Bizcocho de corazones

Ingredientes para el bizcocho:

♥ 4 Huevos L a temperatura ambiente. No pueden estar nada fríos.

♥ 110 gr Azúcar

♥ 1 Cucharada de azúcar vainillado

♥ 130 gr de harina de repostería, que en este caso vamos a tamizar previamente para evitar grumos, puesto que luego esta masa vamos a utilizarla para hacer los corazones con la manga.

♥ 1 Pellizco de sal

♥ Y mantequilla para engrasar los bordes del molde.

♥ Papel vegetal para hornear

♥ Colorante alimentario en gel o pasta de color Rojo

♥ Biberón con boquilla o manga pastelera. En ambos casos utilizaremos una boquilla del nº2 ó 3. Dependiendo del tamaño que le deis a los corazones. Yo he utilizado biberón y la boquilla que trae es como un nº2.


Ingredientes para el relleno:

♥ Nata para montar. Yo he utilizado una nata que me recomendó estas Navidades Sonia para el Roscón de Reyes, de El dulce blog de Noraa (que si aún no conocéis, ¡estáis perdiendo el tiempo! porque sus tartas son increíbles! y ella encantadora!) y que venden en Dulces con Arte, asique os la recomiendo 100%, porque es increíble, a mí me ha encantado!.

♥ Fresones, que ya podemos encontrarlos en algunas fruterías.


Elaboración:

Lo primero que debemos hacer es encender nuestro horno, como siempre calor arriba y abajo y, a una temperatura de 180°.


1. Cogemos un trozo de papel vegetal y lo recortamos con la forma de nuestro molde. Con un lápiz nos dibujamos en el papel los corazones. Una vez listos, pondremos en la base del molde un poco de mantequilla en las esquinas para pegar nuestro papel dibujado, ¡con el dibujo hacia abajo!. Como este papel es muy fino y transparente, no tendremos problemas en ver los corazones y así evitamos que nuestro bizcocho se impregne de pintura del lápiz.

2. Ahora lo que haremos será preparar la masa del bizcocho y para ello ponemos en un bol los huevos, ambos tipos de azúcar y la pizca de sal. Debemos de batir los suficiente hasta que lleguen a triplicar el volumen los huevos y veamos que la masa que se nos forma haya clareado. Entonces añadimos la harina muy bien tamizada ya que la vamos a mezclar con los huevos, con una cuchara mediante movimientos envolventes hasta que no nos queden grumos de la harina.


Si queremos hacerlo con la Thx, podremos la mariposa en las cuchillas y añadimos los huevos con ambos tipos de azúcar y programamos 6 min, 37°, vel 4. Cuando termine, volveremos a programar 6 min, sin temperatura y vel 4. Por último añadiremos la harina y sal  y programamos 4 seg, vel 3.


3. Una vez preparada la masa, separamos un poco en un bol y lo teñimos con el colorante. El resto de la masa la reservamos. Una vez cogido el color (acordaros que durante el horneado siempre pierde un poco de color), metemos esta mezcla en un biberón o en una manga con boquilla, como más rabia os dé. Yo he utilizado biberón.


4. Con paciencia y cuidado colocamos nuestra boquilla sobre el papel que tenemos preparado sobre la base del molde con los corazones dibujados y sobre estos vamos dibujando para que nos sea más fácil realizarlo.

Una vez dibujados todos, metemos la base del molde en el horno unos 2-3 minutos. Estar pendientes, porque al ser una capa muy finita la que hemos echado para hacer los corazones, se nos pueden quemar enseguida. Asíque en cuanto veamos que están, los sacamos. 


5. Untamos el borde del molde con mantequilla y lo colocamos sobre la base. ¡Con cuidado! la base ¡quema!, acabamos de sacarla de horno!. Y ahora sí, echamos por encima el resto de la masa que teníamos reservada y metemos en el horno unos 15-20 minutos. Pero como siempre os digo, ¡estar atentas! que de un horno a otro pueden variar los tiempos de cocción. Asique cuando nuestro bizcocho comience a dorarse y hayan transcurrido al menos 2/3 del horneado, podremos comprobar si está listo para sacarlo. Antes no se os ocurra abrir la puerta del horno, pues corremos el peligro de que nuestro bizcocho "se caiga".


 6. Una vez fuera del horno, dejaremos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar. Lo colocamos boca abajo sobre una superficie lisa, (yo lo hice sobre una bandeja de hornear fría) y con cuidado vamos despegando el papel vegetal. Pero...¡con mucho cuidado! Para que no se nos vengan los corazones con el papel.


7. Como os he dicho antes, al hornear siempre se pierde un poco de color. Si os ha ocurrido esto, podéis disolver unas gotas del colorante en agua y con un pincel pequeño, aplicarlo sobre los corazones. Así conseguiréis un rojo maravilloso de San Valentín!.


8. Como nuestro bizcocho ya no está caliente, podemos comenzar a montar la nata con la que lo rellenaremos. Podemos hacer el bizcocho entero o bien cortarlo en trozos individuales. En ambos casos, cortamos el bizcocho en dos capas y rellenamos con la nata y los fresones cortados en láminas.



Comments