIMA

 

Agosto es temporada seca en el sur de Mozambique, Botswana y Zimbabwe; “seca” significa ambiente muy seco y ni una sola nube en Botswana y Zimbabwe, tanto que las pieles se resienten por la falta de humedad. Las temperaturas oscilan considerablemente: el calor durante el día da paso a temperaturas por debajo de los 10 grados cuando cae el sol. En Mozambique la presencia del mar suaviza el clima.

 

 

 

IDIOMA

 

El inglés que convive con lenguas locales en Botswana, Zimbabwe y Sudáfrica, es el idioma que el viajero maneja para comunicarse.

 

En Mozambique el inglés también tiene una importante presencia en las zonas turísticas, puesto los gerentes y propietarios de hoteles y restaurantes, anglo hablantes en su mayoría, no se esfuerzan por aprender el portugués.

 

Los locales hablan normalmente entre ellos lenguas nativas, que intercalan empleo del portugués.

 

 

TRANSPORTE

 

El vehículo de alquiler es sin duda el mejor recurso para recorrer Botswana. Muchos optan por recoger el coche en Johannesburgo, el hub del Africa Austral, donde la oferta es muy variada y los precios muy competitivos.

 

El 4x4 es el tipo de vehículo adecuado para los que deseen explorar las reservas por su cuenta y riesgo. Es necesario viajar con buenos mapas, instrumentos de navegación y  tener experiencia en la conducción de todo terrenos. Ver en la columna izquierda del apartado Botswana y cataratas Victoria los consejos de Tomás sobre la conducción en 4x4 por los parques y las pecurialidades de cada reserva.

 

En Botswana y Zimbabwe las carreteras están en buen estado y la densidad de tráfico es escasa. Zimbabwe tiene importantes restricciones de combustible y salvo que la incursión en el país sea puntual (Cataratas Victoria) debemos informarnos pormenorizadamente de la situación, ya que si necesitamos combustible seguramente debamos recurrir al mercado negro.

 

El transporte público tiene pocas frecuencias y exige mayor margen de tiempo al viajero para abordar los desplazamientos.

 

Mozambique merece capítulo aparte. Las vías han mejorado mucho en los últimos años en el sur del país, pero siguen teniendo carencias, la conducción entraña más riesgos. El transporte público es incómodo, bastante lento y poco confortable, aunque barato. El avión no es excesivametne caro y ahorra tiempo e incomodidades.

 

 

ALOJAMIENTO

 

Botswana tiene fama de ser el país más caro de África. El camping es el mejor recurso para los presupuestos modestos. Es muy utilizado por los camiones de viajes overland y por los viajeros que se aventuran a recorrer los parques por su cuenta y riesgo.  

En el otro extremo, se sitúan los lodges enclavados dentro de los parques que alcanzan sin esfuerzo precios de varios cientos de euros por persona.

La franja intermedia presenta carencias, pero existen en los puntos de interés del país unos pocos alojamientos de buena calidad y precios bastante razonables (40-70 euros dos personas). El reto del viajero es conseguir un hueco en estos demandados establecimientos donde normalmente es preciso hacer reservas con varios meses de antelación y un depósito del 50% del importe.

 

En Mozambique no es necesario hacer reserva previa, salvo que el viaje coincida con en la época de vacaciones escolares sudafricanas: julio y Navidades.

Las zonas turísticas tienen bastantes albergues para mochileros, hoteles de rango medio y medio-alto normalmente tipo selfcatering y por supuesto resorts de lujo, donde brillan con luz propia los exclusivos refugios de las islas del archipiélago de Bazaruto.

 

 

COMIDA

 

Botswana importa de Sudáfrica la mayor parte de los alimentos que surten supermercados y restaurantes. Con pequeñas influencias de la gastronomía local apenas perceptibles, el viajero encontrará los mismos platos que en cualquier zona turística de influencia anglosajona. La carne de ternera es de buena calidad.

 

En Mozambique ha penetrado el modelo sudafricano de selfcatering, los hoteles tienen facilidades para que el huésped prepare su propia comida. Comprar marisco y pescado en los mercados y poder prepararlo al gusto es un auténtico lujo.

 

Una comida, con un entrante o ensalada y un segundo plato, acompañada de una cerveza ronda los 6-12 euros en los restaurantes para extranjeros de estos países. Los vinos suben el precio un poco más, especialmente en Mozambique.

 

De los países que hemos visitado la cerveza es la bebida alcohólica más difundida y goza de bastante calidad. Especialmente renombrada es la cerveza namibia. Sudáfrica con sus excelentes vinos merece mención especial,  con la particularidad de que la relación calidad precio de sus caldos es excelente.

 

 

GUIAS Y DOCUMENTACIÓN

 

Adquirimos dos guías: Namibia&Botswana (dedica un capitulo especial a las cataratas Victoria) y Mozambique, ambas de Lonely Planet, publicadas en el 2007 y en inglés.

 

Imprimimos extractos de la versión on line de la Bradt Botswana y archivos en PDF de la MOZguide de Mike.

 

En líneas generales las LP contienen bastantes imprecisiones y son poco detalladas.

 

La Bradt nos ha parecido más rigurosa y muy detallada.

 

La LP de Mozambique es mediocre con importantes inexactitudes en datos vitales. Apostaría a que la autora no utilizó jamás el transporte público en sus viajes por el país. Por lo demás es muy similar a la MOZGuide, en algunos puntos son idénticas. No sé quien habrá plagiado a quien. En todo caso la de MOZguide de Mike es gratuita y recoge un abanico mayor de alojamientos.