Página de inicio

El Mejor servicio y los Mejores Precios de Costa Rica

 

Divisiones de Trabajo

Central

Fundadores

Sucursal Dejuk

Botica Amiga

División Tecnología

Cardiochek P.A.

Índice del Boticario

 

La Botica Internacional es una empresa de capital costarricense dedicada a la promoción de la salud de la población por medio de la distribución al detalle de productos farmacéuticos y servicios (inyectables, toma de presión arterial, glucometrías de micro método, consultas al profesional en Farmacia).

 

La Botica Internacional abrió sus puertas hace aproximadamente 80 años, por lo que  disfruta de una larga trayectoria como centro de atención primaria de salud.  En el pasado, el establecimiento era una “botica” en el estricto sentido de la palabra, o sea, una empresa farmacéutica dedicada a la preparación y expendio de formulaciones magistrales que los médicos de la época solicitaban en sus recetas para sus pacientes; durante aquellos días la industria de los medicamentos estaba todavía en pañales y por lo tanto los “Boticarios” debían preparar las medicinas, como arte, con las materias primas que poseían.

 

Con el advenimiento de la fabricación industrial masiva de medicamentos y su consiguiente comercialización como fármacos de marca registrada, la Botica Internacional cambió su rol de trabajo para satisfacer las necesidades de sus pacientes y se dedicó a la adquisición, almacenamiento y expendio de medicamentos elaborados en los Laboratorios Farmacéuticos.  Además, el proceso de dispensación de recetas y de venta libre de drogas, así como la vigilancia de su buen uso y además del control del almacenaje de medicamentos con requerimientos de temperatura controlada y otras labores técnicas y científicas son responsabilidad del Regente Farmacéutico, tal como lo indica la Ley General de Salud.

 

El Regente Farmacéutico (antiguo Boticario) tiene el deber de brindar asesoría a los pacientes que lo requieran o bien lo soliciten.  el farmacéutico se encarga de dispensar correctamente las recetas médicas y llevar un control de los fármacos controlados, detectar las necesidades de consumo de fármacos en su arsenal, brindar consejo al público sobre el uso correcto de los medicamentos, participar activamente en la adquisición, almacenamiento y distribución de medicamentos; pero además se ve inmerso dentro del primer nivel de atención en salud, lo cual lo precisa a escuchar las consultas de enfermedades y dolencias que sus pacientes le formulen y tratarlas si está dentro de sus posibilidades profesionales o en su defecto derivarlas a los profesionales indicados.