Ensalada de remolacha asada con pomelo

Ingredientes y elaboración:

3 Remolachas de tamaño pequeño

1 Pomelo

Unas hojas de romero

Un trozo de Queso de Villalón (Se trata de un queso fresco elaborado con leche de oveja, producido en Valladolid, que a mí personalmente es el queso fresco que más me gusta. Yo suelo comprarlo en la sección de embutidos de Hipercor, al peso)

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre de vino tinto

Sal

Pimienta


Lo primero que haremos será asar las remolachas y para ello encendemos el horno con calor arriba y abajo, a 200°.

Cortamos los tallos con las hojas y el rabito que nos queda abajo, reservando las hojas de la remolacha.

Colocamos las remolachas en una fuente apta para el horno y las añadimos una pizca de sal, un chorrito de aceite y unas hojas de romero. Tardarán en hacerse unos 40-50 minutos, si son pequeñas. De no ser así, podemos cortarlas en dos trozos, para que no tarden tanto en asarse.

Cuando estén listas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar en un plato. 

Cuando hayan perdido el suficiente calor para poder manipularlas, las quitamos la piel, cortamos en rodajas finas y reservamos. De esta manera, terminarán de enfriarse antes.


Mientras, cortamos el tallo de las hojas de la remolacha, no lo queremos, y lavamos las hojas para colocarlas en el plato donde vayamos a servir la ensalada, alrededor.

Pelamos el pomelo y lo cortamos en rodajas también, como hemos hecho con la remolacha. Lo vamos disponiendo en el plato sobre las hojas. Colocamos las rodajas de remolacha y por último unos taquitos de queso Villalón.


En un bol mezclamos el aceite, vinagre, sal y pimienta, removemos bien para que se integre el vinagre con el aceite y aliñamos al gusto nuestra ensalada.


Si no vais a consumirla en el momento, mantenerla en la nevera.

Comments