Terapia Neural Huneke

INTRODUCCION

REGRESAR BIOCELMEX

REGRESAR BLOG TERAPIA NEURAL

Cuando los hermanos HUNEKE realizaron su primera curación con procaína, lejos estaban de saber la magnitud de su descubrimiento, aún cuando algo en su interior, sobre todo de Ferdinand, les gritaba lo contrario.

Invaluable y trascendente ha sido la labor editorial y de enseñanza del Dr. PETER DOSCH, a pesar que la mayor parte de su tarea la realizó en Alemania Democrática, con las limitaciones que ello implicaba. Su libro de texto  de la terapia neural, con más de veinte ediciones, todavía no ha podido ser sustituido, y no lo será por muchas razones, la más importante: la cantidad y calidad de su contenido que lo hace único.

Tampoco  imaginaron  la expansión de su método y, quizás mucho menos, los alcances que tendría en el mundo  hispano parlante, con el gran apostolado del Dr. Germán Duque Mejía, desde su hacienda de  “Los robles” en Popayán, Colombia.

De ninguna forma el camino ha sido fácil, sobre todo en un mundo donde la validez de las cosas se rige por su complejidad, y por su valor pecuniario. Con un sistema que esta basado en la sencillez de la vida; si a los procesos vitales les pudiéramos llamar sencillos. De su valor económico, mejor ni hablamos, increíblemente económicos para los beneficios que aporta. Y cuando a  los grupos financieros que están por detrás de las grandes transnacionales farmacéuticas no les aporta ningún beneficio, simplemente no les interesa invertir en gastos de “investigación científica”, ya sea realizados por ellos mismos o como respaldo a los gastos de investigación universitaria o de alguna institución dedicada a este rubro.

Sin embargo, como suele suceder, la simpleza de la verdad se impone, por encima de cualquier otra circunstancia o interés egoico, y aquello que parece estar en su contra se convierte en su mejor aliado: el tiempo.

Tal es la trampa del reconocimiento, que sus mismos próceres se han visto involucrados en ella, sin entender todavía que la verdad es por si misma y no persigue ningún otro fin.

Las estadísticas que se conservan en  75 años de su existencia son muy contundentes en los beneficios que ha otorgado a los enfermos que se han acercado a ella. Mas, de que sirven las estadísticas para aquel que busca afanosamente su curación del ciento por ciento de sus dolencias, cuando el cayó en el uno por ciento negativo.

Son innegables los avances de la medicina a la par de los avances tecnológicos. Pero también innegable es el hecho de lo inaccesible que resulta para la mayoría de personas de nuestros pueblos latinoamericanos. ¿De qué les sirve tanto avance?, si todo ello esta tan lejos de sus posibilidades, como la luna misma, aún con toda su belleza.

 Es allí donde una terapia como esta se vuelve invaluable. No sólo por su indiscutible cualidad curativa, sino, también, por su accesibilidad para todos los estratos socioeconómicos; como se ha demostrado en los países latinoamericanos, donde se aplica hace más de treinta años.

 

DR VICTOR CHAVEZ  JARQUIN