Boletin 349
 

Boletín Parroquial “LA BUENA NOTICIA” nro. 349

 

Comienza un nuevo año litúrgico: TIEMPO DE ADVIENTO

 Con Adviento iniciamos un nuevo año de fe cristiana, haciendo presente en nosotros el Nacimiento de Jesucristo, el Hombre Nuevo.

También iniciamos un nuevo ciclo de textos bíblicos que nos servirán de alimento para nuestra fe.

Es cierto que no partimos de cero en esta experiencia, pero la liturgia nos invita a revisar toda nuestra vida como si la iniciáramos por primera vez.

Es una llamada de alerta para que no nos acostumbremos a ser cristianos.

El cristianismo es vida, y como tal, es algo dinámico y en constante renovación.

Durante este tiempo reflexionaremos sobre temas que quizás nos parezcan ya de sobra conocidos y superados; pero ahí está nuestro peligro: olvidar que cada día, cada año debemos renacer a la vida de la fe con la fuerza que nos da el Espíritu y conforme a la madurez de nuestra personalidad.

Por eso será fundamental en la existencia de todo hombre, hacernos estas preguntas: ¿Cuál es nuestro proyecto de hombres? ¿Qué queremos ser como hombres-cristianos?

Adviento nos invita a considerar toda la existencia como una espera.

Es un peregrinaje ansioso hacia algo definitivo; un sacar la mirada de un centro egoísta de interés para proyectarla en dos direcciones que, en el fondo, concluyen:

 -proyectarla hacia el interior de uno mismo hasta poder reconocer el propio ser. Cada  hombre tiene que encontrarse con su “verdad”, oculta con la máscara con la que pretende engañarse y engañar;  

 -proyectarla hacia un punto absoluto: la vida verdadera que llega con la redención  del Señor.

De esta forma la palabra Adviento, que en nuestra época ya casi no significa nada, podríamos traducirla como “proyección de vida”.

Proyectar nuestra vida es lanzarla hacia delante, más allá de lo rutinario y cotidiano, conforme a determinado proyecto o plan que, en el cristianismo, es este Hombre –Nuevo realizado a imagen de Cristo.

  Un momento para la reflexión:

 

                  PENSEMOS UN MOMENTO

 

Quiero contarte mis penas y alegrías

Al amanecer de este nuevo día

Te cuento la pena de esta tierra:

En el mundo no hay paz, está lleno de guerras.

Hay droga, alcohol ¡cuánta ironía!

Los jóvenes perdidos atrás de esa porquería.

 

Son pocas las familias que viven en unión

Son pocas que viven como Dios quiere Dios.

Han perdido la fe, viven en adulterio.

¡Qué mala enseñanza y mal criterio!

Nacen los hijos de una mala unión.

Hijos que vienen al mundo llenos de dolor.

Comienzan con la droga, también el alcohol.

Hijos que vienen al mundo, a la perdición.

 

Pensemos un momento: ¿Qué hay que cambiar?

Cambiar el corazón ¡Vivir en verdad….!

Vivir en familia con gran unidad.

Reunidos en la mesa aprender a dialogar,

De padres a hijos, de hijos a madres.

Respetarse mutuamente,no seamos cobardes.

Hijos queridos: ¡tened que cambiar!

El Padre desde el cielo nos va a iluminar,

a vivir en familia, vivir en unidad,

Rezar todos juntos Dios nos va ayudar.

 

Pensemos un momento…..¡Qué grande que es Dios!

Él puede calmar la sed, el hambre, el dolor…..

La alegría sería poder conversar

con el mundo entero e invitarlos a rezar.

En este nuevo día los quiero invitar

cuidar las familias, vivir en paz y unidad.

Dios quiere vernos convertidos

así la vida sonríe y podemos vivir feliz,

en un mundo unido, nuevo y convertido.

 

                                                Gregoria Huisi de Lavallén      

 

AVISOS PARROQUIALES

 

Capilla San Francisco

Tratando de que Francisco nos acompañe en este camino de seguir a Jesús , y recordando que Francisco amaba a María, desentrañando cada uno de los misterios, alabando y glorificando al Padre, iniciamos el jueves 30 de noviembre la novena de la Inmaculada Concepción, rezando el santo Rosario todos los días a las 18.30hs.

