TARTA RUSTICA DE FRUTOS DEL BOSQUE

Para empezar a preparar la tarta, lo primero que haremos será poner en marchar nuestro horno a una temperatura de 180°.


Ingredientes y elaboración para los bizcochos de naranja:

* Para hornear los bizcochos he utilizado un molde de 17 cms, lo que os dará para unas 8-10 raciones, hermosas, pues la tarta tiene altura.

- 240 gr de azúcar

- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente (acordaros de sacarla al menos una o dos horas antes de nevera).

- 130 gr de nata líquida

- 1 Naranja de zumo a la que no le quitaremos la piel

- 260 gr de harina de repostería

- 1 Sobre de levadura química

- 1 Pellizco de sal.

- 3 Huevos L


1. Con un poco de mantequilla engrasamos los moldes y reservamos mientras preparamos la masa.

2. Cortamos la naranja en trozos y sin desperdiciar nada del zumo, la trituramos. Veremos que por mucho que la trituremos con la batidora, siempre quedarán algunos pequeñisimos trocitos de la piel de naranja, no os preocupéis, porque esto luego será maravilloso el encontrarlos en el bizcocho!.

3. En un bol batimos el azúcar con los huevos y seguidamente le añadiremos la naranja.

Batimos y añadimos la mantequilla para volver a batir. Incorporamos también la nata y por último sólo nos queda añadir la harina, levadura y sal. Todo ha de quedar bien mezclado.

4. Con los moldes ya preparados, vamos repartiendo la masa en tres.

Si sólo disponéis de uno, os voy a dar dos soluciones:

Una sería comprar los moldes desechables de aluminio que podéis encontrar fácilmente en los supermercados y si no, con un sólo molde también os podéis apañar, pero deberéis de hornear en tres veces y de la siguiente manera. Repartimos una tercera parte de la masa en el molde y ponemos a hornear unos 20 minutos. Mientras la masa restante, dejarla tapada. Cuando saquéis el primer bizcocho horneado, esperar a que se enfríe antes de desmoldarlo y después depósitarlo sobre una rejilla para que termine de enfriarse por completo. Lavar este molde y volver a engrasar con mantequilla. Veréis que la masa habrá cogido aire causado por la levadura, asíque antes de incorporar el segundo tercio en el molde, batir la mezcla ligeramente con unas varillas para que vuelva a recuperar su textura. Y así lo haremos tambiñen con el último tercio de masa de bizcocho que nos quede.

Yo antes de tener tantos moldes en casa (creo que el día menos pensado me van a echar de casa como siga comprando! jejeje) lo hacía de alguna de estas dos maneras y respecto a la segunda, los bizcochos salen perfectamente como el primero. Eso sí, si la temperatura del ambiente no es algo fría, sino más bien algo caliente, meter la masa en la nevera. 

5. Con los bizcochos ya horneados y listos el siguiente paso sería preparar el frosting de queso. Aunque podéis aprovechar como yo hice a ir preparándolo mientras los bizcochos se hornean, así ganaremos tiempo y nos dará margen para meter el frosting un rato en la nevera para que nos coja algo de cuerpo y nos resulte más fácil poder añadirlo luego. 


Si queréis elaborar los bizcochos en la Thx, sería de la siguiente manera:

1. Poner en el vaso el azúcar, la naranja y los huevos. Programar 3 min., vel 5, 37º.

2. Añadir la mantequilla y la nata y mezclar 5 seg, vel 4.

3. Por último añadir la harina, levadura y sal y programar 15 seg., vel 3.

4. Lo siguiente sería el horneado como os he explicado un poquito más arriba.

Ingredientes y elaboración para el Frosting de Queso:

- 550 gr de queso crema frío

- 120 gr de azúcar glas

- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente


1. Debemos de tener la mantequilla muy blandita y la colocaremos en un bol, donde añadiremos el azúcar. Si no disponéis de azúcar glas, acordaros de que podéis hacerlo en la Thx, a vel 5-10 progresiva, hasta que esté lista. Batir bien estos dos ingredientes.

2. Añadirle el queso crema, que sacaremos en ese momento de la nevera. Batir junto con los dos ingredientes anteriores.

3. Una vez listo, mantenerlo en la nevera hasta que vayáis a utilizarlo.


Montaje de la tarta:

Necesitaremos: 200 gr de frambuesas, 200 gr de arádanos y 300 gr de fresas. Estos productos comprarlos frescos, ¡nada de congelados!, estarán más sabrosos.


1. Untaremos la base que vayamos a utilizar para nuestra tarta con un poco de frosting. Esto hará que la tarta no se nos mueva y corramos el riesgo de volcarla al transportarla. Que esa fué mi peor parte....tener que ir con ella hasta casa de mi mami! menos mal que la tengo supercerquita!.

2. Colocamos el primer bizcocho boca abajo, acordaros, pues siempre queda más perfecta la parte de abajo del bizcocho. Y sobre este echamos el frosting de queso. Repartirlo bien y ser generosos!. 

3. Colocamos el segundo bizcocho y de nuevo una capa de frosting. Y así haremos también con el tercero.

4. Al colocar un bizcocho sobre otro, por el peso, se nos habrá salido por los bordes un poco del frosting, asique con la espátula, ir extendiéndolo alrededor, haciendo girar la tarta para que no os cueste tanto extenderlo. Si véis que no es suficiente, que no lo será, añadirle algo más del frosting. Pero como véis en la imágen, yo no he tapado los bizcochos, aunque si queréis, podéis hacerlo perfectamente.

5. Cuando todos los bizcochos estén listos, meter la tarta en la nevera al menos 1 hora. Este tiempo hará que el frosting adquiera un pequeña consistencia más dura, que nos vendrá fenomenal luego para colocar sobre el las frambuesas, moras y fresas (estas últimas no las coloquéis todas, pues sería demasiado peso para la tarta, colocar algunas en un lado abajo).

6. Ahora para hacer nuestra tarta aún ¡más bonita si cabe!, coger unas ramitas de lavanda y disponerlas alrededor. Por último espolvorear azúcar glas por encima.

7. Mantenerla en la nevera hasta que vayáis a servirla.


¡No os olvidéis de acompañarla con un chorrito de Coulis de Frutos del bosque!

Comments