Tortilla Campestre

Ingredientes y elaboración:
(Con estos ingredientes os saldrá una tortilla elaborada en sartén grande o lo que es lo mismo unas 4 ó 6 raciones, dependiendo del pincho o bocata que os queráis preparar jajaja!!)

5 Huevos (A mí me gusta utilizar los huevos camperos, los que al principio de su código tienen un 0 ó 1, la diferencia es asombrosa con el resto! Y acostumbrada a comer los huevos recién puestos cuando voy al pueblo, estos son los que más se le pueden parecer, asíque os aconsejo que los compréis, y veréis que gusto da, ¡comerse una tortilla!)
2 Patatas Grandes
1 Pimiento rojo
1 Puerro
1 Pimiento verde
1 Berenjena mediana
1 Ajo
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Pimienta

Lo primero que haremos será preparar todas las verduras, y para ello, pelamos y cortamos en rodajas finas (como si se tratase de tortilla de patata) las patatas.
Lavamos el resto de las verduras como son la berenjena, pimiento verde y rojo, y el puerro.
Con este último acordaros de lavarlo bien para quitarle la tierra, pues es una verdura que suele contener algo de tierra en su interior.
Pelamos el ajo y lo picamos.
Con la berenjena, pimientos y puerro, haremos lo mismo, lo picamos en cuadraditos que no sean demasiado grandes, ni demasiado pequeños, y mantenemos la piel de la berenjena. Aunque si no os gusta, no hay problema en quitársela.

En una sarten de tamaño grande, echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra y cuando este esté caliente añadimos las patatas. Cuando estén echas, que hayan cogido un rico punto dorado las escurrimos y las dejamos en un bol reservadas.

En ese mismo aceite (si vemos que es demasiado, retiramos un poco) añadimos la berenjena y los pimientos verde y rojo. Cuando les quede poco para estar echos, añadimos el puerro y el ajo. Pues el puerro si lo habéis picado fino, tardará muy poco en hacerse.
Una vez todo esté bien pochado, lo sacamos y añadimos en el mismo bol donde tenemos las patatas reservadas.

En otro bol a parte, batimos los huevos y los añadimos en el bol donde tenemos todos los ingredientes ya preparados. Mezclamos para que estos se impregnen bien del huevo.

En la misma sartén dejamos un poco de aceite y cuando esté caliente echamos todos los ingredientes ya mezclados. Cuando la tortilla esté echa por un lado, la damos la vuelta y terminamos de hacer. Aquí el tiempo dependerá de como os guste, si más jugosa o más sequita. A nosotros nos encanta que quede jugosita, asíque la mantengo el tiempo justo en la sartén.

Comments