 

Todos los sábados a las 11.30hs. –Adoración del Santísimo

                                                     -Rezo del Santo Rosario

 

Parroquia Ntra. Sra. del Pilar

 

A partir del primer Domingo del mes de diciembre habrá cambio en el horario de las Misas: -Misa vespertina 20hs ( Lunes a sábado)

´          -Domingos: 9, 11 y 20hs.

 

Primer jueves de mes a las 20hs. Misa por las vocaciones Sacerdotales, Religiosas y Diaconales.      

Primer viernes de mes : 8.30 y 20hs. Misa dedicada al Sagrado Corazón de Jesús.

 

27 de noviembre FESTIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA

                                   “MEDALLA MILAGROSA”

 

La Medalla- cruz de San Benito y la  Medalla Milagrosa, que representa a la Inmaculada despidiendo rayos en sus manos, son las dos medallas más clásicas reconocidas por la Iglesia. La Medalla Milagrosa fue acuñada por expresa voluntad de la Sma. Virgen y según indicaciones dadas por ella ala Beata Catalina Laboure Hija de la Caridad, en 1830. Las curaciones y milagros de todo orden obrados por la Medalla Milagrosa aceleraron la definición dogmática de la Inmaculada Concepción, razón por la cual es la Medalla Milagrosa la más usada por las Hijas de María de todo el mundo y propiamente la insignia oficial de las mismas.

 

CONSAGRACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LA

            “MEDALLA MILAGROSA”

 

Postrado ante tu imagen,

¡Virgen de la Medalla Milagrosa!

Y después de saludarte en el augusto misterio

de tu concepción sin mancha,

te elijo de ahora y para siempre, por mi Madre , abogada,

Reina y señora de todas mis acciones,

y protectora e intercesora delante de Dios.

Yo te prometo, Virgen purísima,

no olvidarme jamás de ti,

ni de tu culto, ni de los intereses de tu gloria,

a la vez que también te prometo

promover entre quienes te rodean

el amor hacia ti.

 recíbeme, tierna Madre,

desde este momento

y sé para mí un refugio en esta vida

y un sostén en la hora de la muerte.

                                      Amén.

 

¡OH MARÍA, SIN PECADO CONCEBIDA, RUEGA POR NOSOTROS

QUE RECURRIMOS A VOS!

 

 

 Bien Común y Diálogo

 

Con ocasión de nuestra Asamblea Plenaria los Obispos nos dirigimos a los fieles cristianos y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, con el deseo de compartir algunas reflexiones que nos ayuden a fortalecer nuestra esperanza y a recorrer todos juntos, gobernantes y ciudadanos, el camino de la construcción del Bien Común, ámbito necesario para el desarrollo de la dignidad de la persona humana y fundamento de la equidad en el crecimiento de la sociedad.

El Bien Común es el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección. El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia nos recuerda que el Bien Común no consiste en la simple suma de los bienes particulares de cada sujeto del cuerpo social,  y que la persona sola no puede encontrar realización en sí misma, prescindiendo de su ser «con» y «para» los demás. Por ello se hace necesario un amplio y sincero diálogo de toda la sociedad.

El diálogo es el gran instrumento de construcción y consolidación de la democracia. Los cristianos encontramos su fundamento en la Encarnación del Hijo de Dios que tomó, Él mismo, la iniciativa de hacerse como nosotros para venir a salvarnos. El compromiso de la Iglesia con el diálogo nace de la fe en Jesucristo y en la verdad del Evangelio. Esto nos obliga a priorizarlo en todos los órdenes de nuestra convivencia. Disposición que nos compromete en primer lugar a nosotros mismos como testigos de la fe que predicamos.

Fortaleciendo el diálogo podremos superar la excesiva fragmentación que debilita a nuestra sociedad y nos dispondremos a encontrar los consensos necesarios que nos ayuden a reafirmar nuestra identidad y crecer en la amistad social.

Este camino, unido a un verdadero espíritu de reconciliación que nace de la verdad, se afirma en la justicia y se plenifica en el amor, es el que nos permitirá consolidar las instituciones de la Nación.

A pesar de los logros que, con el esfuerzo de muchos argentinos, hemos obtenido en estos últimos años, los niveles de pobreza, exclusión social e inequidad son todavía altos. Por lo tanto, es necesario que, viviendo con más austeridad nos preocupemos mucho más de los pobres y nos comprometamos con espíritu solidario a acrecentar la riqueza del país y a distribuirla con mayor equidad.

