kANELSNEGLE CARACOLAS CANELA

Ingredientes para la masa:
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente (esto significa que cuando presionemos con un dedo sobre ella, se hunda)
60 gr de azucar blanca
300 ml de leche
500 gr de harina de fuerza
1 sobre de levadura de panadería (11 gr)
1/2 cucharadita de sal
 
Ingredientes para el relleno:
140 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharadas colmadas de canela
60 gr de azucar blanca
1/2 cucharadita de sal
También necesitaremos:
1 Huevo para pintarlas
Azucar glas para espolvorear por encima

Esta receta voy a explicaros como podéis hacerla con y sin Thx.

Elaboración:

Colocamos la mantequilla junto con el azucar en un bol y batimos. Cuando ambos ingredientes estén integrados, le añadiremos la leche y volveremos a batir.

Ahora incorporamos la harina junto con la levadura y la sal. Con una cuchara de palo vamos removiendo para que todos los ingredientes se mezclen, el resto lo haremos con las manos e iremos viendo que se nos forma una bola de masa, que sacaremos del bol y colocaremos sobre la encimera espolvoreada de harina. Ahora con mucha paciencia amasaremos durante 10 minutos. Notaremos que la masa se vuelve elástica. Esto significa que cuando vayamos a estirarla, notaremos que intenta volver a su sitio, pero si seguimos insistiendo en estirarla, ¡lo lograremos! Pero por ahora simplemente amasamos y dejamos reposar una media hora o hasta que doble su volumen, dentro de un bol tapado con un paño.

Si disponéis de amasadora, podéis utilizarla, esto os ahorrará tiempo, pasando de los 10 minutos de amasado a 5 y sin manos!
Cuando haya doblado su volumen, espolvoreamos la encimera y sacamos la masa del bol. Con un rodillo untado en harina, para que no se nos pegue a la masa, iremos estirando esta hasta formar un rectángulo de medio centímetro de grosor
 
Una vez listo, prepararemos en un momento el relleno, que es lo que le dará ese sabor tan bueno, y para ello mezclaremos la mantequilla, el azucar, la canela y la sal. Después, lo untaremos sobre nuestro rectángulo de masa, pero un lateral del lado más ancho, no lo untaremos hasta el borde, dejamos un par de centímetros, para poder pegarlo luego.
A continuación lo enrrollamos por el lado más ancho.
Y sin más, vamos cortando en rodajitas de unos 2 cms de ancho, que iremos colocando sobre una bandeja forrada de papel de horno. Cuando vayamos a colocarlas sobre la bandeja, coger el extremo final y colocarlo por debajo de la caracola, de esta manera al hornear evitamos que se desenrrolle (en la foto de abajo, podéis verlo). Las untamos con el huevo batido y las espolvoreamos con el azucar glas y ahora sólo nos que dejarlas reposar unos 30 minutos más, para que denuevo doblen su volumen. (Dejarlas un sitio templado. Yo suelo encender el horno en este momento y coloco la bandeja al lado de la puerta de este)

Mientras precalentamos el horno a 200°, arriba y abajo, y cuando vayamos a meterlas, bajaremos la temperatura a 180°. Sólo tendremos que hornearlas unos 15-20 minutos.

 

Elaboración con Thx:

Ponemos la mantequilla en el vaso y añadimos la leche y el azucar, mezclando 15 seg/vel 2.

Incorporamos la harina, la levadura y la sal y amasamos 5 min/vaso cerrado/vel espiga.

Una vez amasado, dejaremos reposar en el vaso durante 30 minutos o hasta que la masa doble su volumen.

Retiramos la masa del vaso, espolvoreamos la encimera con harina y formamos una bola sobre esta, para darle forma de rectángulo con un rodillo, y dejando un espesor de medio centímetro.

Sin lavar el vaso, ponemos el azucar, mantequilla, sal y canela y mezclamos 20 seg/vel 3.

Untamos la masa con el relleno, dejando un lado sin impregnar de ella, para luego poder cerrar.

Enrrollamos por el lado más ancho y cortamos rodajitas de unos 2 cms de ancho, que iremos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel.

El extremo de la caracola, lo pasamos por debajo de esta para que no se desenrrolle al hornearlas (como en la foto de arriba).

Las untamos con huevo batido y espolvoreamos con azucar glas para dejar reposar una media hora más, y vuelva a doblar su volumen. Acordaros de dejar espacio entre unas y otras.

Podéis dejarlas a lado de la puerta del horno, mientras este se precalienta a 200°, ya que necesitan un lugar templado para crecer la levadura.

Metemos en el horno que en ese momento bajaremos de temperatura a 180° y horneamos unos 15-20 minutos.

Una vez en el horno, no las perdáis de vista, porque enseguida cogerán color y estarán listas! Y ese será el momento de ir preparando un buen vaso de leche, para acompañar a estas ¡"delicias deliciosas"!

Comments