MAS INFORMACION SOBRE EL TEMA

2.1 Tipos de Fumadores

A grandes rasgos existen dos tipos de fumadores, los pasivos y los activos. Los fumadores activos son aquellos que son consientes del consumo del producto y lo realizan por algunas de las causas descritas anteriormente, mientras que el fumador pasivo es aquel que pese a no consumir directamente el tabaco inhala las sustancias toxicas y cancerígenas provenientes de la combustión del cigarrillo y que se dispersan en el humo. Este humo es denominado “Humo secundario” y es una mezcla residual del humo proveniente del cigarrillo y el exhalado por el fumador. Este “Humo Secundario” se ha clasificado como sustancia cancerígena de tipo A, al lado de componentes como el arsénico, el amaniato y el benceno, por la Agencia de Protección Medio Ambiental de los EEUU. La exposición constante a esta clase de humo en muchas ocasiones es más perjudicial para el fumador pasivo que para el activo.


Los fumadores pasivos tienen un 20 a 30% más de riesgo de padecer una enfermedad coronaria y cáncer de pulmón. En la mayoría de los casos los fumadores pasivos son niños, los hijos de padres fumadores tienen un 20% más de riesgo de padecer asma, infecciones respiratorias (30%), otitis (50%), catarros frecuentes, tos persistente, etc. Cuando una mujer fuma durante el embarazo, el feto debe ser considerado fumador pasivo. Entre los efectos del tabaco destacan, el retraso del crecimiento intrauterino y el bajo peso al nacer en los recién nacidos. El tabaquismo materno durante el embarazo, también es un factor de riesgo relacionado directamente con el Síndrome de la muerte súbita del lactante.


Vídeo de YouTube

 Niños Fumadores Pasivos [En línea]

http://www.youtube.com/watch?v=5JY8jSuSR-M

[Citado Miércoles 27 de Mayo de 2009]

                                                                                          

Comments