En el marco pastoral de nuestra Asamblea los invitamos a ejercer un mayor protagonismo en la construcción de la sociedad civil, que nos permita convertirnos en activos ciudadanos y asumir nuestra personal responsabilidad en la concreción de ese conjunto de condiciones que llamamos “Bien Común”.

Renovamos nuestra vocación de servicio a nuestros hermanos y al bien del país que encomendamos a la Virgen de Luján que siempre nos acompañó a lo largo de nuestra historia.

 

92ª Asamblea Plenaria

Pilar, 10 de noviembre de 2006

ANTE  LA  NUEVA  LEY  DE  EDUCACIÓN  NACIONAL 

 

Al pueblo de Dios,

a los legisladores y autoridades,

a todos los hombres de buena voluntad

 

1. Los obispos argentinos reunidos en la Asamblea Plenaria queremos recordar algunos criterios con la intención de contribuir a que la nueva Ley de Educación Nacional, de próxima sanción, sea un instrumento eficaz para la formación de las futuras generaciones de argentinos y, por tanto, para el bien común de la Patria.

 2. La educación es un bien público y es también un bien personal y social. Todos, sin exclusión alguna, tienen derecho a una educación de calidad. El Estado, por su parte, para sostener y respaldar la libertad de enseñanza garantizada por la Constitución Nacional, mantiene y preserva un único sistema de educación pública con dos subsistemas: el de gestión estatal y el de gestión privada.

 3. El rol principal y subsidiario del Estado debe conjugarse con el derecho natural e inalienable de los padres a elegir para sus hijos una educación que responda a sus propias convicciones y creencias, sin discriminación alguna. Resulta irrenunciable sostener el principio de libertad de conciencia como un derecho de las familias, de los educadores y de los educandos.

 4. Una concepción integral de la educación incluye necesariamente la dimensión trascendente del hombre. Nuestros niños y jóvenes merecen una Ley de educación que contemple en plenitud las aspiraciones de la persona, que no sólo se expresa en su dimensión social, laboral y científica, sino que busca las alturas de un horizonte cultural, espiritual y religioso. En este sentido, aspiramos a que una ley de educación para todos los argentinos dé la posibilidad a cada educando de conocer, amar y creer en Dios, Creador y Padre de todos.

 5. El sentir común de la sociedad es que la escuela en Argentina esté al servicio de un desarrollo pleno del hombre como persona en sus dimensiones física, intelectual y afectiva, sociocultural, espiritual y religiosa, sin descuidar el aspecto laboral y comunitario. La educación constituye el fundamento indispensable de una sociedad más justa y solidaria que se sustenta en los valores de paz, libertad, igualdad, solidaridad y búsqueda del bien común.

 6. La educación es para todos, y todos tienen derecho a iguales oportunidades. Corresponde al Estado, sobre la base del principio de justicia distributiva, financiar de  manera equitativa tanto la educación de gestión estatal como la de gestión privada. Por otra parte, la necesidad real de superar un sistema educativo fragmentado no debe justificar una intervención excesiva del Estado Nacional sobre las autonomías provinciales.

7. Ante la inminencia del tratamiento de la Ley de Educación en el Congreso de la Nación, rogamos a todo el pueblo de Dios, a los hombres de buena voluntad, especialmente a los padres de familia y a los educadores, que se comprometan a sostener los principios que hemos recordado y a los cuales han adherido más de trescientas cincuenta mil personas, muchas de ellas pertenecientes a distintos credos y otras instituciones. Consideramos que los mismos son fundamentales para que la nueva Ley sea el instrumento adecuado en orden a construir una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común.

 8. A las autoridades que intervienen en la elaboración y sanción de la ley les solicitamos  que asuman estos principios y los incluyan en el contenido de la misma.

 9. Pedimos a todas nuestras comunidades que recen insistentemente para que Dios, el Señor de la historia, ilumine a quienes tienen la grave responsabilidad de sancionar esta Ley, y encomendamos de un modo especial estas intenciones a Nuestra Señora de Luján, Patrona de la Patria.

  

Pilar, 10 de noviembre de 2006

Los Obispos de la Argentina

 

¿Qué funciones cumple un diácono?

 

-El servicio autorizado de la palabra de Dios.

-El misterio litúrgico.

-El servicio de la caridad, dimensión esencial del servicio de la Iglesia, que nace de la ofrenda eucarística.

