PAN DE ESPIGA

Ingredientes:

275 gr de harina de fuerza y poco más para espolvorear la bandeja y el pan por encima)

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra

180 ml de agua templada

1 sobre de levadura de panadería (lo podéis encontrar en tiendas como Carrefour y también de repostería)

1 cucharadita de sal

Sal escamada (para espolvorear)

Elaboración tradicional:
Ponemos en un bol la harina, sal, levadura, aceite y agua. Con una cuchara de madera removemos bien hasta que se vaya formando una masa, entonces espolvoreamos la mesa de trabajo con harina y la sacamos. Formamos una bola remetiendo hacia abajo y comenzamos a amasar haciéndola rodar por la mesa con la palma de la mano durante 10 minutos.

Volvemos a hacer una bola remetiendo hacia abajo y con un dedo enharinado presionamos suavemente en la bola, si la masa está lista recuperará la forma, si por el contrario no la recupera, debemos de seguir amasando un poco más.

Después volveremos a hacerla rodar sobre la mesa, mientras vamos estirando hacia los lados según la hacemos rodar, para darle forma de barra.

Espolvoreamos un poco de harina sobre la bandeja que vayamos a utilizar para hornear y dejamos sobre ella la barra de pan.

Cogemos un trozo de film de cocina y lo untamos por un lado con un poco de aceite y lo colocamos sobre la barra de pan (lo untamos con aceite para que luego podamos despegarlo de la barra).

En este momento yo suelo encender el horno y coloco la bandeja al lado de la puerta para que la temperatura cálida que desprende el horno ayude a doblar el volumen de la masa.
 

Una vez lista, le quitamos el film y con unas tijeras vamos dándole la forma de espiga que es muy sencilla. Si no queréis darle forma de espiga, no hay problema, nos saltamos este paso y ¡listo!

Pero si queréis dársela, hacemos cortes colocando las tijeras de manera horizontal sobre la barra, para que al hacer el corte nos quede como un pico que echaremos hacia un lado y el pico del siguiente corte hacia el otro y así sucesivamente (con 4 ó 5 cortes en la barra serán suficientes), pero ¡cuidado!... sin llegar a cortar todo el trozo, pues debe quedarse una zona sin cortar abajo para que se sigan manteniendo toda la barra unida.

Seguidamente le echamos un chorro de aceite por encima, un poco de sal de escamas y espolvoreamos un poco con harina por encima.

Ahora pulverizamos el horno con agua, pues esto ayudará a que la masa se haga por igual y nos quede una corteza más crujiente.

Metemos la bandeja en el horno, que ya tenemos precalentado a 200º, dejándola hornear 30 minutos. Aunque como siempre os digo, controlarlo, porque el tiempo puede variar un poco de unos hornos a otros.

Elaboración con Thx:

Ponemos todos los ingredientes juntos en el vaso (harina, sal, levadura, agua y aceite) y programamos Vaso cerrado, 5 minutos, Velocidad espiga.

Con esto conseguiremos que la Thx nos haga el amasado y una vez termine, sólo tendremos que espolovear la mesa con harina, colocar sobre ella la masa y darle forma de barra de pan, haciéndola rodar a la vez que vamos estirando de ambos extremos.

A partir de aquí los pasos son los mismos a seguir que como en la Elaboración Tradicional.

Comments