Tarta Guinness

INGREDIENTES:

260 gr Harina de repostería

80 gr Cacao puro en polvo

375 gr Azúcar

2 Cucharaditas y media de bicarbonato

280 ml Cerveza Guinness (El trago que queda ¡para nosotras! jijiji)

250 gr Mantequilla

2 Huevos L

150 ml Nata 

También podemos añadirle una cucharadita de vainilla, pero yo no lo hice. Quería obtener todo el sabor de la cerveza con el cacao.


Para el frosting:

300 ml Nata para montar muy fría

120 gr Azúcar glas

300 gr Queso de untar, tipo Phipadelphia


ELABORACIÓN: 

1. Precalentamos el horno a 180°.

Ponemos un cazo en el fuego a temperatura media y echamos la cerveza. Calentamos esta y le añadimos la mantequilla. Mantenemos en el fuego mientras se nos deshace la mantequilla, removiendo constantemente para que no llegue a hervir. Apartamos del fuego y dejamos templar un poco.

2. Mientras en un bol mezclamos con unas varillas harina, cacao puro el polvo, azúcar y bicarbonato, hasta que nos quede de un color uniforme. Esto nos indicará que están correctamente mezclados los ingredientes secos.

3. En otro bol mezclamos los huevos con la nata, igualmente con unas varillas.

4. Ahora añadiremos a la mezcla de ingredientes secos la mezcla de huevos y nata. Volvemos a mezclar con las varillas y por último añadiremos la mezcla reservada de cerveza con mantequilla.

5. Mezclar bien para que no nos queden grumos. Engrasamos un molde con un poco de mantequilla y espolvoreamos harina para evitar que se nos pegue. En el fondo y en las paredes del molde.

6. Por último echamos nuestra mezcla de bizcocho en el molde y horneamos durante unos 40-50 minutos. Antes de sacarlo, pincharlo con un palito para comprobar que está hecho. Acordaros de no abrir el horno durante el horneado al menos hasta que hayan transcurrido 3/4 partes del tiempo de horneado, sino corremos el riesgo de que nuestro bizcocho se caiga en el centro.

7. Sacamos y dejamos reposar sobre una rejilla antes de desmoldarlo.

8. Una vez frío el bizcocho, preparamos el frosting y para ello lo primero que haremos será montar la nata, que debe de estar bien fría.

9. A parte mezclamos el azúcar glas con el queso y por último le añadimos la nata montada, mezclándola con movimientos envolventes.

10. Ahora sólo nos queda repartir el frosting por la parte superior de la tarta.


Comments