El diácono tiene su propio rol en la liturgia, cual es servir y asistir al obispo y al presbítero en la celebración eucarística. Derivada de esta función, el diácono preside celebraciones de la Palabra y de los sacramentos del Bautismo y Matrimonio, distribuye la Sagrada Comunión, preside la Liturgia de las Horas, las oraciones comunes, ritos de funerales, responsos y entierros, y administra los sacramentales.

Como servidor de la Palabra de Dios y de la caridad debe testimoniar-con obras y palabras- el Evangelio de Cristo, en su ambiente de trabajo, en el barrio y en las relaciones sociales.

El Diácono Permanente,  si es casado, debe ser junto a su esposa, ejemplo viviente de matrimonio cristiano, impulsando a una auténtica espiritualidad familiar. Asimismo, debe ser testimonio de vida en su ambiente laboral, especialmente en aquellos ámbitos a los cuales no llegan d manera apropiada otros miembros del clero.

 

Dijo Jesús “ Estoy en medio de vosotros como El que sirve” (Jn. 13,1-6). Pidámosle a Él que inflame los corazones de estos hermanos para que sean testimonio vivo de las más revolucionaria forma de servir. AMAR.

 EL DIACONADO PERMANENTE

¿UNA NECESIDAD PARA ESTE TIEMPO DE LA IGLESIA?

 

Muchos dicen que el diaconado desapareció durante los últimos mil años de la Iglesia. Otros, que no son pocos, aseveran que durante todo ese período, el ministerio quedó relegado a un paso previo a la ordenación sacerdotal. Esta mirada omite un detalle fundamental que permite dimensionar en su integra expresión el verdadero alcance del orden; basta analizar con detenimiento la actividad de infinidad de Santos, presbíteros, obispos e incluso Pontífices, para darse cuenta cuál es el lugar que ha ocupado y que todavía ocupa el diaconado y al que están llamados los actuales diáconos permanentes.

El diaconado que nace con la Iglesia, compromete a los que lo ejercen, a practicar entre otras las siguientes acciones:

El diácono, ministro consagrado, es palabra autorizada para hacer reencontrar a los hombres con Dios. Además escucha, mira y actúa fundamentalmente en el mundo. Lo hace como aquel que constantemente busca el encuentro con Jesús en sus hermanos y los ayuda para que reconozcan el paso y la presencia de Jesús en sus vidas.

Un diácono tiene que buscar en todo y en todos el signo de Jesús, y comunicar esa noticia personal muchas veces inadvertida, a cada uno de sus hermanos. Ministro de la Iglesia es también constructor de Iglesia: aglutina, concentra, atrae, anima, fija y sella.

El diácono es un conciliador y un reconciliador; es quién, hombro a hombro con sus hermanos, desde la profundidad de su realidad, sus luchas y sus padecimientos, sentencia con palabra autorizada “esto que vives es de Dios” e invita y vuelve a  invitar.

El diácono dirige y anima la caridad. Transforma la asistencia social en amor fraterno, vive y sufre la realidad humana. Organiza, corrige y guía el rebaño para que no se aleje del  pastor, y en esa dimensión el diácono también pastorea. No teoriza sobre las obras de Misericordia: debe vivirlas. Tiene que amar y ser “amable”. Tiene que ser anfitrión confiable y creíble.

El diácono “teje y remienda” la trama de la Iglesia, uniendo y reconciliando actitudes cristianas de vida con la Vida misma. Ilumina para que se pueda reconocer la Luz. Lleva la Palabra viva a situaciones concretas del hoy.

Celebra desde su trabajo cotidiano, su matrimonio, su paternidad y también desde su acción concreta e indispensable en las obras. Celebra la Palabra y comparte el pan. Se da a sí mismo como testimonio. No es sólo un hombre bueno. Tampoco sólo un hombre piadoso. Mucho menos solamente un hombre manso. Es un hombre que a fuerza de que le quedan cortas las manos para trabajar, se entrega a Dios para que lo transforme y habilite como instrumento apto.

Sabe que amar es hablar el idioma de Dios y sabe también que el lenguaje puede ser interpretado por cualquier corazón; por eso confía en ser entendido y escuchado.

Como todo bautizado está llamado a la santidad pero como diácono debe ser instrumento para promoverla en sus hermanos.

Va por el mundo más atento a su misión que a su función. No “trabaja” de diácono. No “atiende” en tal o cual obra. No le “toca” tal o cual misa. No es “ese” que bautiza o casa cuando el Párroco se lo pide. Es diácono de tiempo completo.

