Brownie de oreo

Ingredientes:

150 gr de mantequilla

180 gr de chocolate negro para postres

3 huevos enteros y 2 claras

Extracto de vainilla o las semillas de una vaina de vainilla

160 gr de azucar blanca o moreno (en esta ocasión he utilizado azucar moreno, pero perfectamente se puede usar azucar blanca, lo única diferencia es que el azucar moreno le da un toque distinto, por su sabor parecido al caramelo)

3 cucharadas de harina normal

Sal

Galletas oreo

Elaboración:

Lo primero que haremos será poner un cazo a fuego suave en el cual echamos la mantequilla para que se derrita. Cuando esté lista, la retiramos del fuego y le añadimos el chocolate. Removemos poco a poco para que con el propio calor de la mantequilla se funda, y reservamos.

En un bol a parte, ponemos los 3 huevos y las 2 claras. Batimos (podemos hacerlo perfectamente a mano con unas varillas) hasta que salga espuma. Pues necesitaremos esta espuma para darle aire al bizcocho, ya que no lleva levadura. Añadimos el azucar y la vainilla poco a poco para no perder las burbujas que han creado los huevos al batirlos. En el caso de utilizar una vaina de vainilla, le damos un corte en el centro y a lo largo, abrimos y con el cuchillo vamos rebañando las semillas y las incorporamos al bol.

Añadimos el chocolate mezclado con la mantequilla poco a poco y por un lado, para no perder igualmente, las burbujas. Mezclamos y añadimos la harina y la sal. Lo removemos con una cuchara, con movimiento envolvente y disolviendo bien la harina.

Y seguro que pensaréis ¿porque sal a un bizcocho dulce?, creo que lo comentamos un día, pero nunca biene mal recordar...... Es simplemente por que la sal abre las papilas gustativas y de esta manera nos permite saborear más los alimentos.

Ahora sólo nos queda añadir las galletas. Podemos partirlas en trozos si son del tamaño grande-normal y en el caso de que las tengáis de las pequeñitas, que es lo que me ocurrió a mí, echarlas enteras.

Forramos un molde con papel de horno y volcamos la masa sobre el.

Lo metemos en el horno a 180º, durante unos 20 minutos.

Cuando esté listo, lo sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar.

Para presentarlo y ¡comérnoslo! podemos prepararlo de dos maneras.....

Cortar en trozitos y espolvorear con azucar glas o.....

¡Ahora viene lo mejor! ....

Desmenuzamos un trozo sobre una copa o bol. Las aplastamos bien para hacer una capa y preparamos un delicioso frosting de queso, mezclando queso mascarpone con azucar glas (a gusto dependiendo de los dulce que los queramos) y unas gotas de esencia de vainilla. Mezclamos, lo colocamos encima del bizcocho y por último colocamos unas fresas cortadas en trozitos

Comments