Tarta dos chocolates con rosas y palitos de choco

Ganache de choco negro y choco blanco.

*Negro:

300 gr Chocolate para postres (a mi personalmente me gusta mucho es de Nestle)

300 ml Nata 


*Blanco

200 gr Chocolate para postres blanco (al igual que como con el anterior, me gusta Nestle)

200 ml Nata


* Ambos Ganaches, yo los he preparado el día anterior, pues recién preparados no podemos utilizarlos, pues aún están demasiado líquidos, pero si los dejamos de un día para otro en la nevera, tendrán la consistencia ideal para untarlos en los bizcochos. Excepto el blanco, que aún así, no tendrá la consistencia adecuada hasta que lo montemos, como ahora os explicaré.


Para ambos ganaches, colocamos la nata en un cazo y llevamos a ebullición. En ese momento retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos hasta que se haya derretido por completo y una vez templado, reservamos en la nevera hasta su uso.

En el caso del ganache de choco negro, sacarlo una media hora antes, mínimo, pues se queda un poco duro para poder untarlo bien.

En el caso del ganache de choco blanco, lo mantenemos en la nevera hasta su uso, ya que vamos a montarlo y para ello deberá estar bien frío.


Almíbar

350 ml Agua

5 Cucharadas soperas de azúcar (Yo he utilizado uno que venden en Lidl de Vainilla Bourbon, de la marca Deluxe)


Ponemos un cazo en el fuego con el agua y el azúcar. Removemos y dejamos hasta la ebullición, dejándolo 2 minutos y retiramos del fuego. 

Tendremos que dejar enfríar por completo para poder utilizarlo, asíque recordar hacerlo con antelación.


Ingredientes y elaboración del bizcocho:

☼ Para esta tarta he utilizado un molde de 21 cms de diámetro.

☼ También he utilizado1 bizcocho del que he dividido la masa antes de hornear para sacar dos, uno de vainilla y otro de chocolate, y así hacerle un dibujo a cuadros interior y darle a la vez más altura.


250 gr Aceite de girasol

250 gr Azúcar glas*

100 ml Leche desnatada

4 Huevos M

375 gr Harina de repostería

1 Cucharadita colmada de levadura en polvo

5 Cucharaditas de Vainilla Bourbon en Pasta de Home Chef

30 gr Cacao puro el polvo Valor

Palitos de chocolate para decorar (He utilizado dos cajas de palitos de choco de Mickey, que la misma caja es una hucha luego para los peques!!)


* Acordaros de que en la Thx, podemos hacer azúcar glas, como ya os conté.



Precalentamos el horno a 180°.

Si tenéis algún tipo de máquina para hacer la mezcla del bizcocho, como Thx, Kitchen Aid, o Batidor de varillas, podéis poner todos los ingredientes juntos, excepto la Vainilla y el Cacao, en el bol y batirlos hasta que estén bien mezclados y no nos queden grumos.

Yo he utilizado la Thx, a una velocidad 3.5.

De lo contrario, deberéis mezclar primero el aceite con el azúcar, añadir los huevos uno a uno, incorporar la leche y por último, harina y levadura mezcladas previamente.


Con estas cantidades de ingredientes, os dará aproximadamante 1.100 kg, que dividiremos en dos partes iguales. En una añadiremos la Vainilla y en la otra el Cacao.


Untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla, tanto la base como los laterales y lo espolvoreamos con harina. 

En cada molde echamos una mezcla, de esta manera en una mitad añadimos la Vainilla y en la otra mitad el Cacao puro, y horneamos durante unos 25-30 minutos, cada uno.

Recordar, como siempre os digo, que de un horno a otro, pueden variar un poco los tiempos de cocción.

Y nunca abrir el horno hasta que no haya transcurrido al menos 2/3 del horneado.


Una vez horneados ambos bizcochos, los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar, así evitamos que se nos rompan al separar el molde del bizcocho.


Cuando ambos bizcochos ya no estén calientes, los cortarmos en tres círculos iguales. Y con esta parte deberéis ser ¡muy exactos!, pues si no, luego ¡no casaran unos con otros!!

Para hacer los cortes, para el más grande yo he utilizado un tazón, que he colocado sobre el bizcocho, presionado un poco sobre el, y ya tenemos la marca hecha, por donde debemos cortar con un cuchillo con un poco de sierra y en vertical. Que no se os incline el cuchillo en el corte o luego ¡no casarán!.

Y para hacer el corte más pequeño, he utilizado un cortador redondo de galletas, más pequeño que el tamaño normal.

Una vez listos los cortes, los intercalamos unos con otros. 


De esta manera, cuando hagamos el corte de la tarta, el resultado interior será como un tablero de ajedrez

Una vez listos, los empapamos con el almíbar. Yo suelo utilizar para ello una cuchara y voy repartiendo el almíbar poco a poco por todo el bizcocho llegando bien a los bordes. A mí me resulta más cómodo y fácil así, pero podéis hacerlo como mejor os acomode.

Ahora untaremos la base que vayamos a utilizar para poner la tarta, con un poco del Ganache de Choco negro, para que luego no se nos mueva a transportarla, cortarla,....

Colocamos el primer bizcocho en la base boca abajo, como siempre, dejando la parte mas bonita hacia arriba, tanto el bizcocho de abajo, como sobretodo el de arriba, y le damos una capa generosa de Ganache de Choco negro.

Después colocamos el segundo bizcocho encima y le volvemos a aplicar sobre este una capa de Ganache de Choco negro.

Por último, cubrimos toda la tarta con el mismo ganache, alrededor.


Ahora sólo nos queda decorarla con las rosas y los palitos de choco.

Asíque con paciencia, colocamos los palitos uno a uno alrededor de la tarta.

Puede que los palitos queden más altos de lo que os gustaría, como me ocurrió a mi, asíque con un cuchillo liso completamente, muy despacio y sobre todo mucha paciencia, ir cortando la parte que os sobra y colocándolos alrededor.


Por último, vamos a hacer las rosas y para ello, sacamos el ganache blanco de la nevera y lo montamos como si se tratase de nata. Veréis que queda igual que la nata montada.

Lo metemos en una manga pastelera con la boquilla 1M de Wilton y vamos realizando las rosas alrededor en la parte superior de la tarta.

Para hacer las rosas, colocamos la boquilla en vertical sobre la tarta y presionando poco a poco y sin soltar ,vamos girando de dentro hacia afuera en el sentido de las agujas del reloj.

Repitiendo esta operación con cada rosa que hagamos.

Alrededor de estar podemos ir haciendo pequeños picos con la misma boquilla, para rellenar los huecos que nos puedan quedar o no queramos rellenar con las rosas.

Para rematar esta fantástica tarta, le ataremos alrededor un lazo bonito, que a la vez que hará de sujección para los palitos, sobre todo si vais a trasportar, hará que la tarta sea más bonita aún.


Para conservarla, os recomiendo que la mantengáis en la nevera, sacándola de esta una hora antes de consumirla, pues contiene nata y podría ponerse mala y más aún, ahora con las temperaturas que empezamos a tener.

Yo la terminé de montar el sábado por la noche y al día siguientes la saqué de la nevera, justo cuando nos sentamos a comer, para cuando llegó el momento del postre, la tarta estaba en su punto justo de temperatura y muuuy jugosa!

Comments