Es momento como Iglesia, de analizar primero y fundamentalmente qué debe hacer un diácono, pues define mucho más al diaconado su deber que su poder. El ámbito para el diácono es el mundo concreto que vive cotidianamente ya que ésta es su primera vocación.

La comunidad del diácono no está conformada por el grupo de personas que van a misa, sino que la conforman el colectivero, el amigo, el rico, el ladrón, el almacenero, el jefe, el empleado….y la comunidad parroquial, pero también cada pobre y cada rico que a ella se acerca.

Tiene que vivir en vigilia porque Jesús se presenta de repente en la vida de las personas y allí tiene que estar él presente para ayudar a reconocerlo. Tiene que mostrar, pese a lo difícil que pueda parecer que, frente a todas las circunstancias de la vida, quien está con Jesús gana.

¿Quiere decir esto que la diaconía de la caridad es la única importante? ¿Quedan entonces, liturgia y Palabra en segundo plano? Todo lo contrario. Pero liturgia y Palabra tienen que ser fundadas en una experiencia constante y viva de la caridad.

¿Podemos acaso hablar con autoridad de lo que no conocemos?, ¿podemos describir el gusto de una comida sin probarla?

Ese testimonio, es el que está llamado a dar el diacono.

Sus palabras tienen autoridad, es un ministro de la Iglesia que fortalecido y renacido por el Sacramento dice en nombre de Cristo “así lo haría Yo”.

La imagen de Cristo que debemos imitar, esa que Él nos graba en el corazón con su llamado está constantemente en movimiento. Trabaja, sale, camina, busca, llama, mira, se mezcla con Su Pueblo porque Es pueblo.

Vive con sus hermanos, come con pecadores, abraza a prostitutas y cura mucho. Cura paralíticos, ciegos, sordos, mancos, leprosos. Detiene sangrías. Llora el dolor de los que sufren, sufre y lora la pérdida de sus amores y vuelve los muertos a la vida, ese es nuestro Jesús.

Ese es Jesús Diácono.

Servidor para que otros crezcan.

Entonces ¿qué puede hacer un diácono?

Confirmaremos que aquello que “puede” desde el punto de vista del Derecho Canónico es infinitamente menor a lo que “debe” a la luz del Evangelio, y veremos que el ámbito natural del diácono dejará de ser su parroquia o su grupo.

 

Es un camino difícil pero tenemos consuelo: Dios no elige a los más dotados sino que dota a los que el elige.

Pidamos al señor la gracia de poder discernir realmente Su llamado, en la confianza de que Él nos enviará Su Espíritu para que podamos cumplir su misión.

 

NESTOR

Su andar firme y seguro, su trato amable acompañado siempre con una sonrisa, su servicio en la liturgia, guiando  la Misa o ayudando a distribuir la Sagrada Eucaristía y fundamentalmente su tarea de servicio a la comunidad que con mucha sencillez realizara durante muchos años a través del rezo de la última oración para nuestros queridos difuntos, serán un espacio vacío que nos costará llenar Tampoco tendremos sus anécdotas de tiempos pasados relacionadas con la Parroquia y las bromas con que muchas veces nos recibía. El ya no nos acompañará más, porque humildemente como siempre lo hacía, después de rezar dos responsos el domingo 19, partió hacia la Casa del Padre.

Con este pequeño recuerdo y con nuestra oración queremos compartir el dolor de sus familiares, acompañándolos de la mejor forma que cada uno pueda.

¡Néstor te despedimos con la esperanza del reencuentro en la Resurrección del último día, y por la Comunión de los Santos intercede por nosotros!

                                                      

                                                          Tu comunidad de la Parroquia del Pilar

Bicentenario de la Reconquista

 Mis últimos escritos en este medio de difusión tocaron el tema del aborto por lo que en el mes de agosto y en adelante no me referí al tema que sirve de título a esta colaboración . Pero revisando papeles encuentro días pasados una invitación que me envió en 1987 quien fuera en las últimas elecciones presidenciales candidato a vicepresidente de la Nación acompañando al Dr. Adolfo Rodríguez Saa y que dice así:

El intendente Municipal Dr. Melchor Ángel Posse y la Comisión de Festejos de la ciudad de Boulogne Sur Mer, tienen el agrado de invitar a usted y su familia a los actos programados para el Día de la Reconquista y la conmemoración del nuevo aniversario del fallecimiento del general don José de San Martín que se llevarán a cabo en esta localidad los días 12 y 17 de agosto de 1987. Boulogne Sur Mer , Agosto de 1987. El programa del 12 de Agosto incluía un acto en el museo Pueyrredón de San Isidro durante el cual se descubriría una placa, homenaje del Honorable Consejo Deliberante de Pilar. Los actos culminarían una hora mas tarde con una recordación en la Chacra de los Marquez sitio ligado a la gesta de 1806 con una conferencia del historiador Antonio Barciella y palabras alusivas del Intendente Posse… Han pasado 19 años desde ese día y este año en que debió haberse recordado el segundo centenario de la heroica acción, el silencio más sepulcral a rodeado este acontecimiento. Hubo un tiempo en que el 12de agosto era feriado nacional, ya ni recuerdo desde cuando dejó de serlo.

Además ya han comenzado aparentemente los preparativos para la recordación del segundo centenario del 25 de mayo de 1810. Mal comienzo si ignoramos uno de los antecedentes más importantes ya que los triunfos sobre el invasor inglés en 1806y 1807 son antecedentes muy importantes de la gesta de mayo, siempre se lo ha dicho. Además de hacer tomar conciencia de su capacidad , a los habitantes de estas tierras , permitió la creación de unidades militares criollas como los cuerpos de Patricios y Húsares  que tanta importancia tuvieron en Mayo.

Es inexplicable el silencio y la oscuridad con que ha pasado esta fecha.

Hasta debió haberse hecho un desfile militar conjunto de efectivos militares uruguayos y argentinos en Buenos Aires, el que hubiera servido también para reafirmar la unidad rioplatense en estos momentos de roces por las papeleras entre ambos países. Advierto que estoy escribiendo el 19 de noviembre víspera de otro aniversario de la Vuelta de Obligado fecha como ya ocurre, silenciada cuando yo cursé la escuela primaria. Recordemos también esta gloriosa jornada del 20 de noviembre de 1845 con un VIVA LA PATRIA.

                                                                              Dr. Ernesto Tomás Petrocchi

                                                                                   (Médico y Abogado)

Destacada

Dos nuevos obispos nombró el Papa en la Argentina:

 

Buenos Aires, 14 Nov. 06 (AICA)

 

El Santo Padre Benedicto XVI designó hoy a dos nuevos obispos en el país. Se trata de monseñor Pedro María Laxague, de 54 años, actualmente vicario general de la arquidiócesis de Bahía Blanca, a quien el Papa nombró obispo titular de Castra Saveriana y auxiliar de de Bahía Blanca; y de monseñor Luis Urbanc, de 48 años, actualmente rector del Seminario de Tucumán, a quien Benedicto XVI designó obispo coadjutor de Catamarca. La información se conoció esta mañana en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires. En esta capital lo hizo el nuncio apostólico, monseñor Adriano Bernardini, a través de la agencia AICA.

 

 

Nueva advertencia del Episcopado sobre el CEDAW:

 

Buenos Aires, 14 Nov. 06 (AICA)

 

El Secretariado Nacional para la Familia, de la Conferencia Episcopal Argentina, hizo una nueva advertencia sobre las consecuencias de la adhesión “irrestricta” al protocolo de Naciones Unidas sobre discriminación de la mujer -conocido por las siglas en inglés CEDAW-, considerada la “puerta” para despenalizar el aborto y que pone en riesgo la soberanía del país, y alertó sobre el inminente tratamiento de un proyecto de ley para autorizar y obligar a la distribución gratuita de las llamadas píldoras “del día después” o de “anticoncepción de emergencia”, que no hacen otra cosa que “matar al ser humano recién concebido”.

 

 

Peticionan a Diputados que no apruebe el Protocolo del CEDAW:

 

Buenos Aires, 14 Nov. 06 (AICA)

 

La Fundación Argentina del Mañana pidió a los diputados nacionales que no aprueben el Protocolo del CEDAW, ya sancionado por el Senado. Señala que de aprobarse el Protocolo, la Argentina quedará sometida a agraviantes dictados de un Comité supranacional que fiscalizará su cumplimiento por sobre nuestros poderes legislativo y judicial, y llama la atención sobre el hecho de que el Protocolo incluye, arteramente, el aborto, lo que implica una afrenta a los principios cristianos de la Nación y suscitará graves conflictos de conciencia.

 

 

 

 

Nacional

Los laicos de A.C.A. están llamados a organizar la sociedad

 

Luján (Buenos Aires), 14 Nov. 06 (AICA)

 

"La Acción Católica Argentina está llamada a ser de nuevo una respuesta del laicado a modos de organizar la vida en la sociedad, en la que disfrazados de democracia, se atropellan la dignidad de la persona humana y fomentan la discordia civil", dijo monseñor Carmelo Juan Giaquinta, arzobispo emérito de Resistencia, en la misa en la basílica de Luján por los 75 años de la A.C.A., cuyo año jubilar concluirá el domingo con la festividad de Cristo Rey. El prelado reiteró, parafraseando el lema de la institución, que "el cristiano puede hacer por la sociedad lo que nadie puede, darlo todo: pasión y servicio para promover la justicia y la concordia social. Pasión para resistir todo atropello e injusticia".

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monseñor Sarlinga habló en el Sindicato de Petroleros

 

Campana (Buenos Aires), 14 Nov. 06 (AICA)

 

En el Sindicato de Petroleros de Campana, el obispo de Zárate-Campana, Mons. Oscar Sarlinga, disertó ante más de 100 sindicalistas de la región, sobre la importancia de la doctrina social de la Iglesia. La reunión de más de 40 sindicatos con el obispo fue promovida por Félix Testone, miembro de la Comisión Nacional Justicia y Paz y asesor gremial. El encuentro se llevó a cabo el sábado 4 de noviembre mediante un panel integrado, además de los nombrados, por el dirigente de los Petroleros, José Altamirano; y los dirigentes gremiales Oscar Villarreal y Nelson Palacios.

 

El Vaticano reafirmó el celibato sacerdotal

 

Ciudad del Vaticano, 17 Nov. 06 (AICA)

 

Reunón del Santo Padre con los cardenales responsbles de dicasterios

El papa Benedicto XVI y sus colaboradores de la Curia Romana reafirmaron en una reunión especial celebrada este jueves la importancia del celibato sacerdotal y destacaron la necesidad de una “formación humana y cristiana” para los seminaristas y sacerdotes.

     Estas afirmaciones están contenidas en un comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede distribuido tras el encuentro en el Palacio Apostólico del Vaticano, que presidió el Papa con la participación de los cardenales y arzobispos jefes de dicasterio.

     “Los participantes en la reunión recibieron una información detallada de las peticiones de dispensa de la obligación del celibato presentadas en los últimos años y sobre la posibilidad de readmisión al ejercicio del ministerio de sacerdotes que actualmente se encuentran en las condiciones previstas por la Iglesia”, dice la declaración.

     Los asistentes -sostiene el comunicado- “reafirmaron el valor de la opción por el celibato sacerdotal, según la tradición católica, y confirmaron la exigencia de una sólida formación humana y cristiana, tanto para los seminaristas como para los sacerdotes ya ordenados”.

     Esta fue la tercera reunión de jefes de dicasterio de la Santa Sede convocada por Benedicto XVI.

     El pasado 14 de noviembre, otro comunicado de la Sala de Prensa explicaba que la reunión buscaba “examinar la situación que se creó tras la desobediencia del arzobispo Emmanuel Milingo”.

     Aquel comunicado precisaba, además, que “el orden del día no prevé otros temas”.

     Monseñor Milingo, arzobispo emérito de Lusaka (Zambia), de 76 años, ordenó a cuatro obispos sin mandato pontificio el 24 de septiembre, cayendo en la excomunión automática (“latae sententiae”).

     Según datos de la Congregación para el Clero, cada año unos mil sacerdotes abandonan el ministerio sacerdotal. En 2001 había en total 405.067 sacerdotes diocesanos y religiosos.

     Este organismo vaticano también consignó datos de los sacerdotes que regresaron al ejercicio entre 1970 y 1995. Se trata de un procedimiento riguroso, que se hace caso por caso. Su número varía mucho año a año. En esos años regresaron un total 9.551.+

 

La informática al servicio de la pastoral

 

 

Buenos Aires, 21 Nov. 06 (AICA)

 

La Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL) está llevando a cabo una encuesta acerca de la informática al servicio de la Nueva Evangelización. Los interesados en dar a conocer la opinión sobre la importancia de las nuevas tecnologías en la misión de la Iglesia podrán ingresar a http://riial.org/aplicativos/phpsurveyor/index.php?sid=26 y responder a las preguntas que allí se plantean.